Ganadores MVP: es hora de sacar nombre de Landis de sus placas

Varios ganadores del premio MVP en Grandes Ligas dicen que es hora de quitar el nombre de Kenesaw Mountain Landis de la placa debido a su pasado racista. Getty Images

NUEVA YORK - Algo todavía le molesta a Barry Larkin sobre su premio al Jugador Más Valioso.

El otro nombre grabado en el trofeo: Kenesaw Mountain Landis.

"¿Por qué está ahí?" dijo Larkin, el campocorto afroamericano electo MVP de la Liga Nacional en 1995 con los Cincinnati Reds.

"Siempre estuve al tanto de su nombre y de lo que eso significaba disminuir la línea de color en las Grandes Ligas de Béisbol, de la injusticia racial y la desigualdad que los jugadores negros tuvieron que pasar", dijo el también miembro del Salón de la Fama esta semana.

Contratado en 1920 como el primer comisionado del deporte para ayudar a limpiar las apuestas desenfrenadas, Landis y su legado han sido "siempre una historia complicada" que incluye "racismo documentado", dijo el historiador oficial de MLB John Thorn.

Esto es cierto, en blanco y negro, sobre el hijo de un médico del Ejército de la Unión herido en la Batalla de Kennesaw Mountain en Georgia durante la Guerra Civil: ningún afroamericano jugó en las Grandes Ligas durante su mandato de un cuarto de siglo; Jackie Robinson rompió la barrera racial en abril de 1947, aproximadamente 2 años y medio después de la muerte de Landis.

"Landis es parte de la historia, aunque fue una historia oscura", dijo el mánager de los Houston Astros Dusty Baker.

El hecho es que pocos fanáticos se dan cuenta de que el nombre de Landis está pegado en los trofeos de los Jugadores Más Valiosos. La mayoría de las personas simplemente lo llaman el trofeo de MVP.

Pero ahí está, exhibido prominentemente en cada placa de MVP de la Liga Americana y la Liga Nacional desde 1944: el Kenesaw Mountain Landis Memorial Baseball Award (Premio de Béisbol en memoria de Kenesaw Mountain Landis), en letras doradas brillantes, literalmente dos veces más grandes que las del ganador.

Y también con una huella considerablemente grande de la cara de Landis.

Para algunos MVP, es hora de que termine esa corrida de 75 años.

"Si estás buscando exponer a personas en la historia del béisbol que promovieron el racismo al continuar cerrando las puertas del béisbol a los hombres afroamericanos, Kenesaw Landis sería un candidato", dijo el tres veces MVP de la Liga Nacional Mike Schmidt de Filadelfia.

"Mirando hacia el béisbol a principios de 1900, esta era la norma. Sin embargo, no lo hace correcto", dijo el miembro del Salón de la Fama. "Eliminar su nombre del trofeo MVP expondría la injusticia de esa época. Con mucho gusto reemplazaría el grabado en mis trofeos".

Agregó el MVP de la Liga Nacional de 1991, Terry Pendleton, de Atlanta, que es afroamericano: "Estamos ahora en el 2020 y las cosas han cambiado en todo el mundo. Pueden cambiar para mejor".

"Las estatuas se están derribando, la gente está mirando monumentos y memoriales", dijo. "Necesitamos llegar al fondo de las cosas, hacer lo correcto. Sí, tal vez sea hora de cambiar el nombre".

"Siempre he pensado en eso, ¿por qué sigue ahí?", dijo Pendleton. "Sin duda, que diga MVP se sostiene por sí solo. No necesita un nombre".

Muchos trofeos de béisbol sagrados están adornados con los nombres de los grandes: Robinson, Hank Aaron, Roberto Clemente, Cy Young, Willie Mays, Ted Williams y más.

Cómo Landis quedó grabado en la lista es fácil de rastrear.

Landis, que era juez federal en Chicago, rápidamente estableció su poderosa autoridad como comisionado, castigando a Shoeless Joe Jackson y los Black Sox por perder a propósito la Serie Mundial de 1919.

En 1931, Landis decidió que los miembros de la Asociación de Escritores de Béisbol de EEUU (BBWAA, por sus siglas en inglés) elegirían y presentarían los premios de MVP. Antes de eso, las ligas tenían su propio sistema.

Luego, durante la Serie Mundial de 1944, la BBWAA votó para agregar el nombre de Landis a la placa como "un reconocimiento de su relación con los escritores", dijo Jack O'Connell, secretario y tesorero de la BBWAA.

Un mes después, Landis murió a los 78 años. Pronto fue elegido miembro del Salón de la Fama.

"Landis es quien es. Era quien era", dijo Thorn. "Apoyo totalmente el movimiento para eliminar los monumentos confederados, y Landis estaba bastante cerca de la Confederación".

Su papel preciso en cuestiones raciales ha sido debatido durante décadas.

Landis disolvió los juegos de exhibición entre los equipos Todos Estrellas de blancos y afroamericanos. Invitó a un grupo de editores de periódicos afroamericanos a dirigirse a los propietarios en lo que se convirtió en una presentación cordial pero totalmente infructuosa.

Hacia el final de su mandato, les dijo a los propietarios que eran libres de fichar jugadores negros. Pero tampoco hay evidencia de que haya impulsado la integración del béisbol, ya que el status quo de la segregación se mantuvo.

"Si tienes el Premio Jackie Robinson y el Premio Kenesaw Mountain Landis, estás en polos diametralmente opuestos", dijo Thorn. "Y representa un enigma".

O'Connell dijo que ningún MVP le había expresado una queja sobre Landis desde que asumió su cargo en 1994. Dijo que el nombre de Landis en la placa no debe estar en forma obligada ni forma parte de la constitución de la BBWAA.

Cualquier miembro de la BBWAA podría plantear una objeción a la presencia de Landis. Normalmente, eso se discutiría en la próxima reunión de la organización, actualmente programada para diciembre en las reuniones de invierno en Dallas. La pandemia de coronavirus ha puesto el evento en peligro.

O'Connell dijo que si alguien planteaba el problema ahora, podría plantearse a la junta y abrirse a discusión y votación. Sacar el nombre de Landis "sería una simple cuestión de rediseñar la placa", dijo.

Para Larkin, eso eliminaría la mancha del trofeo.

Larkin recordó que poco después de ser electo como MVP, recibió una llamada del dos veces MVP de la Liga Nacional Joe Morgan. El estelar intermedista afroamericano, que fue una pieza fundamental en la Gran Maquinaria Roja de la década de los 70, habló sobre el legado de Landis y "dijo que nunca le quedó bien, el ver ese nombre allí", recordó Larkin.

Larkin está de acuerdo.

"Su nombre no debe ser representado en una placa o premio de honor, especialmente en este día y hora", dijo. "Si le quitaran su nombre, no me opondría en absoluto".