¿Por qué los agentes libres extranjeros están llegando a MLB a firmar grandes contratos?

play
Shohei Ohtani estirando los límites de los posible en la MLB (3:15)

La estrella de los Angels llega esta temporada a los Dodgers para seguir rompiendo esquemas de lo que es un pelotero. (3:15)

¿Por qué los equipos están dispuestos ahora a dar grandes sumas a jugadores que nunca han bateado o hecho un lanzamiento en Grandes Ligas, o a aquellos que regresan de Japón o Corea después de tener problemas en la MLB?


Aunque la agencia libre de MLB se ha movido a paso de tortuga para muchos este invierno, hubo un grupo de jugadores que se beneficiaron temprano: agentes libres que llegaron a las Mayores procedentes de las dos ligas profesionales más grandes de Asia, la Japan's Nippon Professional Baseball Organization y la Korea Baseball Organization.

Liderados por el lanzador japonés Yoshinobu Yamamoto, quien firmó con Los Ángeles Dodgers por un contrato valorado en 325 millones de dólares, los equipos han gastado más de 530 millones de dólares en jugadores que, en la mayoría de los casos, nunca han jugado una entrada en las Grandes Ligas.

Esta clase de pago garantizado era algo inaudito, incluso, hace unas cuantas temporadas bajas. En 2001, Ichiro Suzuki se convirtió en el primer jugador de posición, nacido en Japón, en unirse a la MLB, firmando un contrato de tres años y 14 millones de dólares con los Seattle Mariners. Ajustado a la inflación hoy, ese acuerdo valdría sólo $24 millones para un jugador que seguramente llegará al Salón de la Fama el próximo año.

"Si viniera hoy, firmaría por al menos 150 millones de dólares", dijo un agente. "Probablemente, más".

Entonces, ¿qué ha cambiado? ¿Por qué los equipos están dispuestos a dar ese tipo de suma a jugadores que nunca han bateado o hecho un lanzamiento en Grandes Ligas, o a aquellos que regresan de Japón o Corea después de tener problemas en la MLB?

Según los ejecutivos y agentes involucrados en muchos de estos acuerdos, el mercado de invierno para estos jugadores tardó años en gestarse.

Tecnología mejorada

El mayor cambio en la evaluación de talentos desde que Ichiro firmó su contrato es simple: la facilidad para encontrar información sobre jugadores en ligas de todo el mundo ha mejorado notoriamente.

Anteriormente consideradas como el equivalente a las Ligas Menores, la competencia en las ligas japonesa y coreana (y lo más importante, cómo los equipos rastrean el desempeño) ha crecido exponencialmente y esto ha proporcionado más certeza que nunca sobre los jugadores.

"El mundo se ha encogido", afirmó Rod Blunck, asesor principal de contratos de la Agencia Octagon. "Incluso, hace 10 años el streaming no estaba disponible. Ahora puedes verlo todo".

Aunque pitchers y bateadores en Japón y Corea no se enfrentan a contrapartes con calibre de Grandes Ligas en sus respectivas ligas, el spin rate o release point son los mismos en esas ligas. Los equipos ya no tienen que depender únicamente de estadísticas a nivel de superficie, potencialmente erróneas.

"Los avances en la exploración, especialmente en la tecnología, han aumentado la capacidad de los equipos para profundizar en el talento y las habilidades de esos jugadores como nunca antes", dijo Joel Wolfe, quien representa a Yamamoto. "De los 12 equipos de la NPB, ocho tienen Trackman o Hawk-Eye.

"Cada gerencia de equipo puede ver el análisis de cada lanzamiento, cada apertura, inmediatamente después de que llegan los datos, como si, por ejemplo, Yamamoto o cualquier otro hubiera lanzado ayer contra los Rojos".

Más datos significan más certeza en la toma de decisiones.

Octagon representa al zurdo Shota Imanaga, quien firmó un contrato por cuatro años y $53 millones con los Chicago Cubs el mes pasado. Es posible que Blunck se haya preparado demasiado antes de las conversaciones con el equipo.

"Toda la información que yo tenía sobre Imanaga y que pensé que era tan importante, ellos también la tenían", dijo. "Las mismas métricas que tenemos aquí (en la agencia), las tienen allí. Ahora pueden comparar manzanas con manzanas".

El gerente general de los Cubs, Carter Hawkins, lo resumió de esta manera: "Ahora se pueden medir más cosas. Cuanto más podamos, usaremos esos datos para probar hipótesis. Cuanto más podamos probar hipótesis, más dudas podremos eliminar. Entonces, estaremos dispuestos a asumir más riesgos".

A Wolfe, quien también representa al jardinero Seiya Suzuki y a los lanzadores Kodai Senga y Yu Darvish, se le preguntó qué había cambiado justo desde que Darvish llegó a la MLB procedente de la NPB, firmando un contrato de seis años y $60 millones con los Texas Rangers en 2012.

"Muchas cosas han cambiado en la última década y algunas permanecen igual", dijo Wolfe. "Lo que se ha mantenido igual es la forma en que los equipos valoran culturalmente la historia, los métodos de entrenamiento, la diligencia y la disciplina de los jugadores japoneses. Se sabe que estos jugadores son religiosos con respecto al beisbol. Eso no ha cambiado. Lo que ha cambiado es la tecnología. Ahora podemos medirlo todo".

El efecto del World Baseball Classic

Esta temporada baja, el Clásico Mundial de Beisbol, que comenzó en 2006 y se juega una vez cada tres o cuatro años, también jugó un papel importante. El torneo de 2023 brindó a las directivas de las Grandes Ligas la posibilidad de observar a los jugadores internacionales que normalmente no ven antes de sus respectivas temporadas en el extranjero, en un ambiente de alta presión que dio una buena muestra de lo que los jugadores pueden esperar en la MLB. Y los ejecutivos observaron de cerca cómo brillaban algunos de los mejores jugadores del mundo.

"Simplemente, nos dio una opinión objetiva más completa para integrar los datos", dijo el gerente general de los Dodgers, Brandon Gomes. "Tener ambas cosas ayuda a aumentar el nivel de convicción sobre cuél será el desempeño aquí en las Grandes Ligas. El WBC ayudó con eso".

Fueron solo 7.1 entradas en dos juegos, pero la participación de Yamamoto en el WBC la primavera pasada le dio a los equipos una base para trabajar mientras se acercaba a su temporada base en la NPB. No fue el único que tuvo exposición: Imanaga y el zurdo Yuki Matsui aparecieron en juegos para el equipo de Japón, mientras que el jardinero Jung Hoo Lee cautivó a los cazatalentos y ejecutivos en el torneo, al irse de 14-6, con un porcentaje de embasamiento de .500 para Corea. Todos firmaron acuerdos de Grandes Ligas esta temporada baja.

"Una vez que ocurró el WBC, el mundo entero se dio cuenta del valor de los lanzadores japoneses", dijo Wolfe. "Luego, los ejecutivos lo ven cada vez más cuando van allí y lo experimentan de primera mano".

El jugador que regresa

Uno de los acuerdos de la KBO este año se realizó con un pelotero que jugó en la MLB, pero sin éxito.

"Fue un gran lugar para ir, lanzar un montón de entradas y trabajar en mi repertorio", dijo el nuevo lanzador de los White Sox, Erick Fedde, quien firmó un contrato de dos años y $15 millones en diciembre. "El objetivo era, por supuesto, volver a las Grandes Ligas".

Fedde fue una selección de primera ronda de los Washington Nationals en 2014, pero en 102 juegos de su carrera, incluidas 88 aperturas, compiló una efectividad de 5.41 antes de quedarse sin ofertas contractuales después de la temporada 2022. Ganó $2.15 millones ese último año en Washington antes de firmar con NC Dinos, en la KBO, el año pasado.

Agregó un sweeper a su repertorio justo a tiempo para la temporada 2023, cuando tuvo marca de 20-6, con efectividad de 2.00, en 30 aperturas en Corea. En el lapso de 12 meses, Fedde ganó el MVP y el equivalente de la liga coreana al Cy Young antes de firmar con los White Sox.

Ya sean lanzadores actuales como Fedde, Merrill Kelly y Miles Mikolas, o bateadores del pasado como Cecil Fielder y Gabe Kapler, sobresalir en Japón o Corea ha sido durante mucho tiempo un camino para revivir una carrera en dificultades. Kelly ayudó a los Arizona Diamondbacks a llegar a la Serie Mundial en su quinta temporada después de regresar de cuatro temporadas en la KBO.

"Creo que los equipos comenzaron a ver un impacto tangible antes de Merrill, pero, ciertamente, es otro punto en el espectro, hay un valor real en que los jugadores adquieran experiencias allí y eso se traduce", dijo el gerente general de los Diamondbacks, Mike Hazen.

El gerente general de los White Sox, Chris Getz, dijo que Kelly era, de hecho, un punto de referencia para él en su búsqueda de Fedde, pero que no se comprometió basándose únicamente en los jugadores que lo precedieron. Se le preguntó a Getz si fue el arsenal de lanzamientos de Fedde o simplemente sus números lo que convenció al equipo de que podría tener éxito esta vez en la MLB.

"La combinación de ambos", respondió Getz. "Cuando miras el sistema de proyección y tienes la capacidad de entenderlo mejor, ¿se traducirá? ¿Debería traducirse? Hubo suficiente apoyo allí para sentir que deberíamos ir a buscar a Erick Fedde.

"Era el lanzador más temido de esa liga y los números lo demuestran".

¿Qué sigue?

A través de la tecnología, una mejor exploración y simplemente un juego mejor ejecutado en la NPB y la KBO, los equipos de la MLB están incorporando a esos jugadores a sus propias organizaciones con un ritmo exitoso.

Muchos creen que las preguntas sobre cómo adaptarse mejor a la MLB y a la vida en Estados Unidos ahora han superado a las de si un jugador proveniente de esas ligas puede jugar en las Mayores.

Los análisis no muestran si una dieta estadounidense, jugar en múltiples zonas horarias por primera vez o simplemente vivir en un país extranjero son situaciones que tendrán un impacto adverso en un jugador. Ahora, las organizaciones de la MLB están mirando hacia el interior para hacer que esa transición sea cómoda.

La primera temporada de Suzuki con los Cubs en 2022 es un buen ejemplo. Sus actuaciones fueron esporádicas y su adaptación a las Grandes Ligas fue lenta. El equipo, el jugador y su agente identificaron su nueva dieta como una preocupación. No era la mejor versión de sí mismo en ese primer año, por lo que atacaron un problema que tenía solución.

En 2023, no fue problema.

"Las infraestructuras de los equipos han mejorado para ayudar a los jugadores de diferentes culturas a asimilar las ciudades, los equipos y el estilo de juego de la MLB", dijo Hawkins. "Lo hemos estado haciendo aquí (en Chicago)".

Pero, sin duda, a los Cachorros y otros equipos les gustaría eliminar ese período de transición tanto como sea posible. ¿Por qué tomarse un año para resolver las cosas?

Wolfe cree que la primera temporada de Senga con los Mets será un modelo para los que vendrán después de él. No necesitó mucho tiempo para aclimatarse, compilando una efectividad de 2.98 en 29 aperturas en 2023. La forma en que los Mets manejaron su transición es otro dato.

"Los jugadores allí (en Japón o Corea) están acostumbrados a una rotación de siete hombres y una zona horaria", dijo Wolfe. "Ese ajuste podría ser la cuestión más importante, pero se puede resolver con dinero, esfuerzo y comunicación".

Los Dodgers, al firmar a Yamamoto para ese gran acuerdo, también abordaron esas preguntas y quedaron satisfechos.

"No nos preocupa que no vaya a hacer la transición de manera efectiva", dijo Gomes. "Y conocer a la persona y de quién se rodea, además de lo que aporta en el montículo, es en gran medida de donde proviene ese nivel de comodidad. Por supuesto, no se puede saber todo".

Y eso también se aplica en el campo. Si realmente hubieran sido manzanas con manzanas, la temporada de Fedde (20-6, 2.00, 209 K) en la KBO se habría traducido en un contrato más grande. Si bien el spin rate y la velocidad se reflejan, ése no es necesariamente el caso para el calibre del jugador al que se enfrenta.

"La competencia no es del todo de Ligas Mayores, pero cada equipo tenía un par de bateadores de ese nivel", dijo Fedde. "No tienen tanta potencia, pero funcionan de diferentes maneras".

Si bien el margen de error al evaluar a los jugadores se ha reducido considerablemente, nunca se tratará de una ciencia exacta.

Pero seguir el dinero ha sido un buen indicador de hacia dónde se dirige el deporte, y equipos desde los Athletics hasta los Dodgers están invirtiendo en nombres que han jugado en la NPB y la KBO. El mundo se dio cuenta este invierno cuando Los Ángeles comprometió más de mil millones de dólares en jugadores que crecieron en el deporte extranjero, el mejor indicativo hasta ahora de cómo está creciendo el mercado.

"Tenemos más cobertura que nunca, desde exploración hasta información y tecnología", dijo Gomes. "Poder desglosar a los jugadores que se están desempeñando bien en cualquier parte del mundo en que se encuentren. Simplemente, hay un mayor nivel de comodidad al hacer inversiones en jugadores que vienen aquí o regresan aquí. Estamos contentos de haberlo hecho".