Preocupan a Clayton Kershaw consecuencias de una temporada extendida

Para el as angelino, Clayton Kershaw, la mayoría de los abridores necesitarían solamente 20 días para estar listos para lanzar. AP Photo

Al igual que el resto de los jugadores de las Grandes Ligas, Clayton Kershaw se mantiene en espera de buenas noticias con respecto a la paralización de las actividades públicas prácticamente en todo el mundo.

El zurdo de los Dodgers se encontraba en plena preparación, al igual que el resto del béisbol, cuando los entrenamientos fueron detenidos y, en una entrevista con la cadena AM 570 radio, habló sobre algunos temas importantes, incluido el peligro que ve en extender demasiado la campaña, una vez se reanuden las actividades de béisbol.

“Estoy de acuerdo en jugar la mayor cantidad de partidos que podamos, simplemente creo que una vez comienzas a extenderte, a jugar más lejos en el calendario, eso comienza a afectar el próximo año”, dijo Kershaw en su intervención en el programa radial. “Obviamente pienso que se puede expandir un par de semanas al final, pero, si comienzas a irte más lejos hasta el día de acción de gracias o diciembre para la Serie Mundial, creo que eso es un poco riesgoso”.

Kershaw dijo también estar de acuerdo con jugar la mayor cantidad posible de jornadas dobles y que podría ponerse en forma para la temporada con un período corto de entrenamientos.

“Creo que, para la mayoría de los lanzadores abridores, sólo necesitaríamos 20 días para estar listos. En 20 días tendrías cuatro aperturas y podrías comenzar con tres entradas, luego cuatro, cinco, seis y estarías listo para la temporada. Esperemos también que expandan los rosters y nos puedan dar unos jugadores extra para poder aliviar el número de entradas temprano en la temporada. Es lo mejor para los fanáticos, para los dueños y para los jugadores. Creo que como jugadores debemos tener la mentalidad de estar listos en 21 días, tres semanas y partir desde ahí”.

Los Dodgers saldrán este año como uno de los equipos favoritos a competir por la corona de las Grandes Ligas con un plantel reforzado por la llegada del estelar Mookie Betts. Kershaw viene de una temporada en la que obtuvo récord de 16-5, con efectividad de 3.03.