Un Día Como Hoy en el Béisbol: Roger Clemens fue un lanzador de poder, de principio a fin

play
Kurkjian recuerda la carrera legendaria de Roger Clemens (1:06)

Para celebrar la fecha en la que el estelar abridor registró su primera victoria en las Grandes Ligas, Tim Kurkjian nos recuerda una graciosa anécdota de cuando Clemens ponchó a 20 Mariners. (1:06)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1984, Roger Clemens logró su primera victoria en Grandes Ligas.

Clemens dijo que una de sus actividades favoritas cuando crecía en Texas era ir al Astrodome y "escuchar" a Nolan Ryan calentarse en el bullpen. Ese sonido, especialmente en interiores, era inconfundible. Debido a la influencia de Ryan, Clemens dijo una vez: "Yo llegué como un lanzador de poder. Me fui como un lanzador de poder''.

Así fue.

Clemens ganó siete premios Cy Young, dos más que el segundo en la lista, y terminó entre los tres primeros en la votación en otras tres temporadas. Ganó 354 juegos, el noveno más alto de todos los tiempos, el segundo más grande (detrás de Greg Maddux) de cualquiera que haya lanzado después de 1965. Clemens lideró la liga en efectividad siete veces. Es el tercero de todos los tiempos con 4,672 ponches. Ganó la Triple Corona, primero en victorias, efectividad y ponches, en temporadas consecutivas (1997-98).

En estos tiempos difíciles, reconozcamos, al menos por hoy, la intensidad que Clemens aportó a cada comienzo durante sus 24 años de carrera. Una vez lo vi aplastado tras una apertura, después de la cual dijo: "Podía escuchar a la multitud", lo que significaba, para mí, que no estaba tan concentrado como tenía que estar.

Un domingo de los entrenamientos de primavera de 2003, a las 7:30 a.m., tres horas antes de la llegada de los Yankees al estadio, vi a Clemens lanzando una pelota de fútbol en un estacionamiento, solo él y su entrenador. En 1986, el entonces propietario de los Orioles, Edward Bennett Williams, se registró en el Grand Hyatt de Nueva York a las 7 a.m. "Roger estaba entrando en el hotel cuando llegué allí", dijo. "Acababa de recorrer las calles de Nueva York. Había lanzado la noche anterior''.

Hay un millón de historias de esa ferocidad de Clemens, ninguna mejor que el Juego 4 de la Serie de División de la Liga Nacional 2005. Clemens, entonces con los Astros, había sido bateado con fuerza al perder el Juego 2, pero cuando el Juego 4 comenzó a girar sin control en entradas adicionales, Clemens, sin que se lo pidieran, se puso sus zapatillas y se fue al bullpen. Lanzó las entradas 16, 17 y 18 sin anotaciones para vencer a los Bravos en uno de los mejores juegos de postemporada de todos los tiempos.

Clemens, por supuesto, es el único lanzador que ponchó a 20 rivales en las primeras nueve entradas de un juego, y lo hizo dos veces, con 10 años de diferencia. La primera, que fue la primera vez que ocurría en la historia del béisbol, llegó en abril de 1986 contra los Marineros. Cuatro días después de esa apertura, los Medias Rojas estaban en Seattle. Clemens debía abrir al día siguiente y estaba siendo entrevistado por un confundido chico de la televisión de Seattle.

"Roger", dijo el confundido tipo de televisión, "la última vez que te enfrentaste a los Marineros, ponchaste a 30".

"Bueno", dijo Clemens, pacientemente, "solo fueron 20."

"Bueno", dijo el confundido tipo de televisión, "tal vez sean 30 la próxima vez".

A lo que Clemens no dijo, pero debería haber dicho: "Sí, ¡voy a lanzar 10 entradas y poncharlos a todos!"

Otras notas de béisbol del 20 de mayo

  • En 1945, en una doble cartelera contra los Yankees, el jardinero de los St. Louis Browns, Pete Gray, conectó cuatro hits, tuvo dos carreras impulsadas e hizo varias jugadas defensivas. Solo tenía un brazo. Perdió su brazo derecho en un accidente en su infancia.

  • En 1921, nació Hal Newhouser. Es el único lanzador en ganar el MVP en temporadas consecutivas (1944-45).

  • En 2018, la velocidad del relevista de los Cardenales Jordan Hicks fue medida en 105 mph. "Estaba viendo su video un día", dijo Ryan Braun, de los Cerveceros. "No tenía lecturas de radar. Hizo un lanzamiento que tenía un gran movimiento tardío. Pensé que era su cambio. Descubrimos que era su recta de dos costuras. La lanzó a 102 mph. No podía creerlo''.

  • En 1963, nació David Wells. Para un hombre grande y corpulento, Wells fue un gran atleta. Podía hacer una volcada con una pelota de baloncesto.