Hoy en 1981, Fernando Valenzuela mejoró su record a 8-0, 0.50

En 1981, Valenzuela tuvo récord de 13-7, 11 juegos completos, ocho blanqueadas, 180 ponches y 192.1 entradas; ganó el Cy Young y Novato del Año, y ayudó a los Dodgers a vencer a los New York Yankees en la Serie Mundial. Ron Vesely/Getty Images

Un día como hoy, hace 39 años, el lanzador zurdo mexicano Fernando Valenzuela estaba en la cima del mundo del béisbol.

La segunda semana completa de mayo de 1981, que, al igual que este año, transcurrió entre los días 11 y 17, fue trepidante, convulsa e intensa.

El lunes, el cantante jamaiquino de reggae Bob Marley murió de cáncer a los 36 años de edad; el miércoles, el Papa Juan Pablo II recibió cuatro disparos del turco Mehmet Ali Ağca, pero sobrevivió a un intento de asesinato en la Plaza San Pedro de El Vaticano, y el jueves, los Boston Celtics derrotaron 102-91 a los Houston Rockets en el sexto juego de la final para atrapar el campeonato de la NBA de baloncesto.

Pero un poco más tarde de esa noche de hace 39 años, Valenzuela redondeó una de las mejores arrancadas de temporada de lanzador alguno en la historia de las Grandes Ligas del béisbol de Estados Unidos.

Lanzando ante 53,906 aficionados, la mejor asistencia en los últimos siete años en el Dodger Stadium, Valenzuela lanzó partido completo con siete ponches en 2 horas y 22 minutos para dirigir a Los Angeles Dodgers a un triunfo 3-2 sobre los Expos de Montreal.

Valenzuela, de 20 años, retiró a los primeros siete bateadores de Montreal antes de permitir jonrón al torpedero Chris Speier en la tercera entrada y un out antes de completar nueve entradas, el jardinero Andre Dawson le empató el juego 2-2 con otro cuadrangular solitario.

Un jonrón del jardinero dominicano Pedro Guerrero contra el cerrador Steve Ratzer comenzando la parte de abajo de la novena entrada le puso la tapa al pomo al emocionante encuentro en Chavez Ravine.

Con el triunfo, Valenzuela puso su marca de ganados y perdidos en 8-0, "subió" su promedio de efectividad de 0.39 a 0.50, con 68 ponches y 17 boletos gratis en 72.0 entradas. El novato, que había debutado a los 19 años en las últimas dos semanas de la temporada anterior, completó cada una de sus primeras ocho salidas y en cinco no permitió carreras, desatando un furor en California y el resto de la nación que fue bautizado como "Fernandomanía".

La primera derrota de "El Toro" de Sonora llegaría en su próxima aparición, el lunes 18 contra los Philadelphia Phillies en Los Angeles, cuando permitió cuatro carreras en siete entradas en el revés de los Dodgers 8-1. Las cuatro carreras que permitió esa noche igualaron el total que le habían anotado en las primeras seis semanas de la temporada de 1981.

Una huelga de peloteros (entre el 12 de junio y el 10 de agosto) le quitó espacio a Valenzuela para conseguir mayores cifras en diferentes renglones, pero no le restó espectacularidad a una de las temporadas más exitosas de un lanzador en Grandes Ligas.

Valenzuela tuvo récord de 13-7 y lideró la Liga Nacional con 25 salidas, 11 juegos completos, ocho blanqueadas, 180 ponches y 192.1 entradas; ganó los premios Cy Young y Novato del Año (único pitcher que logró esa combinación) y ayudó a los Dodgers a vencer a sus odiados rivales New York Yankees en la Serie Mundial.