La Novena: De insultos, marcas registradas y gozadera en el diamante

AP Photo/Eric Christian Smith

1. NO SHAKIRA Y SÍ LA PIÑA. A Yuli Gurriel lo acribillaban en Cuba. Nacer en "cuna de oro" le costó... y mucho. Su padre Lourdes Gourriel, probablemente el mejor pelotero cubano a la hora del clutch (como llaman los americanos a la hora decisiva), es su orgullo y fue su desvelo. En la Isla muchos le comparaban con él y nunca reconocieron totalmente su talento. Arrastró con aquello a pesar de las críticas y las ofensas, estas últimas acrecentadas por el inusual, para los estándares en Cuba, acoso mediático. Cuando jugaba para los Gallos de Sancti Spiritus e iba al estadio Latinoamérica (el de mayor capacidad y sede del equipo más popular del país: Industriales), el público coreaba -irrespetuosamente- "Shakira" cada vez que se dirigía a la caja de bateo.

2. SOBRE LOS OFENSIVOS gritos Yuli hace algunos años me confesó "realmente no me explico qué pasa. Algún día voy a preguntarle al público por qué me gritan tanto (la gente corea Shakira cada vez que sale al home plate o realiza alguna jugada). Dije en una ocasión, y ahora lo reitero, que me gustaría pensar que lo hacen para desestabilizarme en el juego. No quisiera creer que es por otro motivo". Todavía hoy tiene muchos detractores, pero a fuerza de batazos 'La Piña' viene callando bocas. Para muestra un botón: a sus 35 años acumula 30 HR y 102 CI y 40 dobles, algo que solamente han podido hacer a esa edad en la historia de las mayores: David Ortiz y Vinny Castilla. Además, es el único cubano con 30 HR y 100 CI en Series Nacionales y Grandes Ligas.

3. ESCUCHAR Y APRENDER de los colegas, no importa tu estatus, es un arma infalible que puede cambiar el orden de las cosas. Al menos ese fue el primer pensamiento de Gerrit Cole tras convertirse en el pitcher 18 que, desde 1900, poncha a 300 (302) hombres o más en una temporada. El lanzador de los Astros alcanzó la marca en 198 entradas y un tercio. "Estaba pensando en una conversación que tuve con Justin (Verlander) y Dallas (Keuchel) el segundo o tercer día que llegué a los entrenamientos de primavera hace dos años", dijo Cole a The Houston Chronicle. "Dije que me gustaría aprender a ponchar a un par de jugadores más en un juego, porque a veces creo que podría ser la salida más eficiente en algunas situaciones, y me gustaría saber cómo lo hacen. Nos sentamos durante un puñado de horas, ya sea en el campo o durante la cena, y aquí estamos en 300 ponches en una temporada". De acuerdo a Elias Sports Bureau, es el segundo total más bajo de innings trabajados en una temporada en la historia de las Mayores para un pitcher que llega a los 300 ponches, detrás sólo de Randy Johnson (197 entradas y dos tercios en 2001).

4. EN LA PELOTA todo está inventado. ¿Recuerdan aquella jugada en la intermedia de Javier Báez -cuando puso out en un intento de robo a Nelson Cruz mientras saludaba a Yadier Molina en la receptoría- durante el Clásico Mundial de Béisbol de 2017? Gracias a las redes sociales aquella jugada se hizo viral; pero que pasaría si te digo que Báez no patentó esa acción. Sí, no son locuras mías. Alguien lo hizo antes y eso deja al 'Mago' como un mero "imitador". La primera referencia a este tipo de jugada quedó plasmada en una tarjeta producida por Charles Gross and Company, un vendedor de cigarros con sede en Philadelphia. Y la fotografía utilizada para ilustrar la tarjeta, de acuerdo baseballresearcher, a tuvo que haber sido tomada en algún momento entre junio y el final de la temporada de 1887. El otro jugador en la instantánea es Albert Joseph Maul. Si por alguna razón dudas, solo échale una mirada a la foto y después me dices...

5. EL BÉISBOL es más benévolo con sus estrellas que el fútbol. Mientras en el balompié grandes figuras se han tenido que marchar por la puerta de atrás de sus equipos (nadie supera en eso al Real Madrid, pregúntenle a Iker Casillas, Raúl González y otros), en la pelota casi todas las despedidas dejan una hermosa postal. Tal y como sucedió al lanzador y casi seguro futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, CC Sabathia, de los New York Yankees, en su último partido de temporada regular en el Yankee Stadium. Cualquier palabra es poca para describir el cúmulo de emociones, simplemente les dejo con el video.

6. ¡ALABAO, NO ESCAMPA en Miami! Si ya no basta cargar con uno de los peores equipos de las Mayores, que instalaciones de ligas menores acojan, como promedio, casi la misma cantidad de aficionados que tu ultramoderno estadio y que una súper estrella como pelotero destroce como directivo el equipo, ahora súmenle que Don Mattingly llegó a un acuerdo por dos campañas más con el equipo. Otra raya más al tigre... mejor dicho, al gatito. Tres años de una relación que las estadísticas de ESPN Datos dejan en claro que nunca funcionó, saltándose la mayoría de niveles hasta llegar al punto en que se encuentra varada en el presente: escándalosamente mala. ¡Pobres peces! Mientras tanto, el estadio seguirá vacío.

7. IMAGINO QUE LOS ASIDUOS a esta columna habrán descubierto que quien escribe estas líneas es cubano. Trato de evitar regionalismos, pero en ocasiones es complicado lograrlo. Hoy me tomaré una pequeña licencia -si la lee es que pasó el filtro de mis colegas editores a los cuales apellido cariñosamente "Manostijeras"- porque la frase ¡Qué derroche! -inmortalizada por el ya fallecido narrador cubano Héctor Rodríguez- me pareció hecha a la medida cuando vi como en Japón transforman un estadio de béisbol en uno de rugby. Rodríguez, acostumbrado a la grisura de la sociedad socialista cubana, solía utilizar esa frase en las transmisiones cada vez que observaba algo rimbombante o ultramoderno en las instalaciones deportivas donde participaban atletas cubanos. Y disculpen la insistencia, pero cada vez que veo esta transformación del Sapporo Dome me es imposible esbozar otra frase que no sea ¡Qué derroche!

8. PREGUNTAS SIN RESPUESTA: ¿Podrá Pete Alonso (49) en 10 juegos alcanzar o superar los 52 jonrones que Aaron Judge conectó en su temporada de novato y que se mantiene como récord en Grandes Ligas? ¿Cuáles 4 equipos, de los 9 que todavía tiene opciones, ganarán su boleto a la postemporada gracias al comodín? Y, ¿se convertirá Ronald Acuña Jr, de 21 años, en el quinto jugador en la historia de MLB en lograr el increíble tandem de 40 HR y 40 robadas?

9. REAPARECIÓ EN REDES sociales la sensación del arbitraje. No imparte justicia en las Grandes Ligas, pero seguramente sus 'habilidades' entretienen más que las de sus colegas, atados de pies y manos al "corte inglés" de la pelota estadounidense. No tengo idea cuánto ganará por partido este hombre, pero si en alguna ocasión deseas ilustrar el concepto: "gozarse el trabajo", simplemente muestra videos como este...

View this post on Instagram

This ump is LIVE 🔥🤩!

A post shared by Follow For Daily Umpire Clips! (@umpirehate101) on