¿Bellinger con Yankees, Ohtani con Dodgers? ¿Qué opción es mejor para los siete agentes libres Top de MLB?

play
Shohei Ohtani será el foco de atención en la próxima agencia libre de la MLB (3:42)

Terminada la temporada, comienza el béisbol de escritorio. Guillermo Célis y Enrique Rojas hablan de la agencia libre y arriesgan si Thtani cambiará de equipo o seguirá con los Angels. (3:42)

Uno de los mejores y más codiciados hombres en este juego, Shohei Ohtani, encabeza la agencia libre de este año. Nuestros expertos comparten sus sugerencias sobre los equipos que deben firmar a estos peces gordos.


El día después de que los Texas Rangers ganaran su primer título de Serie Mundial en la historia de la franquicia, 130 jugadores se convirtieron en agentes libres con el inicio de la temporada baja de beisbol.

Si bien la clase de agentes libres de este año no tiene tantos nombres importantes como la del año pasado (cuando jugadores como Aaron Judge, Jacob deGrom, Justin Verlander, Carlos Correa, Trea Turner, Xander Bogaerts y Dansby Swanson estaban en el mercado), uno de los mejores y más codiciados hombres en este juego, Shohei Ohtani, encabeza el grupo de este año.

¿Quiénes son los otros agentes libres a los que hay que prestar atención cuando comieza la temporada de estufa caliente? Le pedimos a los expertos de ESPN MLB, Bradford Doolittle, Buster Olney, Jeff Passan y David Schoenfield que dieran sus mejores sugerencias (o las clubes en los que más les gustaría verlos) para los agentes libres más importantes de esta temporada.

Shohei Ohtani, SP/DH (29 años)

Doolittle: Los Ángeles Dodgers. Todo el tiempo he pensado que firmaría con los Dodgers, y sospecho que ésa es la posibilidad más fuerte. Los Dodgers se limitaron en la maximización de su roster el año pasado para mantenerse lo suficientemente flexibles para esta búsqueda. Así que voy a ir con ellos, aunque podría ver a los San Francisco Giants o los Seattle Mariners, incluso a los Rangers, saltando a esta carrera. Pero creo que los Dodgers encajan perfectamente con Ohtani, con su historial de trabajar con lanzadores abridores, la disponibilidad que tienen en el puesto de Bateador Designado y el hecho de que siempre ganan, sin mencionar la continua visibilidad de Ohtani en el mercado de Los Ángeles. En términos de dinero, no hay oferta que los Dodgers no puedan igualar.

Olney: Dodgers. Un amigo de Ohtani dijo que cree que Ohtani ya sabe dónde quiere firmar. Pasará por el proceso, dando um paso atrás mientras su agente negocia y trabaja para obtener los números finales, pero Ohtani conducirá esto. Entonces, tal vez la oferta no importe mucho, siempre y cuando el equipo en el que quiere jugar presente una oferta decente. Y supongo que serán los Dodgers. Una persona en la organización de los Dodgers dijo que el presidente de operaciones de beisbol, Andrew Friedman, está "obsesionado" con Ohtani y que Friedman pondrá a Los Ángeles en posición de contratarlo. Ohtani tendría más sentido, en este momento para los Rangers (tienen una chequera en blanco y tiempo para dejarlo sanar como lanzador), pero creo que Ohtani elige nuevamente al Sur de California.

Passan: Dodgers. Si hay una elección por hacer, es ésta, aunque la ofrezco con un bajo grado de confianza porque hay muchos pretendientes viables para Ohtani. Los New York Mets tienen al dueño más dispuesto a gastar dinero. Los Gigantes tienen la mayor necesidad de un jugador franquicia. Los Boston Red Sox están buscando renovar su roster, y agregar al mejor jugador del beisbol, ciertamente, los ayudaría en eso. A los Rangers les encantaría sumarlo a su equipo de campeonato. Los Toronto Blue Jays y los Chicago Cubs tienen el dinero y la necesidad. Aunque Ohtani no lanzará en 2024 debido a una cirugía en el codo, la gran cantidad de opciones lo convertirá en el primer jugador de $500 millones en la historia del deporte profesional de Estados Unidos.

Schoenfield: Rangers. Mire, aún no sabemos si Ray Davis es la clase de dueño que pisa el acelerador a fondo y sube aún más su nómina, pero sólo quiero poner en papel este potencial lineup:

2B Marcus Semien

SS Corey Seager

BD Shohei Ohtani

RF Adolis García

CF Evan Carter

3B Josh Jung

1B Nathaniel Lowe

C Jonah Heim

LF Wyatt Langford

Ésa podría ser el primer lineup de 1,000 carreras desde Cleveland en 1999. Los Rangers superarían el impuesto de lujo en 2024, pero Martín Pérez ($19.65 millones), Brad Miller ($4 millones), Mitch Garver ($3.9 millones), Ian Kennedy ($2.25 millones), Robbie Grossman ($2 millones) y Jake Odorizzi ($2 millones) están fuera de los libros. Eso es casi 34 millones de dólares. Max Scherzer (son responsables de $23 millones de su salario), Nathan Eovaldi ($17 millones) y Andrew Heaney ($13 millones) son agentes libres después de 2024 (Eovaldi tiene una opción de adquisición), por lo que los Rangers buscarán opciones de rotación de cualquier modo para 2025, cuando Ohtani volvería a lanzar. Pero ese orden al bat sería absolutamente espectacular. ​

Yoshinobu Yamamoto, SP (25)

Doolittle: Red Sox. Yamamoto está escogiendo el momento perfecto para venir. Todos pudieron verlo en el Clásico Mundial de Beisbol y eso fue bastante impresionante, y luego dejó una efectividad de 1.16 en 171 entradas en Japón esta campaña y permitió sólo dos jonrones. Jugó en una liga con una tasa de jonrones mucho más baja que la MLB, pero eso sigue siendo enfermizo. Además de todo esto, hay muchos equipos que necesitan un as de primer nivel en la rotación. Uno de esos equipos es Boston, cuyo nuevo gerente general, Craig Breslow, es un ex lanzador de la MLB y cuyo jardinero izquierdo novato la temporada pasada fue Masataka Yoshida. Tan recientemente como 2022, Yoshida era el máximo bateador de los Orix Buffaloes. ¿El mejor lanzador de ese equipo? Yamamoto, por supuesto.

Olney: New York Yankees. Es posible que hayas escuchado que tuvieron un año malo en 2023, y si miras hacia atrás en la historia del gerente general Brian Cashman, cada vez que se mete en problemas, tiene el mismo reflejo: busca pitcheo, tal vez creyendo que le proporciona el mejor y más rápido impulso. Después de un 2008 difícil, convenció a Hal Steinbrenner para que pagara una cantidad récord por C.C. Sabathia, y luego hizo lo mismo después de que los Red Sox ganaron en 2018, con la firma de Gerrit Cole. Mi apuesta es que con la parte final de la rotación reducida, Nueva York hará un movimiento por Yamamoto.

Passan: Yankees. Si bien es cierto que los Yankees ya tienen una rotación completa, con Cole, Carlos Rodón, Néstor Cortés, Michael King y Clarke Schmidt, la perspectiva de agregar a Yamamoto es demasiado tentadora como para dejarla pasar. No es sólo que hayan tenido un gran éxito con los lanzadores japoneses, como Hiroki Kuroda y Masahiro Tanaka, el último de los cuales es quizás quien más puede compararse con Yamamoto en edad y éxito cuando llegó a la MLB, sino que los Yankees necesitan nombres jóvenes, y obtendrían un jugador en su mejor edad sin tener que sacrificar ningún talento. Construir alrededor del pitcheo abridor no es el tipo de estrategia que adoptan la mayoría de los equipos modernos, pero con una clase débil de bats, es la mejor opción para los Yankees.

Schoenfield: Mets. El nuevo presidente de operaciones de beisbol, David Stearns, bromeó a la mitad en su conferencia de prensa de presentación, diciendo que el objetivo es hacer que el equipo sea lo más competitivo posible en 2024, "al mismo tiempo que se entiende que el objetivo a largo plazo y la forma de ganar una Serie Mundial es tener una competitividad verdaderamente sostenible." Yamamoto cumple con ambos criterios: puede ayudar de inmediato (y los Mets necesitan titulares después de canjear a Verlander y Max Scherzer) y es lo suficientemente joven para anclar la rotación en los años venideros. Los Mets tuvieron un gran éxito con Kodai Senga en 2023 y Yamamoto es aún mejor pitcher.

Cody Bellinger, OF (28)

Doolittle: Yankees. Es el ajuste perfecto, tanto para el swing de Bellinger como en términos de necesidad de jugaodres de posición. Bellinger es un bateador zurdo, demasiado agresivo para ser llamado un tipo que sólo batea extremadamente bien, pero los Yankees necesitan algo de eso. Se ajusta perfectamente a su molde, excepto que también es un atleta excepcional. Comienzas en el jardín con Bellinger y Judge y tienes completa la mayor parte del camino hacia un jardín de élite de dos vías (uno eventualmente reforzado por el regreso de Jasson Domínguez, aunque tal vez no la próxima temporada). Algún día, cuando sea necesario, Bellinger podrá regresar de tiempo completo a la primera base y seguir siendo el jugador bidireccional adecuado en el estadio correcto. Y además de todo, el padre de Bellinger, Clay, jugó para los Yankees durante la era de Joe Torre. Nada más que decir en esta sociedad.

Olney: Giants. Tiene mucho sentido para los Yankees, sin duda, como un bateador zurdo que ha jugado y prosperado en grandes mercados, en Los Ángeles y Chicago. No tendrían que preocuparse por si podrá manejar la presión de Nueva York y si se convertirá en otra versión de Joey Gallo. Pero ha tenido una larga historia de altibajos, y si los Yankees deciden repartir un contrato importante, supongo que será para un lanzador; su inversión en un bateador zurdo será más a corto plazo. Los Giants quieren una estrella y están preparados para hacer todo lo posible para que eso suceda, y podrían vender a Bellinger a sus fanáticos como cabeza de cartel, un ex Jugador Más Valioso que alguna vez jugó para su rival divisional. Bellinger busca la mayor cantidad de dólares aquí y, al final, ése podría ser el equipo que ha tenido problemas para conseguir estrellas que acepten su dinero.

Passan: Giants. Farhan Zaidi, presidente de operaciones de beisbol de San Francisco, tiene una historia con Bellinger: era el gerente general de los Dodgers cuando Bellinger debutó y ganó el premio al Novato del Año. Pero se trata menos de una experiencia compartida que de pura necesidad. Una mirada a la producción ofensiva de los Giants el año pasado y está claro que les vendría bien toda la ayuda posible. Después de dos temporadas brutales, Bellinger pasó la campaña anterior con los Cubs luciendo como el MVP de 2019. Lo más revelador: su tasa de ponches cayó del 27.6 por ciento al 15.6 por ciento, el mínimo de su carrera. Además de sus jonrones, bases robadas y una sólida defensa en el jardín central y la primera base, Bellinger es el tipo de jugador versátil en torno al cual los Giants pueden construir si no ganan la lotería de Ohtani.

Schoenfield: Mariners. Ésta es una posibilidad remota dada su renuencia a contratar agentes libres bajo las ideas del presidente de operaciones de beisbol Jerry Dipoto, pero tienen que observar a los Rangers y pensar: "Tenemos que gastar algo de dinero si queremos competir con ellos" (y contra Houston Astros). Los Mariners necesitan un bat zurdo, a la mitad del lineup y, después de ocupar el segundo lugar en las Mayores en ponches, tal vez uno que ponga la pelota en juego. Bellinger hizo eso en 2023, ponchándose sólo el 15.7 por ciento de las veces. Podría reemplazar a Teoscar Hernández en el jardín derecho, dándole a los Mariners una defensiva estelar, o jugar en la primera base, permitiendo a Ty France deslizarse hacia un rol de bateador designado que los Mariners han tenido problemas para ocupar en los últimos años. Obviamente, conlleva un alto grado de riesgo consideranto lo que bateó en 2021 y 2022, pero algunos ajustes mecánicos ciertamente ayudaron, y esa tasa de contacto es una buena señal para la productividad futura. ​

Aaron Nola, SP (30)

Doolittle: Philadelphia Phillies. Nola no tuvo la mejor temporada regular, aunque tuvo un desempeño bastante bueno en los playoffs. Su trayectoria sigue estando en lo más alto de las listas en términos de durabilidad y volumen, cualidades que deberían atraer mucha atención en el mercado. Sus números fueron peores en 2021 que en 2023 pero, en el medio, disfrutó de una temporada 2022 que estuvo bastante cerca del calibre de Cy Young. Así que tiene cierta variación en sus números, incluso cuando las métricas de sus lanzamientos se mantienen estables, lo que significa que creo que le pagas para que sea más un lanzador en el puesto 2-3 de la rotación, que en la posición 1-2, el tipo de lanzador que salva al staff. Y es difícil ver un equipo en el que encaje mejor que aquel en el que ha estado desde que los Phillies lo seleccionaron séptimo en el Draft de 2014. El presidente de operaciones de beisbol, Dave Dombrowski, ha dicho que retener a Nola es una prioridad, y ésa es una gran razón por la que creo que, eventualmente, se quedará ahí después de una pequeña vuelta por el mercado de agentes libres.

Olney: Phillies. El dueño John Middleton ha demostrado que hará todo lo necesario por la familia de los Phillies, y Nola es familia. Saber que Zack Wheeler será agente libre después de la próxima temporada también impulsará una oferta de los Phillies a Nola, y no creo que valga más para ningún equipo que para el equipo que lo seleccionó. No creo que las ofertas en la agencia libre sean tan sólidas como algunos esperan y, al final, Philadelphia le pagará bien para que se quede en casa.

Passan: Atlanta Braves. Atlanta dará prioridad al lanzamiento abridor en la agencia libre, como debería, con Kyle Wright fuera de actividad para 2024 luego de una cirugía de hombro y la opción del equipo de Charlie Morton declinada. Agregar a Nola a una rotación con Spencer Strider y Max Fried daría un golpe de valor para los puestos 1-2-3 digno del lineup de los Braves. Nola ciertamente encaja con lo que los Bravos priorizan en los lanzadores abridores: bases por bolas bajas, una cantidad alta de ponches y muchas entradas lanzadas. Y aunque su 2023 dejó mucho que desear, sus números esperados no fueron tan aproximados como su efectividad de 4.46. Nola nunca ha sido un tipo material, por lo que para envejecer con gracia, tendrá que depender del control y el comando. Y pasar de un receptor con algunos de los peores números de mascoteo en el béisbol, con J.T. Realmuto, a un equipo con dos catchers de élite para ajustar y presentar pitcheos en Sean Murphy y Travis d'Arnaud solo le corresponderá a él.

Schoenfield: Cubs. Sabemos que cuando los jugadores llegan a la agencia libre, la gran mayoría acaba firmando con un nuevo equipo. Es difícil imaginar que los Phillies no encuentren una manera de volver a contratar a Nola, pero tal vez crean que tienen suficiente profundidad en la rotación con el surgimiento de Cristopher Sánchez, y podrían estar buscando invertir mucho dinero en volver a contratar a Zack Wheeler después de 2024. Mientras tanto, los Cubs están listos para hacer un gran esfuerzo por un título divisional después de perder un puesto de comodín. Su rotación fue la número 14 en las Mayores en efectividad, y Marcus Stroman ejerció su cláusula de exclusión, por lo que tienen que reemplazarlo. El historial de salud, durabilidad y resultados de Nola lo convierte en una apuesta bastante segura, incluso si no tuvo su mejor temporada en 2023. Eso se debió, principalmente, a un aumento en la tasa de jonrones, y su tasa de ponches a cambio de boletos se mantiene excepcional. ​

Matt Chapman, 3B (30)

Doolittle: Milwaukee Brewers. Chapman encaja en muchos equipos: Cubs, Mariners, Blue Jays y quizás los Yankees. Debido a eso y a la relativa escasez de jugadores top de posición en la clase de agentes libres de este año, debería tener un buen desempeño. Milwaukee es una elección molesta, pero me encanta cómo encaja. Chapman le daría a Brewers a alguien capaz de batear en el medio del orden y al mismo tiempo mejorar una defensa que ya es hermética. Milwaukee ya es rico en jugadores de posición jóvenes, pero Chapman realmente no estaría bloqueando a nadie en el sistema. Podría verlo jugando frente a Christian Yelich en algún momento, si Yeli es movido a la primera base para hacer espacio para el exceso de jardineros del club. En cuanto al dinero, obviamente, hay un precio al que los Brewers probablemente no llegarían. Pero hace unos años, estaban listos para causar un doble impacto cuando adquirieron (y pagaron) a Yelich y Lorenzo Cain al mismo tiempo. Éste es un equipo que intenta superar el obstáculo, y conseguir a Chapman es una buena manera de avanzar en esa dirección.

Olney: Cubs. Hay mucha preocupación en la industria sobre la caída del desempeño de Chapman después de un buen comienzo y sus luchas contra las rectas, por lo que será interesante ver si recibe grandes ofertas. Los ejecutivos rivales predijeron que Kris Bryant recibiría menos de $100 millones, y terminó recibiendo más del doble de esa cifra por parte de los Colorado Rockies, lo que hace que uno se pregunte si hay algún equipo que apueste realmente fuerte a que la ofensiva de Chapman regrese. Su defensa proporciona una base sólida de desempeño, y si lo sumas a un cuadro con Swanson y Nico Hoerner, eso haría que los lanzadores en la agencia libre sueñen con subir al montículo para los Cachorros. Supongo que Chicago.

Passan: Mets. La tercera base ha sido un problema para Nueva York desde el retiro de David Wright, y como Brett Baty tal vez no sea la solución y no hay tercera base en el sistema de los Mets cerca de estar listo para las Grandes Ligas, Chapman resuelve un problema inmediato y claro. Además, durante mucho tiempo, Stearns priorizó la defensa del cuadro en su trabajo anterior con Milwaukee, y a pesar de todas las preocupaciones justificadas sobre el bat de Chapman, su guante sigue en óptimas condiciones. Los Mets tienen muchos huecos que llenar, sí, y no es probable que gasten como lo hicieron la temporada baja pasada. Chapman proporcionaría una sólida incorporación a un equipo que está mucho más cerca de ser bueno de lo que indicó su récord la temporada pasada.

Schoenfield: Diamondbacks. Yo desconfiaría de Chapman dada su caída en la segunda mitad (OPS de .663), y las preocupaciones sobre la disminución de la velocidad del bat (solo tuvo un extrabase hacia su propia banda contra lanzamientos de 95 millas por hora o más rápidos) y métricas defensivas que, si bien están todavía por encima del promedio, no son tan de élite como hace unos años. El único equipo contendiente con un espacio obvio en la tercera base son los Diamondbacks. Ocuparon el puesto 27 en las Mayores, en OPS en ese renglón, y obtuvieron poco de Evan Longoria o del suplente Emmanuel Rivera en su racha de postemporada (.200/.237/.255). Podrían llevar al prospecto Jordan Lawlar hacia allí, pero no sé por qué lo sacarían del campocorto (un intercambio de Geraldo Perdomo parece más probable si Lawlar está listo). Chapman llena una necesidad y ha promediado 3.8 de WAR en las últimas tres temporadas.

Blake Snell, SP (30)

Doolittle: St. Louis Cardinals. Me fascina la comparación de los agentes libres Snell y Jordan Montgomery, dos zurdos que tienen casi la misma edad (Monty es 23 días más joven) y hacen las cosas de manera muy diferente. Los Cardinals han dicho que conseguir abridores veteranos es una prioridad durante la temporada baja. Si bien tiene sentido perseguir a Montgomery, con quien están tan familiarizados, Snell podría ser la mejor opción porque es un lanzador de poder puro con el tipo de tasa de ponches que el staff de St. Louis necesita desesperadamente. Snell, que viene con la posibilidad de una victoria en el premio Cy Young, tendrá un mercado sólido, y tal vez los Cardinals sean una elección sorpresiva aquí, pero voy con ellos.

Olney: Cardinals. Sí, estoy de acuerdo con Brad. St. Louis está desesperado por ayuda y parece más probable que pague de más y pase por alto posibles preocupaciones, como la tasa de bases por bolas de Snell. Otros equipos se asustarán con algunos de los números periféricos, pero los Cardinals no están realmente en posición de desdeñar a un zurdo que ha ganado un premio Cy Young y pronto ganará otro, no cuando hay tantos espacios vacíos en su rotación.

Passan: Phillies. Si Nola se va, es poco probable que los Phillies comiencen la próxima temporada sin abordar su rotación. Y si bien podrían hacerlo a través del mercado de cambios (Tyler Glasnow encajaría muy bien, al igual que Shane Bieber) consiguiendo a alguien como Snell, cuyas tasas de ponches y contactos débiles se alinean bien con la defensa por debajo del promedio de los Phillies. encaja bastante bien. Agregue el hecho de que los Phillies cuentan con un bullpen profundo, y eso disipa los temores de que Snell no profundiza en los juegos y se convierta en un problema. Philadelphia no teme a los lanzadores con muchas bases por bolas, especialmente, si tienen el material y la capacidad de limitar el daño como lo hace Snell, con la segunda tasa de ponches más alta y la cuarta tasa de jonrones más baja entre los abridores en 2023.

Schoenfield: Dodgers. Han visto mucho a Snell en los últimos años, y tiene efectividad de 2.59 contra ellos en 13 aperturas de temporada regular, eso sin incluir su infame apertura en la Serie Mundial en 2020. Con la noticia de que Clayton Kershaw se someterá a una cirugía de hombro y estará fuera de actividad hasta el próximo verano (es agente libre pero dijo que quiere seguir lanzando), la rotación de los Dodgers está aún más desordenada que en la postemporada. Necesitan abridores. La inconsistencia y durabilidad de Snell año tras año pueden ser frustrantes, pero el lado positivo (un premio Cy Young con un segundo en camino) es tan alto, que los Dodgers deberían estar dispuestos a correr el riesgo. Claro, Ohtani sería el sueño, pero se puede argumentar que con el futuro incierto de Ohtani como lanzador, tal vez deberían distribuir su dinero entre un par de abridores esta temporada baja. ​

Jordan Montgomery, SP (30)

Doolittle: Rangers. Montgomery encajó tan bien con Texas y desarrolló una relación tan rápida y cercana con el receptor Jonah Heim, que es realmente difícil imaginarlo queriendo dejar a los campeones mundiales. Pero, por supuesto, los agentes libres dejan buenos lugares todo el tiempo porque, generalmente, todo se reduce a la mejor oferta. Los Rangers están dispuestos a gastar, pero la cuestión es que para el próximo octubre podrían tener una rotación que tenga a Scherzer, deGrom y Nate Eovaldi. Eso podría empujar a alguien tan bueno como Montgomery, quien lanzó tan bien en la postemporada de este año, al cuarto puesto. Además, incluso con los Mets pagando una parte considerable de la cuenta de Scherzer, Texas ya está comprometido con mucho dinero en su rotación. Pero quedarse con Monty es demasiado bueno para dejarlo pasar. Digamos que los Rangers regresan a octubre. Podrían tener a Scherzer, deGrom y Eovaldi alineados, con Monty y Jon Gray en roles híbridos detrás de ellos y -sólo, tal vez- Josh Hader esperando detrás del bullpen. Acostúmbrate a esos desfiles, Arlington.

Olney: Rangers. Durante muchos años, el dueño que estuvo más dispuesto a gastar de su fortuna personal, en lugar de hacerlo dentro de las limitaciones de ingresos del equipo, fue Mike Ilitch de los Detroit Tigers, y en los últimos años, han sido Peter Seidler, de San Diego Padres, y Steve Cohen de los Mets. Silenciosamente, Ray Davis de los Rangers se ha unido a ese grupo. A sus 81 años, ha decidido que quiere ganar campeonatos de beisbol y está haciendo todo lo posible para que eso suceda. Como fichar a Marcus Semien y Corey Seager por 500 millones de dólares. Como superar la oferta del resto de la industria por deGrom en aproximadamente un 80 por ciento. Como renunciar a un prospecto importante para negociar con un futuro miembro del Salón de la Fama, como Scherzer, en la fecha límite. Montgomery prosperó con Texas después de unirse a ellos procedente de los Cardinals, y parecía disfrutar mucho trabajando con el coach de lanzadores Mike Maddux y el manager Bruce Bochy, ganando un campeonato. Parece inevitable que los Rangers le den al zurdo todo lo que necesita para volver a firmar.

Passan: Red Sox. Quieren ganar ahora, y si bien han gastado algo en la agencia libre en los últimos años (Masataka Yoshida y Trevor Story fueron firmas de nueve cifras), no tienen dinero comprometido para el pitcheo abridor más allá de esta temporada. Montgomery no sólo es un veterano de la División Este de la Liga Americana, ya que formó parte de los Yankees, sino que además demostró ser un lanzador capaz de llegar a los playoffs, ayudando a llevar a los Rangers a un título de Serie Mundial este año. El nuevo jefe de beisbol de Boston, Breslow, dejó su huella con los Cubs como director de pitcheo, y sabe que si Boston quieren mejorar, complementar su fuerte bullpen con una rotación igualmente robusta es un buen punto de partida.

Schoenfield: Cincinnati Reds. También pondría a los Rangers como favoritos aquí, pero archivaría éste en la categoría de "realmente les vendría bien y sería divertido verlo". Sí, los Reds nunca gastan en la agencia libre (excepto esa temporada baja cuando firmaron a Nick Castellanos y Mike Moustakas), pero tienen un núcleo joven que despierta emoción y un roster atractivamente barato que necesita un veterano como Montgomery que pueda transitar las entradas. Hunter Greene, Brandon Williamson, Andrew Abbott, Graham Ashcraft y Nick Lodolo tienen puntos interesantes, pero ninguno de ellos ha demostrado que pueda pasar una temporada completa y seguir siendo efectivos al mismo tiempo. Los Reds ocuparon el puesto número 25 en efectividad con su rotación y les vendría bien una presencia estabilizadora en el montículo. ¿Espero que la familia Castellini gaste? Por supuesto que no, pero los fanáticos de los Reds pueden esperar una sorpresa. ​