Chris Sale quiere demostrar que nada es 'mejor que conseguir un codo nuevo para mi cumpleaños'

play
BBEN Quieto en Casa: El Informe del Tiempo: Boston Red Sox (2:30)

Luis Alfredo Álvarez, Ernesto Jerez, Enrique Rojas y Guillermo Celis nos cuentan del clima inestable que se le avecina a la organización de Nueva Inglaterra tras las investigaciones de MLB. (2:30)

Antes de que se suspendieran las acciones del béisbol de Grandes Ligas debido a la pandemia del coronavirus, la noticia de que el as Chris Sale estaba sufriendo de problemas en el codo ya había ensombrecido los entrenamientos primaverales de los Boston Red Sox. Una vez inició esta pausa indefinida de la temporada, Sale y su equipo decidieron que se sometería a cirugía Tommy John, lo cual sucedió el pasado 31 de marzo, después de un retraso de 11 días provocado por la crisis.

Siete semanas después, Sale se está recuperando y está enfocado en su regreso al montículo con los Red Sox, una carrera que el larguirucho zurdo de 6 pies y 6 pulgadas de altura comenzó como selección de primera ronda de los Chicago White Sox en 2010. Sale habló con Marly Rivera de ESPN, abordando temas como su rehabilitación, las opiniones de los "expertos" en mecánica de pitcheo, la derrota ante los Houston Astros en la postemporada de 2017, la suspensión del dirigente de los Red Sox, Alex Cora, y si tendremos béisbol en 2020.

¿Qué fue lo último que pasó por tu mente antes de entrar a la sala de cirugía?

Chris Sale: Realmente no recuerdo el último pensamiento que tuve antes de someterme a la cirugía porque me operaron el día de mi cumpleaños. Estaba viéndolo todo desde una perspectiva completamente diferente a la de la mayoría de la gente. Mucha gente veía someterme a cirugía Tommy John como algo devastador. Y en cierto sentido, lo es, porque estoy perdiendo tiempo de juego. No estoy jugando al béisbol y alguien más tendrá que hacer mi trabajo. Esa parte es lo peor.

Pero desde un punto de vista personal, al fin pude descubrir qué era lo que me pasaba. Fue como decirme, "OK, este es el final de este pésimo tramo por el que has pasado los últimos años". Lo veo como un nuevo comienzo para mí. No podría jugar al béisbol productivamente sin someterme a esta cirugía. Soy pelotero, ¿qué mejor que me den un codo completamente nuevo el día de mi cumpleaños?

Al principio de tu carrera, hubo mucha especulación de que eventualmente te lesionarías porque, similar a Randy Johnson, has tenido éxito con una mecánica poco convencional y un físico diferente. ¿Te afectó eso, que se dijera que no ibas a durar porque tu mecánica no es la correcta, porque eres demasiado delgado?

Sale: En realidad eso nunca me preocupó, gracias a todas las personas de confianza que tenía a mi alrededor. Don Cooper, mi coach de pitcheo en Chicago, fue lo mejor para mí al comienzo de mi carrera. Siempre apreciaré nuestra relación personal y todo lo que hizo por mí. Probablemente fue mi mayor defensor en contra de todo eso. Me decía: "No entiendo de qué está hablando la gente. Mientras repitas tu mecánica bien y lances en todos los puntos que tienes que lanzar cuando tienes que hacerlo, no hay que hacer cambios, porque funciona".

Duró nueve años, e incluso antes de eso, porque lancé de la misma manera en la universidad. Incluso le pregunté sobre eso a mi entrenador en Boston. Un día estaba sentado con unos cuantos compañeros a mi alrededor y estábamos viendo televisión y mostraron mi mecánica y mi codo moviéndose desenfrenado por todos lados. Les dije: "Tengo una pregunta honesta para ustedes, ¿ellos tienen la razón o yo tengo la razón? Porque no sé. Esta será mi undécima temporada, pero mi décimo año completo en Grandes Ligas. ¿Sucedió lo que dijeron que iba a suceder o duré más de lo que ellos pensaban que iba a durar? Si le dijeras a alguien en 2010, vas a seleccionar a este tipo en el draft y estas son las cosas que va a lograr, y luego, este día, se va a lesionar y se someterá a cirugía Tommy John, ¿lo firmas?".

No es una pregunta que pueda responderme a mí mismo, así que se lo preguntaba a los demás. Si evalúas mi cuerpo de trabajo antes de que me lesionara el codo, ¿aceptarías los años que jugué, por el dinero que gané? Si la respuesta es no, entonces es no. No tengo ningún problema con las personas que estén de acuerdo o en desacuerdo. Ahora no jugaré por un año, y al fin y al cabo, tendré un codo completamente nuevo y me prepararé para subir a la lomita y hacer lo mismo que hice antes.

¿Es difícil lidiar con las críticas de que eres un pelotero con un sueldo excesivo, que algunos pueden considerar no ha cumplido con las expectativas?

Sale: Tuve una buena carrera en Chicago. Cuando llegué a Boston, mi primer año también fue muy bueno. Mi segunda temporada fue decente, pero tuve algunos problemas con el hombro. Terminamos como campeones de Serie Mundial, así que incluso la llamaría una temporada relativamente buena, con un pequeño inconveniente. Entonces, la temporada 2019 fue un desastre absoluto. Pero al final, nunca le he prestado atención a lo que la gente dice de mí, porque no me importa.

Lo que mis compañeros de equipo, lo que mi familia, lo que mis entrenadores piensen de mí, eso es lo primero y lo más importante. Sin mencionar el hecho de que antes se hablaba de lo bajo que era mi salario, que estaba siendo subvalorado y no me estaba ganando suficiente dinero en comparación con mi producción. Luego, de la noche a la mañana, soy un pelotero que gana más dinero del que merece. Si las cosas pueden cambiar tan fácilmente, realmente no se le puede prestar atención.

Aprecio a los fanáticos del béisbol, y especialmente a los fanáticos en Boston. Al igual que yo, tienen altas expectativas y te lo hacen saber si no estás cumpliendo con lo que ellos quieren. Pero si miras mi historial, siempre he tenido expectativas muy altas y soy el primero en admitir cuando me está yendo mal. Al fin y al cabo, creo que nunca debes jugar ningún deporte competitivo para otra cosa que no sea para ganar. Si juegas por un contrato, si juegas por números, si juegas por fama y fortuna, lo que sea, generalmente te das cuenta de quiénes son los jugadores que buscan ese tipo de cosas; nunca logran el objetivo final.

Cuando empiezas a jugar pelota desde los 4 años hasta la edad que vaya a jugar, todo lo que quieres es ganar. Si algún día pierdes eso, es hora de irte para tu casa. Soy demasiado competitivo para preocuparme por otra cosa que no sea ganar. La gente me preguntaba cuando estaba jugando bajo un contrato, entre comillas, barato para el equipo, cuál era mi objetivo principal. Siempre fue ganar. Ahora que estoy ganando todo este dinero y no estoy produciendo, mi objetivo sigue siendo ganar. Nada cambia para mí, sin importar para quién juegue, el dinero que gane o los años que tenga en la liga. Yo juego para ganar.

¿Cómo manejas el hecho de que dos años después de ganar la Serie Mundial, tu equipo canjeó posiblemente a uno de los mejores peloteros de Grandes Ligas en Mookie Betts, ya no cuentan con David Price en la rotación, además de perder a otros jugadores? Si tu único objetivo es ganar, ¿cómo pueden hacer eso los Medias Rojas cuando regreses, ojalá en 2021, si tal vez simplemente no tienen las piezas para lograrlo?

Sale: Es lo mismo que ha sucedido con otros equipos. Los San Francisco Giants de 2014, los Kansas City Royals de 2015. Estamos pasando por lo mismo que han pasado otros equipos. Hoy en día, es muy raro jugar con el mismo equipo durante mucho tiempo. Lo intentamos de nuevo y, desafortunadamente, nuestra rotación no pudo mantenerse saludable como sucedió en 2018. Todos nos lesionamos, fuera de Rick [Porcello]. Rick y Eddie [Eduardo Rodríguez] asumieron toda la carga de trabajo, y eso es difícil. Cuando sólo el 40 por ciento de tu rotación está funcionando y el 60 por ciento no, una parte que se supone que asuma una carga bastante grande, es difícil.

Pero tenemos que adaptarnos y seguir adelante. Nosotros no tomamos esas decisiones; no canjeamos a jugadores. Nos presentamos al entrenamiento primaveral y damos nuestro mejor esfuerzo para ganar con los jugadores que tenemos.

¿Cómo te afectó la investigación en la temporada muerta y la suspensión de Alex Cora? ¿Cómo fue eso para ti?

Sale: Fue algo grande, porque todos los jugadores y el personal, todos nos llevamos muy bien. Creo que ningún equipo ganador de un campeonato te diría que no tenía buena química; que no tenía buen liderazgo; que las cosas no comenzaban desde la oficina. Eso fue particularmente cierto con nosotros. AC [Alex Cora] llegó y colocó a todos los jugadores en posición de ganar y nos cuidó a todos nosotros. Por eso lo queremos y lo respetamos tanto.

Fue un golpe. Fue un golpe fuerte y nos dolió. No queríamos que se fuera por el amor y el respeto que le tenemos, y se lo ganó. No sólo por llegar a un camerino de Grandes Ligas te ganas ese tipo de respeto. AC se lo ganó.

Después de enterarte del escándalo del robo de señales de los Astros en 2017, ¿eso cambió tu opinión sobre Cora, a quien dices le tienes tanto respeto?

Sale: No perdí ningún respeto por AC. Y mira lo que hice en 2017, en los playoffs. En la Serie Divisional de la Liga Americana tienes que ganar tres juegos, lo que significa que sólo puedes perder dos. Yo perdí dos de esos tres juegos en contra de esos Astros que estaban haciendo trampa, ¿cierto? Al año siguiente, AC llegó a nuestro equipo y ganamos la Serie Mundial, y aprendí quién es él.

Tal vez soy diferente, pero creo que todo esto ha sido exagerado demasiado. Déjame ser muy claro: creo que lo que hicieron los Astros estuvo mal. Eso es lo primero, ante todo. Pero no importa. ¿Qué voy a hacer? ¿Voy a ir al pasado a cambiarlo? ¿Voy a ir a robarme los anillos de los Astros para ponerles una "B" en lugar de una "H"? Para mí, es algo parecido a esta cirugía Tommy John. Puedo quejarme porque me explotó el codo y me voy a perder todos estos partidos, o acepto que es algo que no puedo cambiar. No puedo volver al pasado. No tiene ningún sentido quejarse por haber perdido.

Honestamente, aprendí mucho de 2017; fue mi primera experiencia en la postemporada. Fracasé tanto como alguien pudo haberlo hecho en su primera aparición en postemporada. Preocuparme por lo que pudo ser no es algo que me interese. Cuando vea a José Altuve o a Carlos Correa o a George Springer, los voy a saludar. No es como que no voy a volver a hablar con ellos nunca más. Esa Serie Mundial puede que esté un poco manchada, pero no puedo hacer nada para cambiar las cosas. Entonces, ¿por qué voy a perder tiempo pensando en eso?

¿Dónde estás en tu proceso de rehabilitación?

Sale: Han pasado seis semanas. He estado haciendo un programa de rehabilitación del hombro y sometiéndome a tratamiento de los tejidos blandos, pero he comenzado a practicar haciendo fuerza, empujando y remando. Una gran parte de todo esto es mucho trabajo de hombro, lo cual es bueno para mí. Me estoy dejando llevar por el programa que tienen para mí. Es algo que (los entrenadores) han hecho un millón de veces y me siento muy contento con dónde estamos.

Podemos hacer las cosas de raíz. Arrancar desde cero. Puedo desmantelar mi cuerpo por completo y construirlo de nuevo. Ahora, como realmente no estoy trabajando para lograr nada, puedo concentrarme en los pequeños detalles que a veces se pueden pasar por alto cuando te estás preparando para una temporada larga y voluminosa. Me encanta trabajar con los muchachos con los que estoy trabajando y sé que estoy en buenas manos.

¿Cómo lidias con ese sentido de haber "decepcionado al equipo", como has dicho anteriormente?

Sale: Lo que más extraño es estar cerca de mis compañeros y hacerme cargo de mi puesto. Eso es algo que siempre ansío, algo que siempre me he enfocado en lograr. Lo más importante para mí siempre ha sido cumplir cuando me toca lanzar. Fue algo que hice por mucho tiempo y ahora no lo estoy haciendo. Las últimas dos temporadas fue por el hombro, luego el codo, y aquí estamos. Eso es lo más difícil para mí, mentalmente, decepcionar a mis compañeros de equipo, perderme todo este tiempo.

Sin embargo, algo que me ha ayudado a superarlo es que todos esos muchachos que siento que estoy decepcionando me llaman o me envían mensajes constantemente: "Oye, hombre, eso es parte del juego". "Vamos a dar la cara por ti, vas a estar bien". "Te veremos en un año, encárgate de recuperarte y vamos a estar bien". Cuando esos muchachos que sientes que estás decepcionando te dicen cosas como esas, te hace sentir un poco mejor. Pero nunca olvidaré el tiempo perdido. Es algo con lo que nunca estaré satisfecho.

A pesar de que no jugarás este año, ¿crees que tendremos temporada?

Sale: No sé. Hay demasiadas cosas que podrían cambiar en este momento. Obviamente, los peloteros y los dueños de equipo están en negociaciones, y es algo que espero podamos resolver lo antes posible. Por mi parte, no me estoy perdiendo ningún juego que no se estén perdiendo los demás. Además, no me están pagando, así que nadie puede decir que soy un pende--o que se gana demasiado dinero [entre risas].

¿Cuál crees que será el mayor obstáculo?

Sale: Nada es más importante que buscar una manera segura de jugar. Espero que ese sea el enfoque principal, porque sé que cuando se habla de negocios, se habla de dinero. Eso puede llevar a que se pasen por alto algunas cosas, pero al final del día, la seguridad, no sólo de los jugadores, sino también de los fanáticos y de todas las personas con las que estamos en contacto, tiene que ser lo más importante.

Una vez resolvamos eso, podemos hablar de dinero y todo lo demás. Tenemos que determinar qué vamos a hacer desde el punto de vista de la seguridad antes de comenzar a hablar de dólares y centavos. En este momento, pienso que los peloteros están viéndolo como que el riesgo es mayor que la recompensa, pero es igual para los dueños. Entonces lo más importante es buscar puntos en común y ver cómo podemos llegar a un acuerdo.