Cervelli alcanza cifra de servicio más importante en MLB: 10 años

play
Francisco Cervelli llega a los 10 años en MLB (0:58)

El ya veterano receptor habló con ESPN Deportes sobre la importancia de dicha cifra en MLB, que le asegura entre otras cosas una pensión completa tras su retiro. (0:58)

ORLANDO, Florida -- En un deporte-negocio en donde los números son tan importantes como la savia para las plantas, alcanzar 10 años de servicio es la cifra más sagrada e importante para un jugador de las Grandes Ligas del béisbol de Estados Unidos (MLB).

Batear tres mil hits o 500 jonrones, ganar 300 juegos o ponchar a tres mil bateadores son cifras fabulosas que coloca a sus realizadores en un lugar especial de la historia del pasatiempo nacional. Aparecer en al menos en 10 temporadas asegura a los más destacados el ser evaluados para el Salón de la Fama de Cooperstown. Pero solamente los peloteros con 10 años de servicio tienen acceso a recibir una pensión completa, que actualmente supera los $200 mil dólares anuales, tras su retiro de la vida productiva.

El receptor venezolano Francisco Cervelli ha militado en las ligas mayores desde el 2008, pero entrando a los entrenamientos primaverales de este año con los Miami Marlins le faltaban 26 días en un roster activo para completar los 10 años de servicio.

A un jugador se le acredita un año de servicio por cada 172 días en roster, incluyendo el tiempo en lista de lesionados de MLB. "Me faltaban 26 días", señaló Cervelli a ESPN Digital desde su refugio por la cuarentena que se impuso el béisbol debido a la pandemia del coronavirus.

"Tener 10 años de servicio en Grandes Ligas te pone en un grupo selecto, que no es el Salón de la Fama, pero es un grupo selecto, especialmente cuando sabemos que el promedio de una carrera en este nivel ronda los tres años. Es un privilegio", dijo el cátcher de 34 años.

De todas las ligas profesionales de Estados Unidos, la MLB posee el mejor fondo de pensiones para proteger a los jugadores cuando no estarán generando ingresos. Aunque los más visibles para el público son los más estelares, que por lógica también son los que más dinero amasan durante sus carreras, la realidad es que los Alex Rodríguez, Manny Machado, Albert Pujols y Miguel Cabrera son apenas la punta del iceberg en la industria.

Por cada Mike Trout ($524 millones garantizados hasta el 2030, cifra que incluye las ganancias de toda su carrera) hay cientos de Rafael Belliard ($4.6 millones en una carrera de 17 años).

El promedio actual de una carrera de Grandes Ligas ronda los cinco años, que aunque es insuficiente para alcanzar la agencia libre (al menos seis años de servicio), debería bastar para crear un colchón económico en una empresa en la que salario mínimo bordea los $600 mil dólares y el sueldo promedio fue de $4.3 millones la temporada pasada.

play
2:23

¿Creen los peloteros que se va a jugar béisbol este año?

El receptor venezolano Francisco Cervelli le explicó a Enrique Rojas como está manejando la cuarentena por el coronavirus y lo que significa el haber entrenador y detenerse, para luego volver a comenzar su entrenamiento.

Pero por la razón que sea, es cosa común que exjugadores importantes de todas las ligas profesionales lleguen a la vejez sin un centavo, después de haber accedido a grandes fortunas durante sus carreras. Aquí es cuando el plan de pensiones entra al rescate y haber acumulado 10 años de servicio alcanza su verdadera importancia. Por ello, proteger el tiempo de servicio de los jugadores, incluso si no se juega, fue el enfoque principal de la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA) en el acuerdo que firmó hace dos semanas con MLB para enfrentar las potenciales consecuencias que podría dejar el coronavirus al deporte.

"Tiempo de servicio. Tiempo de servicio. Ese era el punto más importante en las negociaciones", indicó el director ejecutivo de la MLBPA, el exjugador Tony Clark, a ESPN Digital.

Tras dos semanas de discusiones MLB y MLBPA llegaron a un acuerdo que cubre una serie de situaciones que necesitaban ser resueltas, como el tiempo de servicio, compensación salarial, ampliación de los rosters y reglas especiales para el sorteo colegial y las firmas de prospectos internacionales de este año, ante la posibilidad de jugar una temporada recortada o incluso no tener béisbol en el 2020 debido al coronavirus.

El acuerdo dejó establecido que los peloteros recibirán un año de servicio sin importar que no se juegue un solo partido en el año. Eso quiere decir que todos los peloteros que entraron al 2020 necesitando completar seis años de servicio para ser agentes libres, podrán negociar con otros equipos, incluso si nunca se canta playball. Para jugadores como Cervelli, el convenio garantizó completar los 10 años de servicio sin importar lo que pase en los próximos meses.

"Ser elegible a la pensión completa es algo muy importante para los jugadores y sus familias. No todos los peloteros se retiran con diez, veinte o cien millones en el banco", apuntó Cervelli, quien ha ganado cerca de $40 millones durante su carrera, que incluye haber ganado la Serie Mundial del 2009 con los New York Yankees.

La MLBPA recomienda a los jugadores solicitar su pensión a los 62 años para recibir todos los beneficios, pero los peloteros pueden comenzar a cobrar cuotas reducidas desde los 45 años. Un jugador con 10 años de servicio y 62 de edad puede recibir hasta $220 mil anuales.

El monto baja dependiendo del tiempo de servicio (inferior a los 10 años) y la edad en que se solicita. Ejemplo: Un jugador que tiene el tiempo máximo, pero solicita la pensión a los 45 años, recibiría un poco más de $65 mil anuales.

Con los trabajos de cientos de millones de personas en el limbo, en todo el mundo, debido al coronavirus, la pensión completa de Grandes Ligas parece un oasis en el desierto de Atacama.

"Es una situación bastante compleja. Creo que nadie esperaba esto que está ocurriendo y lo único que podemos hacer es ayudarnos unos con otros y mantener la calma", subrayó Cervelli.

"Quiero ser optimista, ojalá podamos regresar pronto, pero lo veo bastante difícil. Jugar sin fanáticos, especialmente a esta altura de mi carrera, es algo complicado. Ahora mismo, hablar de béisbol por encima de lo humano, sería algo bastante individual, egoísta", concluyó el pelotero venezolano.