Exlanzador Astros Mike Fiers: El equipo roba señales con cámara

Los Houston Astros utilizaron una cámara ubicada en el jardín central para ayudarlos a robar señales durante la temporada 2017, en la que ganaron la Serie Mundial, según le dijo un exlanzador de los Astros al portal The Athletic, una práctica que habría violado las reglas contra el uso de tecnología para obtener ventaja indebida y podría provocar una investigación por parte de las Grandes Ligas.

Mike Fiers, quien ahora lanza para los Oakland A's, le dijo al portal que le advirtió a los compañeros con los Detroit Tigers y los A's que los bateadores de los Astros habían utilizado una señal de video mostrada en un monitor de TV cerca del dugout para descifrar las señales y hacérselas llegar a los bateadores durante los partidos.

"Yo solo quiero que el juego se limpie un poco porque hay tipos que están perdiendo sus trabajos debido a que están yendo allá afuera sin saber nada", dijo Fiers. "Jovenes están siendo bateados en las primeras entradas al abrir un partido, y luego son enviados abajo. Es una mier.... en ese sentido. Está arruinando los trabajos para los chicos jóvenes. Los chicos que saben están más preparados. Pero mucha gente no lo está. Por eso es que se lo dije a mi equipo. Tuvimos muchos chicos jóvenes con Detroit (en 2018) intentando establecerse. Yo hubiese querido ayudarlos y decirles, 'Oigan, esto está pasando. Solo prepárense'".

El martes, los Astros reaccionaron a la noticia.

"En torno a la historia publicada por el portal The Athletic temprano en el día, la organización de los Astros de Houston ha comenzado una investigación en cooperación con el béisbol de Grandes Ligas", dijo el equipo en comunicado escrito. "No creemos apropiado emitir más comentarios sobre el particular en este momento".

Rumores de trampas por parte de los Astros han perseguido a la organización por años, desde su victoria en la Serie Mundial 2017 ante los Los Angeles Dodgers. Los contrarios que juegan en el Minute Maid Park de Houston están en búsqueda constante de señales de trampas, según dijeron fuentes de varios equipos a ESPN. Antes de la Serie Mundial de este año, los miembros de los Washington Nationals recibieron advertencias de parte de otros alrededor del juego de que tuviesen cuidado con todo, desde luces brillantes a silbidos a personas transmitiendo señales desde el tren ubicado en el jardín izquierdo, según dijeron fuentes a ESPN.

La línea entre la verdad y la ficción con los Astros no está del todo clara, ya que la reputación y el éxito de la organización los han hecho un objetivo para acusaciones de métodos de engaño fantasiosos, complicados y no confirmados. Fiers se unió a tres fuentes no identificadas para alegar que el uso de la transmisión de video es el indicativo más fuerte hasta ahora de que Houston fue más allá de la práctica aceptada de no utilizar tecnología para ayudarse en los partidos.

"Eso no es jugar el juego de la manera correcta", dijo Fiers. "Ellos estaban avanzados y dispuestos a ir más allá para ganar".

Fiers, veterano de nueve campañas, fue dejado en libertad por los Astros luego de la temporada 2017, cuando ganaron la Serie Mundial.

Fiers le dijo a The Athletic que su relación con los Astros no está en buenos términos y que le ha informado a sus equipos subsiguientes sobre las prácticas de Houston de robo de señales.

MLB declinó emitir comentarios a través de un portavoz, y se refirió a las declaraciones dadas a The Athletic, donde indican que la liga emitió una política revisada antes de la temporada 2019 en la que incluía nuevas reglas para evitar el uso del video para robar señales.

La liga ha investigado a los Astros varias veces en años recientes, siendo el primer incidente conocido en agosto de 2018, cuando los A's alegaron que jugadores de los Astros estaban aplaudiendo en el dugout antes de los lanzamientos para transmitir señales robadas. Durante los playoffs de ese año, Kyle McLaughlin, cuyo portal en LinkedIn hoy lo muestra como miembro del cuerpo de operaciones de los astros, fue sacado por seguridad durante las series de Houston ante los Cleveland Indians y los Boston Red Sox luego de apuntar un teléfono hacia los dugouts de los equipos desde un puesto de camarógrafos cercano. Luego Luhnow dijo que ellos simplemente estaban intentando asegurarse de que sus contrarios no estaban utilizando tecnología para robar señales.

Luego del Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana este año, los New York Yankees alegaron que un silbido había sido emitido desde el dugout de los Astros, provocando temor de que estuviesen robando señales. Fue algo similar a las alegaciones hechas por muchos jugadores en años recientes, que les han dicho a ESPN que jugadores en el dugout de los Astros han golpeado un bote de basura con un bate para indicar el tipo de lanzamiento que viene hacia el plato, historia corroborada luego por The Athletic. Los Astros negaron las acusaciones de los Yankees.

MLB no ha abordado públicamente ninguna fechoría encontrada en investigaciones pasadas sobre los Astros. Actualmente la liga está investigando al equipo luego que el asistente del gerente Brandon Taubman se burlara de mujeres periodistas tras su victoria contra los Yankees. El equipo negó un reporte publicado por Sports Illustrated sobre las acciones de los Taubman, emitiendo un comunicado acusando a la publicación de fabricar la historia. Luego los Astros despidieron a Taubman, y se tuvieron que retractar de sus declaraciones y se disculparon con la periodista.

Luego de las acusaciones por silbidos en la SCLA, Luhnow le dijo a los periodistas: "Nosotros nunca hemos hecho nada que se considere incorrecto. El año pasado, intentamos evitar que otros equipos hicieran cosas indebidas. Fue algo tonto y no deberíamos haberlo hecho porque eso nos hace ver como culpables. No hemos hecho nada malo".