Raúl Valdés encabeza lista de los mejores abridores de LIDOM durante la década pasada.

Liga Profesional de Béisbol de la República Dominicana Liga Profesional de Béisbol de la República Dominicana

La Liga Dominicana de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM) ha tenido, a lo largo y ancho de su historia, un sinnúmero de momentos excepcionales, protagonizados por jugadores que han sido fundamentales en el éxito de cada uno de los seis equipos que en este momento conforman la liga.

La década pasada culminó con algo que nunca había ocurrido en la historia de LIDOM, los seis equipos obtuvieron la corona de campeones, uno detrás del otro, lo que demuestra que el nivel de competencia de la liga ha aumentado y repetir como campeón de forma consecutiva se ha convertido en un verdadero reto.

Para los equipos campeones de la década pasada, la tendencia fue apostar por sólidos cuerpos monticulares, encabezados por algunos abridores cuyos nombres son de amplio conocimiento para los fanáticos dominicanos. Luego de analizar las estadísticas acumuladas durante la década recién culminada, presentamos el listado de quienes, a nuestro entender, resultaron ser los mejores lanzadores de la LIDOM durante dicho período de tiempo, en temporada regular y postemporada.

El primer lanzador de la lista, es el zurdo Raúl Valdés. Nativo de Cuba, Valdés ha sido uno de los lanzadores más consistentes de la LIDOM por varios años, acumulando impresionantes estadísticas a lo largo de su carrera con los Toros del Este y como refuerzo en dos ocasiones con los Leones del Escogido y los Gigantes del Cibao, manteniendo un alto nivel a pesar de que en noviembre pasado cumplió 42 años. Hasta la fecha, Valdés ha visto acción en 109 partidos, acumulando un promedio de carreras limpias permitidas (ERA) de 2.88 en 612.1 entradas lanzadas (EL) y un récord de ganados y perdidos de 32-36, ponchando a 467 contrincantes, mientras otorgó 157 bases por bolas. Además, permitió 196 carreras limpias, mientras que los contrincantes solamente pudieron batearle un pírrico .230 de promedio.

Evan MacLane es otro abridor sumamente conocido por sus hazañas en el béisbol invernal de la República Dominicana. Desde que llegó a la LIDOM, demostró que tenía las herramientas para ser un lanzador exitoso. Durante la pasada década donde accionó la mayor parte del tiempo con las Estrellas Orientales, MacLane lanzó 548.2 entradas a lo largo de 126 partidos, permitió 182 carreras limpias, sin embargo, ponchó a 293 bateadores y dio 71 bases por bolas. Estos números le concedieron un ERA de 2.99 y la oposición le conectó para un promedio de bateo de .253.

Uno de los nombres más sonoros del béisbol dentro de la República Dominicana es César Valdez. Conocido por toda la fanaticada de los Tigres del Licey como “El Cinco Letras”, luego de las hazañas que ha logrado con el equipo, es correcto indicar que ha sido otro de los ejemplos de consistencia en la Liga Profesional de Béisbol dominicana. Con un récord 20-8, ha mantenido a raya a la oposición, que solamente pudo batearle .238. En 72 partidos, todos con los Tigres del Licey, Váldez ha lanzado 243.1 entradas, ponchando a 240 contrincantes y otorgando 20 bases por bolas. A esas estadísticas le acompaña un ERA de 2.22.

El también cubano Yunesky Maya es otro lanzador que ha dejado su marca en la LIDOM. Coronándose como campeón con Tigres del Licey, Águilas Cibaeñas, Estrellas Orientales y en la temporada pasada como refuerzo de los Toros del Este, su nombre es uno que ha quedado grabado en la cabeza de cada uno de los dominicanos que sigue el béisbol. El “Guerrero Maya”, como es apodado en esa liga, lanzó en 81 partidos, ERA de 3.07 en 398.2 episodios, obteniendo un récord de victorias y derrotas de 16-20, mientras ponchó a 309 contrincantes, otorgando tan solo 84 bases por bolas. Maya culminó la década permitiendo 136 carreras limpias y los bateadores marcaron .240 de promedio de bateo en su contra.

La lista concluye con el también cubano, Francisley Bueno, quien ha acumulado números muy consistentes a lo largo de su carrera en LIDOM, jugando para los Tigres del Licey y más recientemente para las Águilas Cibaeñas. Bueno ha lanzado 317 entradas en 79 partidos, obteniendo un récord de triunfos y derrotas de 18-17. Con un ERA de 2.84 y la oposición únicamente bateándole .256, el zurdo ponchó a 193 bateadores, otorgando solamente 87 bases por bolas, mientras que permitió 100 carreras limpias.

Lo que debemos destacar de la pasada década es que algunos de los lanzadores importados fueron quienes se convirtieron en la cara de la labor monticular de los equipos de LIDOM. A partir de la próxima temporada, iniciaremos una nueva década de béisbol en la República Dominicana y como cada año, los fanáticos de las seis escuadras estarán al borde de sus asientos apoyando a sus equipos y, por supuesto, alentando a las nuevas figuras insignia de los mismos.