Los Azulejos de Toronto son 'fuertes en el medio'

DUNEDIN, Fla. - Quizás fue John McGraw quien lo dijo primero. O quizás fue Tim McGraw. Pudo haber sido Rogers Hornsby. O posiblemente Bruce Hornsby. Pudo haber sido Ozzie Smith. O incluso Emmitt Smith.

Pero sin importar quien fuese que haya sido el primero que haya dicho que la clave para ser bueno en el béisbol era tener gran calidad en la parte media del terreno, les tenemos una noticia:

Estos Azulejos de Toronto están totalmente de acuerdo con eso.

Ellos son famosos por su colección de trituradores y golpeadores de pelotas. Pero si piensan que esa es la razón por la que ganan, claramente no los han visto desde hace mucho tiempo.

"Debido al hecho de que hacemos tanto ruido con los bates, todo lo demás queda relegado a la sombra de eso", dijo su receptor Russell Martin. "Pero nuestra defensiva fue suprema. No puedo pensar en otro equipo mejor que nosotros. Kansas City definitivamente estuvo ahí, pero pienso que nosotros estamos ahí justo al lado de ellos".

Eso puede sonar casi como un sacrilegio. Pero preguntemos esto de nuevo: ¿Han visto recientemente a este equipo?

Solo un equipo en el béisbol tiene cuatro titulares en el medio del terreno que terminaron entre los 10 mejores en la votación del Premio de la Biblia del Fildeo la pasada temporada. ¿Adivinen cuál? No fueron los Reales. (Ellos tuvieron tres.) No fueron los Gigantes. (Dos.) No fueron los Cardenales. (Dos.) No fueron los Astros (Otro equipo con dos).

Por supuesto, fueron los Azulejos, con Martin detrás del plato, Kevin Pillar alimentando los archivos de las Joyas Defensivas en el jardín central y el espectacular dúo de dobles matanzas de Troy Tulowitzki en el campocorto y el ridículamente subestimado Ryan Goins en la segunda. Con las consabidas disculpas a cualquier grupo que escojan para nominarlo aquí, no exister otro equipo con una mejor colección de jugadores del medio del terreno que este equipo.

"Y nosotros estamos conscientes de ello", dijo Pillar. "Tenemos un pequeño lema entre nosotros tres [él Tulowitzki y Goins]. Eso es lo que solemos decirnos unos a los otros: 'Fuertes en el medio'".

Es su mantra en el terreno. Y se ha convertido en su mantra fuera del terreno. Ellos hacen sus comidas pre juego juntos, toman sus prácticas tempranas de bateo juntos, e incluso van a recortarse el cabello juntos. Aunque nunca hemos escuchado a alguien decir que una gran defensa comienza en la silla del barbero, bueno, lo que sea que están haciendo, deben seguir haciéndolo.

En un momento, nos divertiremos un poco preguntándoles a estos chicos sobre los otros. Pero primero, tenemos que comenzar con...

Los números

Con la ayuda de Marty Callinan y Jacob Nitzberg de ESPN Datos, intentamos determinar si las métricas están de acuerdo con los votantes de la Biblia del Fildeo de que este es el mejor grupo del medio del terreno en el deporte. Los comparamos con los otros cuartetos élite en Kansas City, San Luis, San Francisco y Houston. He aquí lo que encontramos:

• Carreras Salvadas por la Defensiva (DRS por sus siglas en inglés) (Por posición) - Esta es una métrica hecha por FanGraphs que intenta calcular el número de carreras que un fildeador le salva a su equipo, en comparación con jugador promedio. Si nos vamos por los números totales en el 2015 en las cuatro posiciones del medio del terreno, los Reales (30) y los Azulejos (28) terminaron muy por encima de los demás. El DRS de los otros equipos equipos en esas posiciones: Cardenales 13, Astros 9, Gigantes 2.

• Carreras Salvadas por la Defensiva (Por jugador) - Los números colectivos del año pasado no aplican necesariamente a este año. De los cuatro titulares proyectados para el Día Inaugural para Toronto, por ejemplo, solo Martin abrió toda la temporada pasada en su posición. Hagamos esto de una forma algo diferente. Echémosle una mirada a solo estos jugadores. He aquí el DRS solo para Pillar, Martin, Goins y Tulowitzki (incluyendo sus números en Colorado): 36. El DRS para el cuarteto de Kansas City (Lorenzo Cain, Salvador Pérez, Omar Infante y Alcides Escobar): 25. Además echamos una mirada a los números del año pasado para los cuatro probables titulares de los otros tres equipos. Y nos sale lo siguiente: Gigantes 25, Astros 13, Cardenals 12.

• ZiPS - Finalmente, utilizamos las proyecciones defensivas para cada uno de los cuatro titulares proyectados en cada equipo, según calculadas por el sistema ZiPS de Dan Szymborski. He aquí como quedó ubicado cada equipo en los rankings de Promedio de Carreras Salvadas por la Defensiva para esos jugadores: Azulejos 19.7, Cardenales 16.3, Reales 15.9, Gigantes 8.6, Astros 5.1.

¿Qué nos dicen esos números? Que tenemos razón. Nadie tiene cuatro defensores de impacto en el medio del terreno como los cuatro que abrirán como titulares en Toronto. Pero los números solo nos dicen una parte de la historia, así que les pedimos a los cuatro que se evaluaran a sí mismos. (Y debido a que se unió Josh Donaldson, lo incluímos a él también).

Basta decir que ellos tuvieron algunos pensamientos - y algunas ofertas entretenidas para comenzar. Iniciaremos con...

El jardinero central

Hace un año, si les mencionaban el nombre de Kevin Pillar, apuesto que la reacción más común habría sido: "¿Hablas del viejo Kevin Millar? ¿El 'Vaquero'?" Pero como ha cambiado eso - luego de un año en el que finalmente Pillar recibió su oportunidad de jugar a diario a los 26 años.

En su temporada de salto al estrellato, todo lo que hizo fue quedarse con el puesto titular en el jardín central en Toronto, quedar empatado con la tercera mayor cantidad de Carreras Salvadas por la Defensiva de cualquier jardinero en el béisbol (22, contando su tiempo en el jardín izquierdo), conseguir más Joyas a la Defensiva (14) que cualquier otro jugador excepto Nolan Arenado (17) y conseguir casi el doble de Joyas Defensivas catalogadas como las No. 1 (nueve) de cualquier otro jugador en cualquier posición.

"No existen muchos equipos que puedan tener a Superman en el jardín izquierdo", dijo Martin. "Es sorprendente cuántas carreras puede evitar y cuántos extrabases logra robarse".

"Él es lo más parecido a un "free safety" como en la NFL allá afuera", dijo Donaldson.

"Él es especial", dijo Goins. "Logra atrapar hits como nadie más puede hacerlo".

Tristemente, no existe una estadística llamada Hits Robados. Pero siempre hemos pensado que podemos reconocer un gran jardinero con esta fácil prueba: Si la pelota sale del bate y tu mente dice, "hit," pero cuando miras y ves al jardinero atraparla, eso es grandeza. Pillar tiene esa cualidad.

"Esas son pelotas que, normalmente, cuando salen del bate, uno dice, 'OK, la conectó bien'", dijo Martin. "Pero entonces están las que suenan como, 'Sssssssssssssssss [especie de silbido],' y uno piensa, 'A esa pelota le dieron bien. No le va a poder llegar'. Pero entonces de alguna forma recorre el terreno, y lo próximo que ves, es que está paralelo al terreno y listo para hacer la atrapada".

La opinión de Pillar: "Eso significa mucho para mí, solo tener esta oportunidad y poder aprovecharla. Es algo que siempre sentí que era capaz de hacer. Si me observas cuando juego, yo admito que no soy el más rápido allá afuera o el más atlético, porque existen otros jardineros centrales muy buenos. Pero siento orgullo en que pueda lograr los mejores brincos y tomar las mejores rutas que pueda para llegar a una pelota. Y es grandioso el formar parte de un grupo como este. Nos retamos constantemente para ser mejores y para hacer lo que sea necesario para hacer jugadas, aunque eso implique chocar con una pared, escalar una cerca o zambullirse para atrapar un batazo".

El receptor

Algo gracioso ocurre dondequiera que va Russell Martin: Uno mira a octubre, y ahí está él, detrás del plato en otro partido de postemporada. Ha llegado a playoffs en siete de las pasadas ocho campañas, con cuatro equipos diferentes (Dodgers, Yankees, Piratas, Azukejos). Eso es tanta coincidencia como que las estrellas se ven en el cielo cada noche.

"Él es una máquina", dijo Donaldson.

"Él es todo lo que uno podría pedirle a un receptor", dijo Tulowitzki.

"Probablemente no exista un mejor tipo que pueda atrapar y lanzar la pelota que él en toda la liga", dijo Goins. "Él logra apaciguar el juego de la carrera, sin importar quién esté en el montículo o cuánto tiempo el lanzador le dé. Y eso es algo grande. Cuando nosotros jugamos contra Kansas City el año pasado, incluso en temporada regular. ... Yo realmente no puedo recordar verlos corriendo. Y cuando ellos juegan contra alguien más, es como ver un maratón. Así que debe haber algo especial para poder aguantarlos".

Ningún otro receptor en el béisbol puede aguantar tanto el juego de la carrera como lo hizo Martin el año pasado. De acuerdo con baseball-reference.com, él sacó al 44 por ciento de los corredores que intentaron robarle una base, la mejor tasa en ambas ligas y la mejor de su carrera.

"Lo único que no le había visto antes de jugar con él es la fuerza que tiene en su brazo", dijo Tulowitzki con una sonrisa. "Lo sé ahora - porque yo soy el que recibe sus tiros".

Sin embargo, Martin prefiere enfocarse en su "maña" para liderar y conectarse con su cuerpo de lanzadores, algo que hace tan bien como cualquier otro receptor vivo: "Mi labor más importante es tratar de sacarle lo mejor a cada individuo que esté en el montículo ese día. Y me siento como que tengo una maña para entender las fortalezas y las debilidades de alguien. ... Mucho de eso es instinto. Es sentimiento. Quiero decir, uno puede leer un reporte de escuchas. Pero el bateador también está haciendo sus ajustes allá afuera. Así que es como tocar música jazz. Tiene un cierto ritmo y cadencia. Pero algunas veces, es impredecible. Y yo quiero que mi lanzador, en cierto modo, también sea impredecible".

El campocorto

El cambio más grande en la temporada de los Azulejos, a los ojos del resto del planeta, fue su acuerdo para conseguir a David Price. Pero si le preguntamos a los jugadores de posición, ellos dirían que se sintieron más energizados por el cambio que trajo a Tulowitzki al norte de la frontera que por el de Price.

"Yo siempre pensé que él era como alguien famoso, observándolo cuando me criaba", dijo Pillar. "Y entonces, de repente, lo tengo sentado en el camerino junto a mí. ... Él es un tipo que ya estaba considerado como el mejor en su posición, un tipo que muchos consideraban como grandioso y probable candidato al Salón de la Fama. Pero lo que la gente no sabe es la cantidad de trabajo que hace para lograrlo, como es que él no solo quiere ser grande. Él quiere ser de los mejores. Y casi vendería su alma por ganar una Serie Mundial. Es de lo único que habla".

Desde el mundo exterior, Tulowitzki no recibe suficiente amor por su genialidad a la defensiva. Pero sus compañeros del cuadro interior están asombrados por la cantidad de cosas que puede hacer.

"Cuando Troy llegó, yo dije, 'él tiene una defensiva élite'", dijo Donaldson. "Y el solo hecho de poder verlo, diariamente, fue algo increíble. Recuerdo una jugada. Fue uno de los primeros rodados que le vi atrapar. Fue una de sus patentadas jugadas de correr y lanzar, donde él a duras penas atrapa la pelota con el guante, y acto seguido lanza un cohete hacia la primera base. Y yo me quedé como que, '¿Es tan fácil, huh?'"

"Yo no sé si haya habido algún otro pelotero que haya disputado este deporte, honestamente, que pueda lanzar mejor a las bases que él en medio de una carrera", dijo Goins. "El año pasado, recuerdo que lo estaba molestando. Él se pasada haciendo jugadas hacia su izquierda. Pero nunca hacía el salto en espiral para lanzar. Y yo me la pasaba diciéndole, 'Tengo que verlo. Lo he visto muchas veces en TV, pero tengo que verlo'. Y finalmente en Anaheim, él hizo una especie de versión modificada. Pero yo me quedé como que, 'Ahí está. Tenía que tener un asiento de primera fila para verlo'".

La opinión de Tulowitzki: "Muchos chicos, ellos me han visto haciendo cosas, y ellos quieren que yo haga esas jugadas. Todos ellos quieren verlas. Así que me pedían que hiciera cosas diferentes, así que cuando llegué y casi sentía como que me estaban probando".

En otras palabras, le preguntamos, ¿es como si una multitud en un concierto de Springsteen le pide que toque "Thunder Road" - cuando te dicen: "Haz el tiro en un salto?"

"Oh sí", dijo riéndose Tulowitzki. "Definitivamente".

El intermedista

Ryan Goins no es un nombre conocido. Y no hay forma de saber cuánto él habría jugado la temporada pasada si el intermedista del Día Inaugural, Devon Travis, no se hubiese lastimado. Pero entre la lesión de Travis, los problemas de José Reyes en el campocorto temprano en la temporada y luego la lesión de Tulowitzki, Goins terminó como titular en 120 juegos en la intermedia o el campocorto.

Para el momento en que todo había terminado, sus 11 Carreras Salvadas por la Defensiva en esas dos posiciones, de acuerdo con FanGraphs, fueron más que las combinaciones de dobles matanzas de los Reales, Astros y Cardenales - de forma combinada. En serio.

"Es posible que sea el mejor jugador defensivo en la liga", dijo Martin. "Pienso que él es así de bueno. Es como Roberto Alomar. ... Uno puede ver su habilidad natural y la forma en que lee las jugadas y la creatividad. Como deslizarse con una pierna en el medio del cuadro, atrapar la pelota y lanzar un cohete a la inicial. Es algo impresionante. Tiene un IQ de béisbol demasiado alto. Realmente lo tiene. Es un talent natural. Hace que todo lo que haga luzca demasiado fácil".

Esperen un momento. ¿Acaso lo comparó con Roberto Alomar? ¿Tendrá razón?

"Definitivamente tiene algunas cualidades parecidas a las que tenía Robbie", dijo Pillar. "Él es un artista cuando atrapa la pelota. Tiene esa fanfarronería tranquila y una vistosidad asombrosa cuando ataca los rodados. Y al final, siempre hace las jugadas. Pero es tan bueno haciéndolo que se divierte haciéndolo. No hay demasiados chicos que uno vea haciendo bombas con su goma de mascar mientras se deslizan en el hueco para atrapar una pelota y lanzarla a la primera base".

La opinion de Goins: "Jugar con estos chicos, eso no me eleva solo a mí. Pienso que eso eleva a todo el mundo, eso muestra la ventaja que tenemos con esos jugadores. Esta fila de casilleros aquí mismo, el hecho de que yo esté en el medio de ellos, es algo especial. No todo el mundo tiene la suerte de estar en un equip con cinco, seis, siete superestrellas como nosotros. Y no estoy diciendo que eso afecte mi nivel de juego, pero ver a estos tipos trabajando a un nivel tan alto, uno quiere ser parte de eso. ... Cuando llegué a los entrenamientos de primavera, no sabía si estaba en la postemporada o jugando junto a estos chicos, pero cuando llegué este año, me sentí como si fuera un mejor jugador".

Solo para record, Goins podría ser movido a un rol de 'súper-utility' si Travis vuelve al 100 por ciento a mediados de la temporada. Pero la mayoría del tiempo de juego de Goins será en la intermedia o en el campocorto, así que sin importar como resulte esto, él será parte de la mejor dinámica de jugadores en el medio del terreno en todo el béisbol. Y no subestimen lo que eso significa. Ese viejo refrán de que "tienes que ser fuerte en el medio" no solo un cliché. El mismo ha quedado comprobado por las métricas modernas.

"No hay duda de que eso es cierto", dijo el nuevo gerente de los Azulejos Ross Atkins. "Por un lado, es el lugar más difícil para ser bueno. Así que si estás parado en el medio del diamante, estás parado en un camino excepcional porque los jugadores más atléticos en el deporte juegan ahí. Y la segunda forma de verlo es oportunidades totales. Estos chicos reciben más toques de la pelota. Así que desde esas dos perspectivas, si eres bueno en el medio, eso te hace mejor. Es así de simple".

Pero cuando ves a un equipo como este hacer lo que puede hacer, uno se da cuenta que este no es una simple ecuación matemática. Cuando los Azulejos de Toronto persiguen pelotas en el anillo central de este circo, se trata de la esencia del béisbol en su mejor expresión.

"Sí, es algo divertido de observar", dijo Martin. "Y yo tengo el mejor asiento en la casa".