Un Día Como Hoy en el Béisbol: Joe DiMaggio era así de bueno

play
Kurkjian reflexiona sobre la asombrosa carrera de Joe DiMaggio (1:49)

Tim Kurkjian le echa un vistazo a la asombrosa carrera de Joe DiMaggio, incluyendo su racha de 56 partidos bateando de hit, y su amistad con Ted Williams. (1:49)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1936, el novato Joe DiMaggio empató el que era entonces el record de Grandes Ligas con cuatro extrabases en un juego.

DiMaggio terminaría esa temporada con 88 extrabases; Albert Pujols (88) y Hal Trosky (89) son los únicos otros con una cantidad similar en su temporada de novato. DiMaggio terminó ese año con 29 jonrones, 125 carreras impulsadas y un promedio de .323. Terminó su carrera con un promedio de .325, tres MVP, dos segundos puestos y nueve anillos de Serie Mundial. Tuvo 13 apariciones en el Juego de Estrellas en 13 años y la racha de bateo más larga en la historia del béisbol en 56 juegos.

Nunca ha habido un bateador con una combinación de poder/contacto como él en la historia del juego. DiMaggio conectó 361 jonrones y se ponchó 369 veces. En siete temporadas diferentes, conectó al menos 25 jonrones y tuvo más jonrones que ponches. En 1941, el año en que bateó de hit en 56 juegos consecutivos, conectó 30 jonrones y se ponchó 13 veces. Nunca se ponchó 40 veces en una temporada: en las últimas tres temporadas, 2017-19, en 29 ocasiones veces un jugador se ponchó al menos 40 veces en un mes calendario. DiMaggio tuvo un juego de tres ponches y 205 juegos de al menos tres hits en toda su carrera.

El día que DiMaggio murió en 1999, le di algunos de estos números a Darryl Strawberry de los Yankees.

"No, eso es imposible", dijo. "Nadie podría ser tan bueno".

Pero DiMaggio sí lo fue. Era tan regio, tan elegante, tan atractivo como jugador. Se negó a jugar en cualquier juego de los Old Timers porque no quería que nadie lo recordara como un jugador venido a menos; Quería ser recordado por sus zambullidas en los jardines o por golpear una línea viciosa. Y él era un ícono cultural. Estaba casado con Marilyn Monroe. Ernest Hemingway escribió sobre él en "El viejo y el mar". Simon y Garfunkel lo incluyeron en la canción "Mrs. Robinson". Y, al jubilarse, se convirtió en el Sr. Coffee.

DiMaggio era parco y distante. Lo conocí una vez, en 1986, y yo estaba muerto de miedo. Llegamos al baño de hombres en el palco de prensa del Baltimore Memorial Stadium al mismo tiempo. Un urinario estaba abierto. Él lo tomó.

"Tengo más ganar de ir que tú", dijo.

Aquí está para usted, Joe DiMaggio.

DiMaggio fue venerado en el juego, especialmente por los oponentes. En el Juego de Estrellas en Detroit, en 1941, la Liga Americana ganó por un jonrón para dejar al rival en el terreno de Ted Williams quien me dijo esto: "La mejor parte de ese día es que Joe DiMaggio estaba en el plato para felicitarme".

La temporada de 1941 fue mágica. La racha de 56 juegos de DiMaggio nunca será igualada; cautivó al país. Bateó .408 con 15 cuadrangulares y 55 carreras impulsadas durante la racha. Se ponchó cinco veces, y ni una sola vez en los últimos 32 juegos de la racha. En 1978, Pete Rose acertó en 44 juegos consecutivos, una hazaña magnífica, pero de todos modos se quedó corto a un hit por semana por dos semanas de DiMaggio. Después de que se cortó su racha, DiMaggio tuvo otra racha de 16 juegos consecutivos, lo que significa que logró un hit en 72 de 73 juegos.

Ganó el MVP ese año, el año en que Williams bateó .406. Ese año (y otros), Williams jugó en el jardín izquierdo, mientras que el hermano de Joe, Dom, jugó en el jardín central para los Medias Rojas. Williams hizo que el operador del marcador dentro del Monstruo Verde le proporcionara actualizaciones sobre la racha de bateo. Le decía cosas como que "Joe acaba de conectar otro hit; 38 seguidos". Y Ted transmitía esa información a Dom.

Ahí lo tienen. El Gran DiMaggio.

Otras notas de béisbol del 24 de junio

  • En 1955, Harmon Killebrew bateó su primer jonrón en Grandes Ligas. Logró la mayor cantidad de cuadrangulares (573) para alguien con un apellido que comienza con K.

  • En 1979, Rickey Henderson hizo su debut en las Grandes Ligas. Es uno de los 15 mejores jugadores de la historia. Si jugara hoy, en la era analítica, sería aún mejor con lo mucho que valoramos los boletos gratis.

  • En 1986, nació Phil Hughes. Fue un buen lanzador de Grandes Ligas con un control impecable. En 2014 con los Mellizos, tuvo 16 victorias y 16 bases por bolas. Cada primavera con los Mellizos, invitaba al equipo a cenar. Y cocinaba para todos. Él es un gran cocinero.