República Dominicana vive su época dorada de producción de prospectos

Desde la década de los ochenta, la República Dominicana se ha convertido en la mayor proveedora de talento de las Grandes Ligas, fuera de los Estados Unidos.

Con hombres que han llegado al Salón de La Fama de Cooperstown como son Juan Marichal, Pedro Martínez y Vladimir Guerrero, así como otros peloteros que han tenido históricas carreras, entre los que podríamos mencionar a Albert Pujols, Sammy Sosa, Manny Ramírez y Adrián Beltré, la lista de dominicanos que han dejado una huella imborrable en las Grandes Ligas es amplia.

Sin embargo, algo particular que ha ocurrido a lo largo del debut de más de 780 peloteros quisqueyanos, es que la mayoría fue ingresando en pequeños grupos y aunque algunos se convirtieron en talentos que marcaron a su generación, nunca se ha podido señalar con toda seguridad cuál ha sido la época dorada de los beisbolistas dominicanos.

Ante el nuevo récord de 184 dominicanos invitados a los entrenamientos previos a la particular temporada 2020 que iniciará a partir del 23 de julio, el país está viviendo el mejor de sus momentos en el desarrollo y promoción de talento beisbolista para jugar en MLB. Adicionalmente, el país cuenta con 13 prospectos dentro del top 100 de las Grandes Ligas, incluido el número uno de la lista, Wander Franco de los Tampa Bay Rays.

Una generación que está llena de talento a lo largo y ancho, encabezada por jugadores como Juan Soto, Vladimir Guerrero Jr., Fernando Tatis Jr., Rafael Devers, Manny Machado, Ketel Marte, Jorge Polanco, José Ramírez y muchos otros nombres importantes, está a punto de captar una nueva inyección de talento, con lo que MLB pudiese estar recibiendo a una de las mejores camadas de prospectos dominicanos en la historia de la nación.

Sobre los hombros de todos estos jóvenes existen grandes expectativas y la posibilidad real de convertirse en los grandes representantes de República Dominicana en las Grandes Ligas e incluso, podrían llegar más lejos y convertirse en los futuros rostros de MLB, lo cual resultará sencillo, pero el talento y la capacidad están presentes.

Nombres como Cristian Pache (Atlanta Braves), Julio Rodríguez (Seattle Mariners) y Sixto Sánchez (Miami Marlins), son tan solo algunos de los jóvenes que tienen todas las posibilidades de llegar y establecerse en las Grandes Ligas para luego convertirse en el futuro dominicano de la liga. Sin duda alguna, los dominicanos viven una era sin precedentes en cuanto al talento disponible para los equipos.