La Guía Rápida para una temporada especial en MLB

play
Los mayores retos que enfrenta MLB en una temporada especial e histórica (3:11)

Juegos sin públicos, rebrote en estados claves y un apretado calendario entre las mayores preocupaciones de las Grandes Ligas. Marly Rivera y Enrique Rojas analizan la temporada 2020. (3:11)

El béisbol de Grandes Ligas (MLB) planifica una temporada especial y recortada en medio de la la pandemia del coronavirus, que solamente en Estados Unidos ha contagiado cerca de 2,5 millones de personas y provocado alrededor de 125 mil fallecimientos desde que se registró el primer caso en el país (en una clínica del condado Snohomish, estado de Washington) el pasado 20 de enero.

Las peligrosas condiciones de salud y seguridad forzaron a MLB y su sindicato de jugadores (MLBPA, por sus siglas en inglés) a crear un amplio protocolo que básicamente afectará todos los procedimientos tradicionales del pasatiempo nacional.

Sin entrar en los detalles del minucioso protocolo de salud, esta es una guía rápida para que comencemos a adaptarnos a las modificaciones más importantes que tendrá MLB en su temporada del 2020.

Preparación para la temporada

Los 30 equipos de las ligas mayores tendrán cerca de cuatro semanas de entrenamientos, en sus estadios originales, para intentar recuperar el ritmo que tenían cuando el coronavirus obligó a detener las operaciones de MLB el pasado 12 de marzo en medio de los entrenamientos primaverales.

Los jugadores deben reportarse a más tardar el miércoles 1 de julio (para someterse a exámenes físicos, incluyendo la prueba al COVID-19) y los trabajos formales comenzarán el viernes 3. Los entrenamientos se deben escalonar durante el día para evitar el hacinamiento y, cuando sea posible, los clubes deben considerar el uso de otra instalación (como una universidad cercana o un estadio de ligas menores) para realizar entrenamientos o juegos de escuadras divididas.

Los entrenamientos estarán divididos en tres fases y la tercera incluirá un número limitado de juegos de exhibición entre clubes, que deben ser autorizados por la oficina del comisionado.

Cada equipo señalará un lugar para entrenamientos alternos, que además de usarse en la etapa de preparación será el lugar en el que permanecerán los jugadores de la Escuadra de Emergencia (Taxi Squad), cuyo uso explicaremos más adelante.

Duración de la temporada

La temporada regular de 60 partidos comenzará el 23 o 24 de julio. El calendario oficial será anunciado en los próximos días. Los equipos estarán restringidos a sus áreas geográficas, jugando 40 partidos contra sus rivales divisionales y los restantes 20 encuentros contra clubes de su misma división de la otra liga.

Por ejemplo: Los New York Yankees jugarán 10 veces contra cada uno de sus rivales de la División Este de Liga Americana (Baltimore Orioles, Boston Red Sox, Tampa Bay Rays y Toronto Blue Jays) y 20 juegos contra los equipos del Este de la Liga Nacional (Atlanta Braves, New York Mets, Miami Marlins y Philadelphia Phillies).

Este sistema nos impedirá disfrutar de choques entre grandes favoritos de diferentes divisiones (Yankees contra Houston Astros en la Liga Americana o Braves frente a Los Angeles Dodgers en la Liga Nacional, por ejemplo), pero también nos libera de ver jugar 17 veces a Baltimore contra Kansas City Royals. La serie regular deberá concluir el domingo 27 de septiembre.

La postemporada

En el modelo aprobado, la postemporada será igual que en los últimos años. 10 equipos clasificados, dos juegos de comodines, dos Series Divisionales en cada liga, Series de Campeonato y Serie Mundial. Pero tanto MLB como MLBPA han dejado abierta la posibilidad de negociar una expansión de los playoffs (a 14 o 16 equipos) antes que arranquen las acciones.

Modificación de reglas en pretemporada

Hay un límite de partidos de exhibición que pueden jugar los equipos entre ellos, pero no hay límite para los juegos interescuadras. Habrá un relajamiento con la regla de entrada finalizada, dando al mánager a la defensa la oportunidad de terminar una entrada sin los tres outs requeridos si se han completado las apariciones al plato acordadas o el lanzador hizo al menos 25 pitcheos. Se permitirán los empates y la reentrada de lanzadores en los partidos de entrenamiento.

Modificación de reglas en temporada y playoffs

Ambas ligas usarán el Bateador Designado. En entradas extras, desde la 10ª, el equipo al bate comenzará el episodio con un corredor en 2B (que será el último out de la entrada anterior, la misma regla utilizada en el Clásico Mundial de Béisbol). Pero dicha regla solo aplicará a la temporada regular, y no se usará en la postemporada.

Contrario a lo regulado anteriormente, en 2020 se permitirá lanzar a cualquier jugador de posición. Los lanzadores pueden llevar un pequeño trapo húmedo en su bolsillo trasero para usarlo en lugar de lamerse los dedos. El agua es la única sustancia permitida en el trapo. La nueva regla de tres bateadores mínimos para el lanzador se mantiene.

Reactivación de las operaciones

Cuando se detuvieron los entrenamientos el 12 de marzo, MLB congeló las operaciones de los equipos, que básicamente no podían hacer transacciones con sus jugadores del roster del equipo grande. Todo eso terminó el viernes 26 de junio. Los clubes pueden firmar jugadores desempleados (como Yasiel Puig, Melky Cabrera, Hanley Ramirez, Matt Harvey, etc.) e incluso hacer cambios.

Fecha límite de cambios

En lugar del 31 de julio, la fecha tope para realizar cambios directos en medio de la temporada será el 31 de agosto, cinco semanas después del día inaugural, lo que agregará más drama a una temporada recortada con poco tiempo para hacer planes a largo plazo.

Jugadores elegibles para participar en la temporada

Tres días antes del primer día de entrenamientos (domingo 28 de junio) los equipos deben someter una lista de 60 peloteros que serán los únicos elegibles para jugar en la temporada 2020. Esa lista de 60 está compuesta por los 40 miembros del roster protegido y otros 20 no protegidos.

A lo largo de los entrenamientos y la temporada, los equipos pueden hacer movimientos en sus listas de 60 elegibles, pero no podrán pasar de 60 en la lista. Por cada uno que entra, otro debe salir.

Rosters activos

A más tardar el mediodía del día inaugural, los equipos deben informar a MLB sus rosters activos, que podrán tener un máximo de 30 jugadores y un mínimo de 25. Dos semanas después, los rosters deben recortarse a 28 y, en el día 29 de la temporada regular, a 26 jugadores. El roster de 26 peloteros funcionará hasta el final de la postemporada, excepto para los dobles juegos, cuando se permitirá agregar un jugador 27.

Escuadras Para Emergencias o "Taxi Squad"

A cada equipo se le permitirá un escuadrón de tres jugadores para cada viaje como visitante, dándoles opciones inmediatas para reemplazar a un jugador lesionado o infectado con coronavirus. Esos jugadores saldrán del grupo de la lista de 60 elegibles para jugar. Cargando con esos tres jugadores en cada viaje, los equipos evitarán tener que poner en un vuelo comercial, tren o auto particular a un pelotero para sustituir a otro lesionado.

Una Escuadra de Emergencia debe tener al menos un receptor. A esos jugadores se les permitirá entrenar con el equipo cuando estén en la ruta y el receptor podrá ayudar en el bullpen. No se les pagará el salario de Grandes Ligas ni acumularán tiempo de servicio, pero recibirán la dieta diaria de MLB ($108,50) y sus salarios de ligas menores. En caso de ser activados, entonces cobrarán salarios de MLB y acumularán tiempo de servicio.

Al concluir cada viaje, los jugadores de la Escuadra de Emergencia regresarán al sitio de entrenamiento alterno (excepto el receptor, que aún podría permanecer con el equipo para ayudar en el bullpen).

Listas de lesionados

Las listas de lesionados fueron modificadas para esta temporada especial. La lista de lesionados para lanzadores y jugadores de posición serán de un mínimo de 10 días y la llamada Lista de 60 días ahora será de 45 días.

Para colocar un jugador en lista de lesionados por coronavirus no se requiere una prueba positiva confirmada de COVID-19. Se puede desactivar a un pelotero por coronavirus en base a una prueba positiva de COVID-19, exposición confirmada a COVID-19, o si un jugador presenta síntomas que requieren autoaislamiento para una evaluación adicional.