Pedro Guerrero y Sammy Sosa hicieron historia el 30 de junio

Getty Images

Pedro Guerrero y Sammy Sosa, dos bateadores derechos nacidos en San Pedro de Macorís, en el este de República Dominicana, entraron en la historia jonronera de las Grandes Ligas de Estados Unidos el 30 de junio, con 13 años de diferencia.

En junio de 1985, Guerrero, quien en 1981 había compartido con sus compañeros Ron Cey y Steve Yeager el premio Jugador Más Valioso de la Serie Mundial que ganaron los Los Angeles Dodgers a los New York Yankees, bateó 15 cuadrangulares para empatar el récord de todos los tiempos del mes empatado con Babe Ruth (1930), Bob Johnson (1934) y Roger Maris (1961).

Una marca que estuvo vigente hasta que su compueblano Sosa, de los Chicago Cubs, pegó 20 en junio de 1998, el año en que desafió a Mark McGwire en la primera de dos grandiosas batallas consecutivas de vuelacercas que concluyeron con ambos superando la barrera de los 60.

Un día después de su cumpleaños número 29, Guerrero sacó la pelota del parque en la octava entrada contra el gran cerrador Bruce Sutter, en su último turno de junio de 1985, para dirigir a los Dodgers a un triunfo 4-3 sobre los Atlanta Braves en Los Angeles.

"La Negra Pola", como apodaban al jardinero y antesalista de los Dodgers (por el título de una popular canción dominicana), llevaba de 12-0 con tres boletos en sus últimos cuatro partidos, mientras buscaba al menos empatar la marca de las ligas mayores para el sexto mes del año. Un mes en el que Guerrero bateó .344 con 27 anotadas, 26 carreras impulsadas, .436 de OBP y .860 de slugging.

Como para que no se pensara que su explosión de junio había sido una rareza, Guerrero bateó .460 con OBP de .563 y 25 anotadas en 20 partidos en julio, rumbo a batear .320 con 33 jonrones y encabezar la Liga Nacional en OBP (.422), slugging (577), OPS (.999) y OPS+ (182) en la temporada.

Con su actuación en esos dos meses, Guerrero (quien bateó .391 con 19 jonrones y 45 empujadas entre junio y julio) ayudó a que los Dodgers ganaran 35 de 52 partidos para sacar distancia de sus rivales en la División Oeste del viejo circuito. Pese a su desempeño, el quisqueyano llegó tercero en la carrera por el Jugador Más Valioso del circuito detrás de Willie McGee, de los St. Louis Cardinals, y Dave Parker, de los Cincinnati Reds.

Trece años después, Sosa arrancó junio bateando dos vuelacercas a los Marlins de Florida en el primer juego, siete en los primeros ocho días, tres el día 15 contra los Milwaukee Brewers y dos por juego en días consecutivos el 19 y el 20 para llegar a 16 y superar la marca de Guerrero. "Slammin Sammy" agregó cuatro más en los últimos 10 días e impuso una marca para cualquier mes de la temporada.

El número 20 del mes se lo bateó al relevista Alan Embree, de los Arizona Diamondbacks, en el cierre de la octava entrada, en su último turno de junio, en el Wrigley Field de Chicago.

Rudy York (agosto de 1937) y Giancarlo Stanton (agosto de 2017) batearon 18 jonrones en un mes, mientras que Ruth (septiembre de 1927), Albert Belle (septiembre de 1995) y Barry Bonds (mayo de 2001) lograron 17.

McGwire y Sosa superaron el récord de jonrones en una temporada (que tenía Roger Maris con 61 desde 1961) y llegaron empatados en el liderato con 65 al último fin de semana de la serie regular, cuando el gigante norteamericano bateó cuatro en dos días para vencer a Sosa 70 a 66. Sin embargo, Sosa cargó con el trofeo de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, una distinción que solamente había recibido otro compueblano, George Bell (en 1987 en la Liga Americana), entre los peloteros dominicanos.

En ese maravilloso 1998, Sosa bateó .308 con 66 jonrones y encabezó la liga en impulsadas (158), anotadas (134) y total de bases (416).

Mientras Guerrero (.300 de bateo, .370 de OBP, .850 de OPS y 215 jonrones en 5,392 turnos) ha sido uno de los bateadores dominicanos más completos de todos los tiempos, Sosa (609 jonrones, 1,667 impulsadas y .878 de OPS) es uno de los tres dominicanos que figuran entre los nueve jugadores que batearon más 600 cuadrangulares en Grandes Ligas.

Vladimir Guerrero (.318), Manny Ramírez (.312), Mateo Alou (.307), Manny Mota (.304), Moisés Alou (.303), Robinson Cano (,302), Albert Pujols (.300) y Guerrero (.300) son los únicos bateadores dominicanos con más de cuatro mil turnos que exhiben promedios de .300 o mejor en bateo durante sus carreras en Grandes Ligas. Alex Rodríguez (696), Pujols (656) y Sosa (609) son los que han pegado seis centenares de batazos fuera del parque.