'Dodgers están haciendo lo que hicimos el año pasado', David Price

AP Photo/David J. Phillip

BOSTON - "Oye, LA, por si se les olvidó, así se ve el trofeo de la Serie Mundial", es lo que un cartel digital con los Boston Red Sox levantando el Trofeo del Comisionado en el Dodger Stadium, estratégicamente ubicado cerca de la avenida Brookline, proclama a todos los transeúntes de una de las arterias principales de Boston, la cual se cruza con Fenway Park.

Los fanáticos de los Red Sox se ganaron el derecho a su falta de modestia. El año pasado, el equipo más ganador de todo Grandes Ligas les pasó por encima a los New York Yankees, que obtuvieron 100 victorias en la temporada regular, a los campeones de Serie Mundial Houston Astros (103 victorias), y a los seis veces campeones divisionales Los Angeles Dodgers (92 victorias), rumbo a su cuarto título de Serie Mundial en 15 años.

A pesar de su éxito en la temporada regular, la sequía de campeonato de los Dodgers se extendió a 30 años después de que los Red Sox levantaron el trofeo en Los Ángeles en octubre del año pasado, siendo eliminados de la postemporada durante tres años consecutivos por el eventual campeón de la Serie Mundial.

Pero su primer enfrentamiento desde la Serie Mundial del año pasado encuentra a ambos equipos en lugares muy diferentes. Los Dodgers terminaron su candente primera mitad de la temporada con el mejor récord del béisbol (60-32) y una ventaja de 13 juegos y medio en el Oeste de la Liga Nacional. Boston (50-42) está lejos de su ritmo récord de la temporada pasada, luchando por mantenerse en la pelea por el comodín de la Liga Americana.

"Sus abridores han lanzado de manera excepcional. Nosotros, como grupo, todavía no hemos demostrado nuestra capacidad. Y mira a Cody Bellinger, la temporada que está teniendo", dijo David Price a ESPN Digital al abordar el desempeño de ambos equipos en la primera mitad.

"Están haciendo las cosas que nosotros hicimos el año pasado; del jugador número uno al 25 en el plantel. Todo el mundo ha estado involucrado. Eso es lo que los Dodgers han estado haciendo este año y es lo que nosotros esperamos volver a hacer".

Los Red Sox de 2018 ingresaron a los anales históricos como uno de los mejores y más completos equipos campeones de todos los tiempos, terminando una temporada de 108 victorias, donde lideraron a todas las Grandes Ligas no sólo en efectividad (3.75), sino también en promedio de bateo (.268), carreras (876) y hits (1,509), con un récord de 11-3 en la postemporada. Y Price cree que este equipo de 2019 aún no ha demostrado quiénes son.

"El año pasado, hicimos todo de manera excepcional. Ya fuera en pitcheo, defensa, bateo, bateo en situaciones oportunas, correr las bases; siento que hicimos bien tres o cuatro de esas cosas en todo momento. Este año, todavía no hemos estado sincronizados", explicó Price. "Para estar donde estamos en lo que respecta a la tabla, especialmente después de la forma en que empezamos, me siento satisfecho con el lugar donde estamos. Todavía no hemos jugado nuestro mejor béisbol".

Después de dividir los dos primeros juegos, Price se enfrentará a Hyun-Jin Ryu este domingo en el partido final de la serie, una revancha del segundo juego de la Serie Mundial de 2018, también en Fenway Park. Ryu estuvo en el lado perdedor en su último enfrentamiento, permitiendo cuatro carreras y seis hits en cuatro y dos tercios de entrada; los Red Sox ganaron 4-2, tomando una ventaja de 2-0 en la serie.

Ryu ha tenido un excepcional 2019, acumulando la mejor marca entre los lanzadores de los Dodgers con 10-2 y una efectividad líder en Grandes Ligas de 1.73, lo cual culminó en su primera selección al Juego de Estrellas y su histórico nombramiento como el primer surcoreano en ser elegido abridor de la Liga Nacional en el Clásico de Verano.

"Definitivamente admiro lo que ha hecho este año", dijo Price. "(Ryu) está lanzando la pelota extremadamente bien. Durante los cientos de lanzamientos que le he visto hacer este año, no creo que le he visto lanzar un solo pitcheo por el centro del plato. Él está ahí afuera con buena puntería y fallando muy poco. Como lanzador, respetas eso".

Y mientras la gente podría estar recordando su dominante desempeño las últimas dos veces que enfrentó a los Dodgers, incluida no sólo la victoria en el segundo partido de la Serie Mundial, sino también su sorprendente apertura en el quinto juego, con poco descanso, por encima del as Chris Sale, el único enfoque de Price estará en el primer lanzamiento de este domingo en Fenway Park.

"No estaré pensando en otra cosa sino en lanzar lo más profundo en el partido posible y salir con una victoria como equipo. En este momento me da trabajo conseguir salidas rápidas. Incluso cuando me adelanto en el conteo, siento que dejo que el jugador remonte o no hago lanzamientos lo suficientemente buenos y los batean de foul y cosas así, y termino lanzándole siete u ocho pitcheos a un bateador, ya sea llegue a primera base o lo saque de out. Hago muchos lanzamientos y eso me está costando 20 pitcheos por entrada. Eso es algo que necesito reducir", señaló Price.

"Pero esto es un juego más para nosotros. Todos aquí quieren ganar. Es igual del otro lado. Hay que salir a jugar nuestro mejor béisbol y salir con otra victoria. Eso es en lo que tenemos que enfocarnos. No nos preocupamos por esta serie o contra quien estemos jugando después de este equipo o lo que sea que otros están haciendo por encima de nosotros en la clasificación. Necesitamos asumir nuestra propia responsabilidad".