Fuentes: Rays exploran jugar en Montreal

Getty Images

Los Tampa Bay Rays recibieron el permiso del consejo ejecutivo de la Major League Baseball para explorar un plan en el que jugarían partidos de inicio de temporada en el área de Tampa Bay y el resto del año en Montreal, dijeron a ESPN fuentes familiarizadas con la situación.

Si bien el plan está en su etapa incipiente, los Rays han adoptado la solución de dos ciudades como la más factible para salvar el béisbol en el área de Tampa Bay después de años de intentos fallidos de construir un nuevo estadio en la región, según dijeron las fuentes a Jeff Passan.

Manfred se refirió a la idea de un equipo de Rays de dos ciudades como un proyecto a largo plazo.

La capacidad de jugar partidos a principios de la temporada en Florida impediría la necesidad de un estadio techado, lo que reduciría el costo de un nuevo edificio.

Sobre el regreso del béisbol a Montreal, que perdió a los Expos cuando se mudaron a Washington, DC y se convirtieron en los Nationals antes de la temporada 2005, se ha especulado y tiene un apoyo significativo entre figuras de poder en la ciudad, incluido Stephen Bronfman, el magnate cuyo padre, Charles, era el propietario original de los Expos.

Hace un mes, Bronfman, quien junto con el empresario de Montreal Mitch Garber ha expresado interés en adquirir una participación minoritaria en los Rays junto con el propietario Stuart Sternberg, llegó a un acuerdo con un desarrollador en un sitio en el vecindario Pointe-Saint-Charles de Montreal para potencialmente construir un nuevo estadio.

"Mi prioridad sigue siendo la misma, estoy comprometido a mantener el béisbol en Tampa Bay para las generaciones venideras", dijo Sternberg a través de un comunicado. "Creo que este concepto es digno de una exploración seria".

Según las fuentes, siguen existiendo importantes obstáculos para que el plan se arraigue. Aunque dos ciudades que comparten un equipo no son del todo novedosas, los Expos jugaron 22 partidos como local en Puerto Rico en 2003, y Kansas City y Omaha se dividieron los juegos como local de los Kings de la NBA en la década de 1970, la viabilidad del éxito a largo plazo continúa en cuestión.

El consejo ejecutivo de la MLB, que incluye a Sternberg, no obstante le dio permiso a los Rays para explorar la posibilidad durante las reuniones de propietarios el miércoles y el jueves.

Durante más de una década, los Rays han buscado construir un nuevo estadio en Tampa o St. Petersburg, Florida, donde actualmente juegan en el Tropicana Field. Su contrato de arrendamiento se extiende hasta 2027, y un plan de doble ciudad de Tampa Bay-Montreal también requeriría encontrar un estadio en Florida. El calendario para cualquier posible movimiento depende de si los Rays pueden llegar a un acuerdo en el área de Tampa Bay para un nuevo estadio, dijeron las fuentes.

La asistencia promedio de los Rays de 14,546 es la segunda más baja en las mayores, a pesar de un récord de 43-31. Su nómina del día de apertura de alrededor de $65 millones estuvo entre las más bajas del béisbol. Entre las dificultades para asegurar un nuevo estadio, una escasez de ingresos locales y un pobre acuerdo con la televisión local, otras ciudades consideran a los Rays como un objetivo para la reubicación, una posibilidad en caso de que el plan Tampa Bay-Montreal fracase.

Un acuerdo con Montreal mantendría a los Rays en Florida mientras potencialmente agregaría ingresos significativos a la franquicia. Montreal ofrece una base corporativa sólida para patrocinios y una base de seguidores fervientes que podrían apoyar lo que equivaldría a un plan de boletos de media temporada. Otros equipos podrían objetar a los Rays que ocupan dos territorios geográficos, aunque el apoyo del consejo ejecutivo para explorar la posibilidad, dijeron las fuentes, constituyó un importante paso adelante.

Es demasiado temprano en el proceso, dijeron las fuentes, responder a preguntas tales como cuál sería el nombre del equipo o dónde se realizarían los juegos de playoffs.