Un Día Como Hoy en el Béisbol: El dulce swing de Ken Griffey Jr.

play
Kurkjian reflexiona sobre el increíblemente talentoso Ken Griffey Jr. (1:52)

En el aniversario del jonrón 500 de Ken Griffey Jr., Tim Kurkjian analiza la increíble carrera y lo talentoso que era. (1:52)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 2004, Ken Griffey Jr. conectó su HR 500 en su carrera.

Llegó en el Día del Padre, con su padre, Ken Griffey Sr., presente. Si no fuera por las lesiones, el No. 500 habría sido el 600 para Junior. (Terminaría su carrera en 2010 con 630 jonrones.)

Su swing, ese hermoso swing de zurdo, fue tan fundamentalmente perfecto como cualquier otro en la historia del béisbol. Bateó 40 o más jonrones en una temporada siete veces y lideró la Liga Americana cuatro veces. Conectó cuadrangular en ocho juegos consecutivos, empatando con Dale Long y Don Mattingly para la racha más larga de la historia.

Junior fue igualmente bueno en defensa en el jardín central; ganó 10 Guantes de Oro. Solo Willie Mays ganó más (12) entre los miembros del club de 500 jonrones. Griffey se convirtió en el segundo jugador, después de Mays, en batear 50 jonrones en una temporada en la que ganó un Guante de Oro. Es el único jugador en la historia del béisbol que lo ha hecho en temporadas consecutivas.

Y justo allí con su swing y su defensa estuvo esa sonrisa, la que iluminó el sombrío Kingdome en Seattle muchas veces. Vimos esa sonrisa después de la increíble atrapada dando un salto contra la valla del jardín izquierdo central en el Yankee Stadium en 1990. La vimos cuando él y su padre conectaron cuadrangulares consecutivos frente a Kirk McCaskill, también en 1990. Lo vimos cuando Junior anotó desde la primera con 'El Doble' de Edgar Martínez para ganar la SDLA contra los Yankees en 1995.

Griffey fue el primer jugador seleccionado en el No. 1 del draft que llega al Salón de la Fama.

"Todos los seleccionados por los Marineros en el draft vinieron a trabajar en el Kingdome, ya sabes, para que pudieran ver dónde querían terminar eventualmente", dijo el entonces receptor de los Marineros Scott Bradley. "Junior tenía 18 años. Se metió en la jaula. La mayoría de los chicos se pondrían nerviosos. Él no. Mientras bateaba, mantuvo una conversación con los escritores, que estaban alrededor de la jaula. Golpeaba líneas por todo el terreno y luego tomó un descanso. En la siguiente ronda, golpeó bola tras bola tras bola hacia las gradas superiores del jardín derecho. Nunca había visto algo así".

Los Marineros no querían que Griffey llegara al club de Grandes Ligas en la primavera de 1989, después de que solo pasara una temporada completa en las ligas menores. Tenía 19 años. Querían que comenzara en Triple-A.

"Así que le pusieron todos los zurdos duros de la Liga del Cactus para que fallara, y luego podrían enviarlo de regreso [a las menores]", dijo Bradley. "Pero le bateó a cada uno de ellos. Así que no tuvieron otra opción [que ponerlo en el roster de Grandes Ligas]".

Otras notas de béisbol del 20 de junio

  • En 1997, Aaron Boone hizo su debut en las Grandes Ligas. Conectó un sencillo, remolcó una carrera y fue expulsado por el árbitro del plato Gary Darling por arrojar su casco reflexivamente después de ser puesto fuera en el plato. "Era el caso clásico de un novato que intentaba mostrarse ante un árbitro, y de repente '¡Te fuiste!'", dijo Boone. "Después de eso, entré en pánico. Esa noche, pensé, '¿Qué hice? Me van a dar bola negra. Estoy en problemas'. Al día siguiente, Gary estaba trabajando en la tercera base. Me miró con los brazos cruzados, muy serio. Luego se echó a reír. Me dijo: 'Te he estado vigilando, vas a estar bien'".

  • En 1972, nació Paul Bako. Era un excelente receptor defensivo, uno de los pocos en los que el gran Greg Maddux realmente confiaba detrás del plato. Bako también tiene un gran sentido del humor. Varios años después de su carrera, después de haber hablado con él varias veces, se me acercó, extendió su mano y me dijo: "Hola, soy Paul Bako, un chico para hacer atrapadas".

  • En 1976, nació Carlos Lee. Golpeó la mayor cantidad de cuadrangulares (358) de cualquiera con un apellido que comience con "L."

  • En 1960, nació el receptor Doug Gwosdz. Su nombre se pronuncia Gooosh. Tiene el mejor apodo de todos los tiempos: Eye Chart (Tabla Optométrica). "Miren su nombre y cúbranse un ojo con la mano", dijo el ex manager de los Rangers, Doug Rader. "Parece una tabla optométrica".