A 50 años del primer jonrón de un pitcher mexicano en Grandes Ligas

play
¿Falta poco para que un mexicano llegue al Salón de la Fama de la MLB? (1:31)

Guillermo Celis analiza las posibilidades de los peloteros aztecas de ingresar al recinto de Cooperstown. (1:31)

En la historia de las Grandes Ligas, 79 pitchers que han nacido en México ha pisado un diamante del mejor béisbol del mundo, 19 de ellos no tuvieron aparición en el plato para batear y uno más solo tuvo una para tocar la bola en sacrificio...

De los 59 restantes, todos al menos tuvieron o han tenido una vez legal al bate, pero de todos ellos, solo siete han tenido la fortuna de pegar un cuadrangular.

Fue hasta el 30 de mayo de 1970 --28 años después de que el primer pitcher nacido en México debutará en Grandes Ligas--, en que Vicente “Huevo” Romo se convirtió en el primero a la ofensiva en disparar un jonrón y lo hizo en su tercera temporada.

Y ese jonrón, conectado hace exactamente 50 años, sigue siendo histórico, ya que ningún otro pitcher de un equipo de la Liga Americana ha podido conectar uno más, pues los seis pitchers restantes que tienen al menos uno lo han hecho con novenas de la Liga Nacional.

El nacido en Santa Rosalía, Baja California Sur --séptimo pitcher nacido en México en llegar a la Gran Carpa y 17° jugador en general-- pegó su vuelacercas con los Boston Red Sox frente a los Chicago White Sox en Fenway Park ante 21,026 aficionados.

Vicente entró al relevo en la parte alta de la quinta entrada, después de que White Sox tomara ventaja de 5-4 con sencillo remolcador de dos carreras de Bill Melton, que marcó la salida del abridor Mike Nagy, y ponchó a Buddy Bradford para terminar el rallie.

Su cuadrangular fue al abrir turno en el cierre del sexto episodio como noveno bate ante los lanzamientos de Jerry Crider, al volarse el monstruo verde entre jardín izquierdo y central.

Con el batazo, los Red Sox tomaron ventaja de 6-5 en el partido y Vicente se llevó la victoria --por 7-5 al final-- para poner su marca en 3-0 tras un relevo de cuatro entradas de tres hits y cuatro ponches. Sparky Lyle sacó el último tercio luego de que el mexicano saliera tras recibir sencillo de Gail Hopkins con dos outs.

Tras el jonrón de Vicente, en los siguientes 10 años, 21 peloteros nacidos en México --entre ellos 10 lanzadores-- hicieron su aparición en Grandes Ligas.

Fue hasta el 1 de octubre de 1980 en que otro pitcher mexicano logró pegar otro jonrón en la Gran Carpa y fue doblemente histórico, pues lo hizo Enrique “Huevo” Romo, hermano menor de Vicente que llegó a las Mayores en 1977.

Y lo doblemente histórico, fue porque lo hizo con casa llena en una victoria de 10-5 de los Pittsburgh Pirates ante los New York Mets en el Shea Stadium ante la insólita presencia de 2,392 aficionados. Solo cuatro jugadores mexicanos de posición habían dado jonrones con casa llena antes, Beto Ávila (3), Héctor Torres (2), Aurelio Rodríguez (1) y Jorge Orta (1).

Enrique entró al relevo de Jim Bibby en el sexto inning con ventaja de 6-3 y sacó cuatro entradas en tres hits, cuatro ponches y dos carreras, al tolerar un jonrón con uno en base y out en la novena a Claudell Washington.

El menor de los Romo quedó como tercero en el orden al bate en lugar de Dave Parker, quien en el primer inning despachó vuelacercas con uno en base y fue el último bateador del sexto episodio.

En la octava entrada tuvo su único turno al bate y vio como Steve Nicosia, Omar Moreno y Tim Foli llenaron las bases con sencillos. Ante un pitcheo de Roy Lee Jackson se voló la barda para celebrar en el plato ante la mirada de su compatriota Alex Treviño, quien estaba como receptor de los Mets.

Después de los Romo, el siguiente pitcher nacido en México en disparar jonrón fue Fernando “Toro” Valenzuela en 1982, quien en total pegó 10 en su carrera --ocho con Los Ángeles Dodgers y dos con San Diego Padres--, marca que vio rota por Yovani Gallardo, quien conectó 12 con los Milwaukee Brewers.

Después vienen tres de Armando Reynoso --dos con Colorado Rockies y uno con Mets--, tres más de Jaime García --dos con St. Louis Cardinals y uno con Atlanta Braves-- y uno de Ismael “Rocket” Valdez con Dodgers.

García es el único otro pitcher mexicano con un gran slam en la Gran Carpa, al dispararlo el 21 de julio de 2017 con los Braves frente a los Dodgers en Dodger Stadium en un triunfo que logró por 12-2 ante la presencia de 46,083 fanáticos. Su batazo fue en el quinto inning con dos outs entre prado central y derecho contra el zurdo Alex Wood.

Además de los hermanos Romo, la única otra pareja de peloteros nacidos en México en jugar en MLB fueron Alex Treviño y Carlos Treviño. Alex pegó 23 jonrones en 13 campañas, pero Carlos se fue sin cuadrangulares en 17 partidos y 42 apariciones en el plato en 1968.

La pareja de hermanos Adrián González y Édgar González, mexicanos por naturalización, conectaron 328 jonrones --317 de Adrián--, pero para Grandes Ligas cuentan como estadounidenses al ser nacidos en San Diego.

Rubén Amaro Sr, nacido en Nuevo Laredo, Tamapulipas, y Rubén Amaro hijo, nacido en Filadelfia, conectaron 24 jonrones en Grandes Ligas, pero no son considerados como un récord para mexicanos como padre e hijo.