Hispanos involucrados en grandes escándalos en Estados Unidos

play
Le sale barata la sanción a los Astros (1:49)

Luis Alfredo Álvarez evalúa la multa que el comisionado de MLB impuso a Houston por robar señales y valora la decisión del equipo de despedir al manager y al gerente general. (1:49)

El puertorriqueño Alex Cora está en el centro de las noticias deportivas en los Estados Unidos. No por bueno... y sí por malo.

A Cora se le acusa de ser la "mente maestra" en el escándalo de robo tecnológico de señas que ha embarrado de estiércol a los equipos campeones de la Serie Mundial de 2017, Houston Astros, y 2018, Boston Red Sox.

El calificativo de mente maestra (mastermind) no es un artilugio mediático para vender la noticia. Todos los caminos conducen hacia el expelotero boricua que fue coach de banca de los Astros en 2017 y mánager debutante de los Red Sox un año después.

Las casualidades no existen y por tal motivo Alex Cora ya perdió el trabajo como mánager de Boston, mientras está a la espera del castigo que Major League Baseball (MLB) le impondrá. Varios expertos cifran la sanción en el rango de dos años alejado de cualquier actividad beisbolera.

Pero Cora no es el primero, y puede que no sea el último hispano que se ha visto involucrado en un gran escándalo en los Estados Unidos. Lo que sí es un hecho es que el puertorriqueño tiene el triste honor de ser el primer directivo, y no atleta, que acapara titulares por una situación en extremo desagradable.

A continuación, enunciamos una relación de grandes escándalos protagonizados por atletas hispanos en los Estados Unidos.

Diego Armando Maradona da positivo en la Copa del Mundo Estados Unidos 1994:

Después de derrotar a Nigeria 2-1 en el segundo partido de la fase clasificatoria correspondiente al Grupo D se desató el maremágnum. Una prueba antidopaje detectó efedrina en la orina del capitán albiceleste y único jugador del mundo que en ese entonces podía ser comparado con el mítico Edson Arantes Do Nascimento (Pelé). Nadie intuyó que la icónica imagen de Maradona saliendo del campo con la enfermera para la prueba antidoping sería su última como jugador de la selección argentina.

Aaron Hernandez asesina al futbolista Odin Lloyd:

Por un breve momento, Aaron parecía tenerlo todo como ala-cerrada de los Patriots, incluyendo una historia de superación que resonaba desde Estados Unidos hasta Puerto Rico. En el terreno ayudó a New England a alcanzar un Super Bowl y su producción fue tal, que el equipo lo recompensó con una extensión de contrato que incluía la bonificación de mayor valor para una ala-cerrada en la historia. Sin embargo, nunca pudo escapar del todo de sus demonios, culminado con el asesinato de quien fue un amigo en Odin Lloyd por el cual fue arrestado y sentenciado a pasar el resto de sus días en la cárcel. En abril del 2017, dos años después de que fuera sentenciado, Hernández fue hallado muerto, colgando de la ventana de su celda.

José Canseco delata a sus colegas con la publicación de "Juiced":

Es evidente que el cubano desconocía la Ley de Omerta (ley del silencio). De ser uno de los peloteros más queridos se convirtió en una lacra (parlante). Con el advenimiento del nuevo siglo, y ya una vez retirado, comenzó a gritar a los cuatro vientos que durante su etapa como pelotero activo todos (o casi todos) sus compañeros usaron esteroides para mejorar su rendimiento. Pero el huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson se formó cuando publicó su autobigrafía "Juiced: Wild Times, Rampant 'Roids, Smash Hits & How Baseball Got Big", en el libro de marras tiró al estercolero a peloteros de la talla de Mark McGwire, Jason Giambi, Iván Rodríguez y Juan Igor González. En la secuela, escrita en 2008, arrastró a Alex Rodríguez y Albert Belle.

Alex Rodríguez reconoce uso de esteroides y vínculo con Clínica Biogéneis:

Una de las caras del béisbol de grandes ligas en la década de los 90 y principio del nuevo siglo negó una y otra vez el uso de sustancias prohibidas. Así se mantuvo hasta que fue vinculado con los esteroides en un reporte de Sports Illustrated en 2009. Dos días después aceptó su culpa diciendo que había utilizado sustancias para mejorar el rendimiento en 2001 y 2003 cuando era miembro de los Texas Rangers. Luego en 2013 volvió a meterse en lios al ser uno de los implicados en el escándalo de la Clínica Biogénesis, entonces fue suspendido por la totalidad de la temporada de 2014. Fue el primer pelotero en recibir un castigo de esa magnitud.

Antonio Margarito usó yeso en sus guantes contra Shane Mosley:

El boxeador Antonio Margarito estuvo involucrado en una controversia previo a su combate ante Shane Mosley el 24 de enero de 2009. Mientras se vendaba las manos, previo al combate Nazeem Richardson, el entonces entrenador de Mosley, que retaba al mexicano por su título welter de la AMB, notó que su contraparte Javier Capetillo utilizó polvo de yeso en las vendas. La Comisión Atlética de California, que supervisó el combate, ordenó que se repitiese el procedimiento. Margarito fue noqueado en nueve asaltos. Tanto el mexicano como su entrenador Javier Capetillo fueron suspendidos por un año, a la vez que se creó la duda que Margarito haya utilizado esa misma técnica en su combate ante Miguel Cotto, a quien noqueó en 2008.

Alfredo Berrios y Víctor López de ESPN Digital colaboraron con este texto.