La Novena: De días miserables, malcriadeces e imitadores

Ojalá Kate Upton le haya sacado una sonrisa a Justin Verlander después de una jornada para olvidar. Ezra Shaw/Getty Images

1. CUANDO NO DA, no da, diría un amigo de mi época estudiantil si entabláramos un diálogo sobre la última apertura del as Justin Verlander contra su exequipo, los Detroit Tigers. No es para menos, supongo que Verlander tratará de bloquear lo sucedido el miércoles 21 de agosto de 2019 cuando los Houston Astros salieron como amplios favoritos (con la mayor diferencia en los últimos 15 años, -500 a -550, de acuerdo a varias casas de apuestas) y perdieron, 1-2, pese a su joya de pitcheo.

2. VERLANDER LANZÓ el juego completo y apenas permitió dos indiscutibles. Sin embargo, esas dos conexiones traspasaron la cerca y le arruinaron una jornada, donde trascendió que ostenta el mayor porcentaje de carreras permitidas por vía del jonrón en una sola temporada en la era de la expansión (desde 1961), ocupa el segundo puesto en cuadrangulares permitidos (33 y 2.77 PCL) por un lanzador en una campaña con efectividad de 3.00 o menor (en ese listado solo es superado por Curt Schilling, que en 2001 permitió 37 jonrones y tuvo una efectividad de 2.98 PCL) y, que por orden expresa suya, se le había prohibido al escritor del Detroit Free Press, Anthony Fenech, asistir a su disponibilidad de medios después del juego. Nada, que cuando todo está para salir mal... Espero que su esposa, la afamada modelo Kate Upton, no le haya formado algún borlote al llegar a su casa. Quizás uno de los pocos alicientes de esa jornada fue el reencuentro con su excompañero Miguel Cabrera, situación que dejó una hermosa postal de respeto y camaradería.

3. ALGO TENDRÁ QUE HACER diferente Carlos Correa. Las alternativas se agotan, o al menos, las utilizadas no han sido las más efectivas para evitar las lesiones. A esta altura del juego la pregunta: ¿peligra la carrera de Correa? no creo ser el único en hacérmela. Esta temporada el campocorto boricua ya ha perdido tiempo de juego en tres ocasiones, situación que va convirtiéndose en tendencia en su corta carrera. Él perdió por lesiones más de 50 partidos en cada una de las temporadas de 2017 (JJ: 109) y 2018 (JJ: 110). Y en 2019 no pasará de 105 juegos jugados debido a una costilla rota y problemas en la espalda en par de ocasiones. No son pocos los que le sugieren que esos problemas de salud están empujando a Correa hacia la tercera base, donde su corpulencia de 6 pies y 4 pulgadas (1.93 metros) no sería tan retada constantemente. Lo cierto es que una decisión debería ser tomada en breve, sobre todo por dos razones: 1. Alargar su carrera en MLB, y 2. Acceder a un mejor contrato cuando golpee la agencia libre en 2021.

4. LA FAMA NO SE te puede subir a la cabeza. Tarde o temprano será perjudicial, bien lo sabe el mánager de los Atlanta Braves, Brian Snitker, que sentó a su joven estrella, Ronald Acuña Jr. por no correr tras conectar un batazo contra las cercas. "No correr no es aceptable cuando el equipo está tratando de hacer algo especial", dijo Snitker. Otro que alzó la voz para aconsejar al fenómeno venezolano fue Freddie Freeman, inicialista y rostro de la franquicia: "Aunque estaba molesto con él, le hice un cumplido. Le dije que, para mí, él tiene la oportunidad de ser el mejor jugador de la liga y que los mejores jugadores de la liga no hacen eso". Esperemos que Acuña Jr. aprenda la lección.

5. AARON JUDGE NO HA TENIDO la mejor de sus temporadas. Sus números han decaído bastante, pero no hay mejor manera para inspirarse y revertir el mal momento que los nenes de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas te firmen el calzado para los partidos del Fin de Semana de los Jugadores. Si con esa vibra no hay mejorías, pues El Juez tendrá que replantearse muchas cosas.

6. SI TODAVÍA DUDAS que el béisbol puede ser divertido, te invito a que veas cómo juega a la pelota Deivis Ordoñez, un pequeñín venezolano que participó en Williamsports en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas. Él no falta el respeto a sus contrarios ni al deporte, simplemente se divierte. Ojalá que en las Mayores veamos más jugadores como Deivis Ordoñez.

7. El DATO DE LA SEMANA El 21 de agosto ningún jugador en las Mayores pudo conectar jonrones múltiples en un juego. Ese día acabó la racha más larga de jornadas con al menos un bateador pegando más de un cuadrangular en un juego en la historia de MLB. La racha empezó el 14 de julio y duró 37 jornadas consecutivas.

8. AL SOBREPASAR este año las 81 victorias, los New York Yankees alcanzaron su temporada ganadora número 27 de forma sucesiva. Esta racha es la segunda más larga en la historia de MLB. Ahora, los Yankees, saquen pecho... La racha más larga también pertenece a los Mulos del Bronx, quienes tuvieron 39 campañas consecutivas con más de .500 de average entre 1926 y 1964. Se escribe fácil, pero hacerlo son otros 20 pesos.

9. AL COLEGA Ernesto Jerez le ha salido un clon en la narración. Quizás su escenario no tenga el glamour de las Mayores, pero es innegable que este señor sabe cómo ponerle sabor a un partido y ha pasado mucho tiempo estudiando el ¡No, no, no, no... dígale que no a esa pelota!