Mejores parejas latinas, padre e hijo, en Grandes Ligas

Vlad Guerrero Jr. comienza su andar en GL con el reto de emular a su legendario padre. AP

Los hijos de los peloteros han invadido las Grandes Ligas del beisbol (MLB) recientemente. Pareciera como si cada equipo tuviera un buen jugador cuyo padre también accionó en el 'Big Show'.

Solamente los Toronto Blue Jays tienen cuatro, incluyendo dos crías de miembros del Salón de la Fama de Cooperstown (el dominicano Vladimir Guerrero Jr., llamado igual al padre, y Cavan Biggio, hijo de Craig Biggio); Bob Bichette, el hijo de Dante Bichette, y Travis Shaw, hijo del ex lanzador Jeff Shaw.

El Novato del Año del 2017 y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional de la temporada pasada, el jardinero Cody Bellinger, de Los Angeles Dodgers, es el vástago de Clay Bellinger, quien lanzó por cuatro años con los New York Yankees y Los Angeles Angels. El dominicano Robinson Canó, un intermedista ocho veces Todos Estrellas, es hijo del ex lanzador de los Houston Astros, José Canó.

Los torpederos dominicanos Fernando Tatis, de los San Diego Padres, y Raúl Adalberto Mondesí, de los Kansas City Royals, son los hijos de dos buenos peloteros quisqueyanos del mismo nombre. El lanzador Dereck Rodríguez, de los San Francisco Giants, es el hijo del legendario receptor puertorriqueño Iván Rodríguez, otro miembro de Cooperstown.

El lanzador dominicano Jonathan 'El Cuchillito' Hernández, de los Texas Rangers, es descendiente del lanzador Fernando 'El Cuchillo' Hernández, quien solamente apareció en dos juegos en Grandes Ligas, pero tuvo una muy buena carrera profesional.

Pero también jugaron en las ligas mayores los padres de Delino DeShields Jr., de los Cleveland Indians; Jeff Brantley y Lance McCullers Jr., de los Houston Astros; Dee Gordon, de los Seattle Mariners; Cam Bedrosian, de los Angels, y Mark Leiter, de los Arizona Diamondbacks, entre otros.

Para nadie es un secreto que las mejores parejas de padre e hijo de la historia de Grandes Ligas son las de Bobby y Barry Bonds y los Ken Griffey. En ambos casos, los hijos de dos grandes peloteros fueron mucho mejores, al punto de que se encuentran entre los más productivos de todos los tiempos.

Mientras Griffey Jr. ya tiene una placa en Cooperstown, el llamado de Barry Bonds se ha dilatado, aunque no por falta de estadísticas en el campo.

En lo que se refiere exclusivamente a familias latinoamericanas, éstas son las mejores parejas de padre-hijo en la historia de las Grandes Ligas.

1. Felipe Alou y Moisés Alou: La familia Rojas Alou es histórica en muchos sentidos. Los hermanos Felipe, Mateo y Jesús jugaron al mismo tiempo en los jardines de los Giants en ocho partidos de la temporada de 1963, siendo la primera el 15 de septiembre, y tuvieron carreras largas y productivas cada uno por su lado.

Felipe fue la primera gran estrella ofensiva de República Dominicana en MLB, antes de ser el primer manager. En 17 temporadas, bateó .286 con 206 jonrones, 107 robos, tres Juegos de Estrellas y 42.3 WAR. Moisés bateó .303 con 332 jonrones, 1,287 impulsadas, seis Juegos de Estrellas y 39.9 WAR en 17 años. Felipe fue el manager de Moisés con Expos de Montreal y Giants.

2. José Cruz y José Cruz Jr.: José 'Cheo' Cruz fue un muy buen jugador por 19 temporadas con St. Louis Cardinals, Astros y Yankees. El hermano de otros dos peloteros (Héctor y Tommy) bateó .284 con 317 robos, dos Juegos de Estrellas y 54.4 WAR. Su hijo del mismo nombre, pero apodado 'Cheíto', bateó .247 con 204 jonrones, 113 robos, un Guante de Oro y 19.6 WAR en 12 temporadas con nueve clubes, incluyendo Astros.

3. Sandy Alomar padre y Roberto Alomar y Sandy hijo: Sandy Alomar padre fue un gran intermedista defensivo que acumuló 10.5 WAR y obtuvo una invitación al Juego de Estrelllas en 15 años en las ligas mayores. Sus hijos se destacaron más, especialmente Roberto Alomar.

Roberto Alomar, un miembro de Cooperstown, entra en la discusión cuando se busca el mejor segunda base de la historia. Roberto bateó .300 con 210 jonrones, 474 robos, 10 Guantes de Oro, 12 Juegos de Estrellas y 67.0 WAR en 17 temporadas. Sandy hijo bateó .273 con seis Juegos de Estrellas, un Guante de Oro y el premio Novato del Año en una larga carrera de 20 años como receptor en MLB.

4. Julián Javier y Stanley Javier: El 2B Julián Javier fue una de las primeras estrellas latinas de Grandes Ligas. Julián acudió a dos Juegos de Estrellas y acumuló 13.9 WAR en una carrera de 13 años con Cardinals y Cincinnati Reds entre 1960 y 1972. Estuvo en cuatro ediciones de la Serie Mundial, ganando las de 1964 y 1967. En la segunda bateó .360.

Stanley Javier fue un gran jardinero defensivo que bateó .269 con 246 robos y acumuló 25.4 WAR en 17 temporadas con ocho equipos.

5. Tany Pérez y Eduardo Pérez: Tany Pérez, miembro del Salón de la Fama, fue el martillo de la 'Gran Maquinaria Roja' de Cincinnati de los setenta. Bateó .279 con 379 jonrones, 1,652 inpulsadas, siete Juegos de Estrellas y 54.0 WAR. Su hijo Eduardo nunca fue jugador regular, pero se mantuvo en la Gran Carpa por 13 años, bateando .247 con 79 jonrones.

6. Vladimir Guerrero y Vladimir Guerrero Jr.: Como es normal, el padre aporta la mayoría de los números en la combinación, puesto que el hijo apenas comienza su carrera.

Vladimir Guerrero, uno de tres quisqueyanos en el Salón de la Fama, bateó .318 con 449 jonrones, 1,496 impulsadas, nueve Juegos de Estrellas, un Jugador Más Valioso y 59.5 WAR en apenas 16 años. Vladimir Jr. bateó .272 con 15 jonrones y 69 impulsadas en 123 juegos en su debut, en el 2019, cuando además montó un espectacular despliegue de poder en el Derby de Jonrones del Juego de Estrellas.

7. Raúl Mondesí y Raúl Adalberto Mondesí: Raúl Mondesí fue un muy buen pelotero por 13 años. Bateó .273 con 271 jonrones, 229 robos, dos Guantes de Oro, un Juergo de Estrellas y ganó el Novato del Año de la Liga Nacional en 1994 con los Dodgers.

Su hijo Raúl Adalberto es el torpedero regular de Kansas City desde el año pasado. En sus primeros 249 partidos batea .249 con 35 dobles, 26 jonrones, 16 triples y 89 bases robadas.

8. Fernando Tatis y Fernando Tatis Jr.: Fernando Tatis padre es el hijo de Fernando Tatis, un pelotero de ligas menores que jugó mucho en la liga invernal dominicana. Tatis padre, el único jugador con dos jonrones con bases llenas en la misma entrada en un partido de las Ligas Mayores, bateó .269 con 113 jonrones en 11 años.

El año pasado, en su debut en la MLB, Fernando Tatis Jr. bateó .317 con 22 jonrones, 16 robos y una defensa espectacular en el campocorto. En 84 juegos, Tatis Jr. acumuló 4.4 WAR, mientras que su padre totalizó 6.3 en toda su carrera.