Juan Soto y Ronald Acuña Jr. disputan ser la cara del futuro de MLB

Juan Soto y Ronald Acuña. Arte: Fernando Sena.

DOMINICANA -- El dominicano Juan Soto y el venezolano Ronald Acuña Jr. llegaron a las Grandes Ligas en el 2018, siendo parte de las grandes promesas del futuro del béisbol. Ambos jugadores han demostrado en sobradas ocasiones que sus equipos tomaron la decisión correcta al llevarlos al equipo grande.

Desde el año pasado, las comparaciones entre los dos peloteros no han parado, ya sea por sus estilos de juego o por los aportes defensivos y ofensivos que han llevado a Washington Nationals y a Atlanta Braves.

Con dos temporadas en sus respectivas carreras, los dos jardineros se disputan la posibilidad de convertirse en la próxima cara de las Grandes Ligas, pero resulta difícil determinar quién lleva la delantera en tan apretada carrera.

Juan Soto viene de una temporada de ensueño en la que ganó su primer anillo de Serie Mundial, junto a los Washington Nationals. El jardinero dominicano quedó segundo en la votación por el premio de Novato del Año en 2018 y quedó noveno en la votación al premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2019.

En 266 partidos disputados ha visto 956 turnos oficiales en los que conectó 274 imparables. Tiene un total de 56 cuadrangulares y 180 carreras remolcadas, junto a 187 vueltas anotadas. Ostenta un promedio de bateo de .287, un porcentaje de embasarse (OBP) de .403 y un slugging (SLG) de .535, para un OPS (OBP + SLG) de .937.

Sus números de postemporada inician con 5 cuadrangulares en 17 partidos disputados, un promedio de bateo de .277, un OBP de .373 y un SLG de .554, buenos para un OBP de .927.

Por su lado, Ronald Acuña Jr. viene de su primera temporada yendo al Juego de Estrellas, un premio de Bate de Plata y fue elegido como Novato del Año de la Liga Nacional en el 2018, siendo miembro de los Atlanta Braves.

En 1059 turnos oficiales ha conectado 302 hits de los cuales 67 son jonrones, mientras que acumula un promedio de bateo de .285, con un OBP de .365 y un SLG de .532, buenos para un OPS de .897. Adicionalmente, viene de una temporada de 41 cuadrangulares y 37 bases robadas, con las que totaliza 53 almohadillas estafadas en su corta carrera.

En dos viajes a Series Divisionales de la Liga Nacional, ha disputado nueve partidos, alcanzando un promedio de bateo de .324, un OBP de .425 y un SLG de .676, buenos para un OPS de 1.101.

Ambos son dos de los peloteros jóvenes más dinámicos de la MLB y las proyecciones señalan que durante los próximos años sus estadísticas seguirán aumentando de manera considerable. Podría resultar muy pronto para señalar a uno como el futuro inmediato de las Grandes Ligas, pero los resultados se encuentran frente a todos para hacer la elección de su preferencia. Soto contra Acuña Jr. seguirá siendo uno de los enfrentamientos más seguidos del béisbol.