Brad Wieck, relevista de Padres, se recupera de cirugía por cáncer testicular

El relevista Brad Wieck, de los Padres de San Diego, dijo el miércoles que se sometió a una cirugía por cáncer testicular en enero y que su meta es “estar listo para el final del campamento de primavera para el trabajo que sea que quieran que haga”.

Wieck, de 27 años, hizo su debut en Grandes Ligas con los Padres en septiembre pasado y ponchó a 10 en siete entradas al tiempo que puso efectividad de 1.29.

Wieck entrenaba en Petco Park cuando informó al equipo médico de los Padres durante una revisión que no se sentía bien, lo que llevó al descubrimiento de un tumor canceroso. La cirugía se programó para tres días después.

“Al principio fue duro”, dijo Wieck, de acuerdo al diario San Diego Union Tribune”. “No sabía por qué me pasaba. Soy joven. Usualmente piensas en cosas así más adelante en la vida, que la gente se enferma de cáncer. Es difícil lidiar con eso, pero es lo que hacemos.

“Todo lo que podemos hacer es seguir adelante. No hay razón para sentarse y preguntarse por qué esto o por qué lo otro. Es algo con lo que se lidia y se sigue adelante”, agregó el lanzador.

El manager Andy Green dijo que es razonable esperar que Wieck esté listo para el inicio de la temporada regular.

Wieck ha comenzado a atrapar la pelota a 32 metros de distancia y dijo que se ha sentido bien y que hará lo que los doctores le permitan.

“La mayor parte del campamento de primavera, (Brad) sólo estará en recuperación. Para todos, simplemente estamos contentos de que esté sano”, señaló Green de acuerdo a MLB.com.

“Me siento fuerte. Me dijeron que lo detectamos temprano. Gracias a Dios lo hicimos. El cáncer es algo que da miedo. Dijeron que lo detectaron rápido y que está contenido”, dijo Wieck.

El lanzador dijo sentirse agradecido porque Green entró en contacto con él, al igual que el gerente general A.J. Preller y dos coaches más al considerar que no sólo estaban preocupados por su salud sino por su futuro en el beisbol.

“Me aseguraron que supiera que pensaban en mí y que la organización pensaba en mí. Eso fue grandioso, porque tengo 27 años, apenas llegué a las Grandes Ligas y esto me cae de repente”, indicó Wieck.

“Pensé, ‘¿A dónde irá mi carrera desde este punto?’. Definitivamente me dieron la tranquilidad de que estaban conmigo y que me apoyaban”, finalizó el lanzador.