'Extrañaré el juego de la Liga Nacional': mánagers de la Liga Nacional analizan el DH universal

play
Preocupación en las Grandes Ligas por la baja de algunos jugadores (1:49)

Tras conocerse la ausencia de David Price para la recortada temporada 2020, Buster Olney analiza la posibilidad de que otros peloteros tomen la misma medida y cómo está la situación actual en la MLB de cara al arranque de la campaña. (1:49)

Habrá un cambio inconfundible para los fanáticos de la Liga Nacional cuando se disputen los partidos de la temporada 2020 del béisbol de Grandes Ligas: los lanzadores no batearán, gracias a la implementación del bateador designado universal (DH, por sus siglas en inglés) para esta temporada. Ya sea considerado una peculiaridad de la temporada reducida de 60 juegos del béisbol de Grandes Ligas o un indicio de lo que está por venir, hablamos con los 15 dirigentes de la Liga Nacional sobre lo que piensan sobre jugar pelota al estilo de la Liga Americana esta temporada. También les pedimos su opinión sobre tener que enfrentar a rivales de su misma división en el nuevo circuito por un tercio del calendario de esta temporada.

Torey Lovullo, Arizona Diamondbacks: Realmente he disfrutado del estilo de béisbol de la Liga Nacional estos últimos tres años, pero tengo mucha experiencia con el béisbol de la Liga Americana y con el uso del DH. Tenerlo permitirá que podamos utilizar a nuestros lanzadores tanto como podamos, y que puedan lanzar tan duro como puedan, cuantas entradas puedan, sin tener en cuenta el marcador o los turnos al bate. Definitivamente hay una estrategia sobre cómo y cuándo sacas a un lanzador de un partido en la Liga Nacional; ahora se basará estrictamente en el rendimiento y en cómo podemos ganar el juego. Simplifica las cosas desde el punto de vista del pitcheo, pero también nos permite la emoción de tener otro gran bate en la alineación para poder anotar carreras. Es un estilo de béisbol más emocionante si hay más carreras anotadas en el marcador.

Brian Snitker, Atlanta Braves: Pasé la mayor parte de mi carrera como dirigente usando el bateador designado en las ligas menores. Tener uno este año es una decisión muy inteligente, desde el punto de vista de la salud. Bobby Cox solía decirme, cuando le tocaba dirigir con reglas de Liga Americana, le preguntaba: 'Jefe, ¿cómo haces?' Y él me decía: 'Busca una bolsa llena de bolas, siéntate encima de ella, y ponte a ver al juego'.

Es más difícil que eso, por supuesto. No se usará el bateador emergente como sería normalmente en un juego de Liga Nacional, y creo que ese será el reto más grande. Cuando hemos jugado partidos de interliga fuera de casa, pienso que las cosas fluyen mejor en juegos de la Liga Nacional. Aun así, es bastante difícil manejar tu bullpen, entre otras cosas, en la Liga Americana. No es como que será fácil hacerlo. Va a ser diferente, y la verdad es que dirigir un partido de Grandes Ligas nunca es fácil. Siempre he usado el rol de designado para para darle un día de descanso a un jugador y así mantener su bate en la alineación. Ahora, como los muchachos van a tener que usar la temporada para ponerse en forma, podría ser una buena vía para que un jugador se tome un día libre de jugar en el terreno y aun así pueda batear.

David Ross, Chicago Cubs: Cuando era jugador, definitivamente hubiera votado en contra del DH universal... Me encanta la estrategia que necesita el receptor para llamar jugadas desde el plato. Desde mi retiro, como fanático, uno se disfruta un poco más los partidos cuando hay un pelotero al bate teniendo turnos competitivos. Ahora que tengo el puesto de dirigente, puedo ver qué sucede primero y cómo funciona, y dejar que MLB y el sindicato de peloteros resuelvan el resto.

David Bell, Cincinnati Reds: Extrañaré el juego de la Liga Nacional. Lo disfruto, pero al mismo tiempo, hemos decidido como industria, por muchas razones, tener DH universal, al menos durante este año. Ahora se convierte en un desafío aprovecharlo al máximo y hacerlo algo regular para nuestro equipo. Creo que nuestro equipo está bien preparado para eso. Estoy seguro de que hay otros equipos que piensan de la misma manera, pero en nuestro caso, uno de los grandes desafíos que tenemos este año es poder acomodar a todos nuestros peloteros con buena ofensiva en la alineación, particularmente en los jardines, donde tenemos mucho talento. Por lo tanto, hará que sea más fácil darles más oportunidades. En nuestro caso, creemos que es una ventaja.

Bud Black, Colorado Rockies: Crecí en la Liga Americana como jugador, y mis primeros siete años como coach fueron con los Angels en la Liga Americana. Conozco muy bien el estilo de juego de la Liga Americana. Sin embargo, cuando jugué con los San Francisco Giants, a los 33 años, no había agarrado un bate en mucho tiempo y el estilo de juego era diferente. Me encantaron los cuatro años que estuve con los Gigantes; sólo por la estrategia que los dirigentes y entrenadores tenían que utilizar. Soy tradicionalista de corazón. No sé cuántos puristas quedan en el béisbol. Creo que la mayoría de la gente preferirá esto. Sin embargo, una parte de mí piensa que los lanzadores hoy en día son tan buenos, en términos de velocidad y pitcheos secundarios; los lanzadores ahora están teniendo más dificultades para contribuir ofensivamente, por lo que podría ser algo bueno a largo plazo. Muchas decisiones en la Liga Nacional se basan en cuándo sacar al lanzador por su turno al bate. Por eso ahora las cosas serán un poco diferentes para nosotros, pero creo que todos tenemos experiencia manejando juegos con DH.

Don Mattingly, Miami Marlins: Obviamente nos ayuda a todos, pero ayuda a nuestro equipo en particular. Hemos tenido problemas anotando carreras. Ese ha sido un gran problema los últimos años, poner carreras en el marcador. Nuestra alineación es mejor; es más profunda. Hay algunos jugadores, como Big Papi [David Ortiz], Harold Baines o Edgar Martínez, a quienes puedes sentar todos los días, y siempre van a batear. Probablemente tendremos a un jugador que asumirá ese rol la mayor parte del tiempo, pero podremos usarlo para darles días libres a algunos de los muchachos. Así es que siempre he pensado usarlo. Observé a Tony La Russa hacerlo con los Atléticos; prácticamente tenía a Dave Parker como designado, pero le daba turnos de DH un día a Mac [Mark McGwire], un día Josie [José Canseco] era DH, otro día era Rickey [Henderson]. Podemos usarlo de forma cambiante, un día uno y otro día otro, para así poder descansar a los muchachos y mantener nuestra mejor alineación en el terreno.

Dave Roberts, Los Angeles Dodgers: Me decepcionaría (si nunca volvemos a ver a un lanzador batear de nuevo). Creo que en el béisbol debería haber espacio para ambos. Me encanta tener el bateador designado porque te permite mantener a un jugador veterano que aún batea en la alineación. Entiendo la emoción de los fanáticos de ver a un buen bateador, pero también me encanta la estrategia de dobles cambios, y saber utilizar a un bateador emergente por un lanzador y cómo manejar los jugadores en el banco, cosas así. Me encanta ese tipo de estrategia. Para mí, vamos a tener lo mejor de ambos mundos. Pero creo en este caso en particular, dado que los lanzadores no tendrán suficiente tiempo para prepararse, los pondrías en peligro de lesión, como del músculo oblicuo, al hacer swing con el bate, así que usarlo este año es algo muy claro y tiene sentido.

Craig Counsell, Milwaukee Brewers: No soy fanático del bateador designado. Creo que es algo apropiado para esta temporada, para la salud de los jugadores y de los lanzadores. Para nosotros, va a involucrar a Ryan Braun, y probablemente será una forma de mantener el bate de Christian Yelich en la alineación. Al momento, esos son probablemente los dos jugadores que más veo en ese rol, entre otros. Creo que nos ayuda con Christian, para que descanse de jugar en los jardines un par de días, y entonces quizás nos ayudará a darle menos días libres, especialmente al principio, de los que podríamos haber tenido que darle. Todos necesitarán un poco de tiempo libre al comienzo porque probablemente no podremos preparar a los jugadores de la manera que nos gustaría.

Luis Rojas, New York Mets: Primero que todo, yo lo veo muy bien. Muy buena decisión para lo que vuelvo y repito, la salud de los muchachos. Nosotros nos sentimos cómodos de donde vienen todos. Los pitchers, por ejemplo, viniendo desde su casa yo dudo que uno de los pitchers estaba haciendo swing, quizás Jacob deGrom. Así que es bueno que se haya pensado en los pitchers y que sea el DH universal. Yo soy pro Liga Nacional. Yo me crie desde chiquitico, en un ambiente de Liga Nacional viendo a mi padre dirigiendo, viendo juegos de la Liga Nacional, fanático de equipos de Liga Nacional. Así que me va a hacer falta ver la estrategia de los pitchers. Sí, pero totalmente apoyo la prioridad de esta temporada, que es cuidar a los muchachos, mantenerlos en salud y creo que quitar los pitchers del plato, quitar los lanzadores quizás de correr las bases, eso es un gran beneficio para que todos terminen con salud en una temporada corta.

Joe Girardi, Philadelphia Phillies: Me gusta la idea, porque no creo que tres semanas sean tiempo suficiente para que los lanzadores estén completamente saludables y al mismo tiempo se sientan bien con el bateo y hayan obtenido los turnos al bate necesarios. Me parece que es algo bueno. Creo que nuestro equipo está construido bastante bien para un DH, ya que tenemos a Jay Bruce, que puede batear como designado del lado izquierdo. A veces podríamos usarlo a él en el jardín izquierdo y poner como DH a Andrew McCutchen. Algunos días podrías poner a alguien más en el jardín derecho y poner como DH a Bryce Harper o a J.T. Realmuto, para que descanse de estar detrás del plato. Creo que estamos en una buena posición para tener un DH. Y en realidad, me gusta, porque me hubiera preocupado que los lanzadores intentaran, primero, sentirse bien con sus lanzamientos en un corto período de tiempo, y luego que nos sintiéramos bien de que no se lastimarían mientras batean. Porque si lo piensas bien, si un jugador es colocado en la lista de lesionados por dos semanas, eso es una cantidad sustancial en una temporada abreviada.

A mí me gustan las diferentes estrategias, y disfruté manejar en ambas ligas. Sólo fui mánager en la Liga Nacional un año, con los Marlins, pero me encantó. Pero también me encantó dirigir con DH, y ahora, cuando los lanzadores no acumularán la carga de trabajo que tendrían después de un entrenamiento primaveral normal, no tendré que preocuparme de si tengo que sacar a un lanzador en la tercera entrada o cómo vamos a jugar las entradas porque su turno al bate llegó en un momento importante en el juego, quizás teniendo corredores en segunda y tercera con dos outs, ese tipo de cosas. Probablemente es una bendición porque tenemos suficientes cosas por las cuales preocuparnos.

Derek Shelton, Pittsburgh Pirates: Con la excepción de partidos de interliga, nunca he estado en una situación con el lanzador bateando en la alineación, y, obviamente, nunca he manejado en Grandes Ligas, así que nunca he tenido que manejar así. De lo que soy muy consciente, habiendo sido coach de bateo en la Liga Americana, es que ser un gran DH es algo difícil. Los muchachos que lo han hecho muy bien a lo largo de sus carreras, ya sea David Ortiz o Travis Hafner o Nelson Cruz, tienen que estar muy pendientes a lo que sucede entre turnos al bate. Después de pasar tiempo con Hafner y Nelly (Nelson Cruz), quienes creo que son dos de los mejores bateadores designado, y habiendo estado con Nelly el año pasado (en Minnesota), es algo muy difícil de hacer.

Tenemos que asegurarnos de no colocar a nuestros jugadores en una posición en la que les pidamos que hagan algo, porque nunca lo han hecho. Y tenemos que ser muy conscientes de que es algo difícil y no sólo como que, este jugador equis será nuestro DH y podrá manejarlo mentalmente. Por eso que no vamos a poner a un jugador de Liga Nacional en ese rol todos los días. Porque creo que es algo que aprendes a hacer y tienes que estudiarlo bien para tener éxito. He estado rodeado de muchachos que han tenido mucho éxito como bateadores designados, y todos lo han hecho de manera diferente, pero todos se tomaron el tiempo para aprender cómo hacerlo.

Mike Shildt, St. Louis Cardinals: Voy a aceptarlo, esté de acuerdo con ello o no. Es la regla, y encontraremos la mejor manera en que podemos competir con ella. Lo más importante es que es algo simplemente diferente. Tienes que tomar decisiones diferentes. Además, Tony La Russa siempre me dijo esto, debes estar preparado para manejar desde el primer lanzamiento para que las decisiones que tomes le den al equipo la mejor oportunidad de ganar. Esa es mi responsabilidad. Y nuestro personal y yo estaremos preparados, listos para tomar esas decisiones y seremos capaces de tomar las mejores decisiones que podamos tomar.

Jayce Tingler, San Diego Padres: A mí me gusta que vayamos a tener DH, específicamente y especialmente este año. Tenemos dos lanzadores en nuestra rotación que están saludables, Garrett Richards y Dinelson Lamet, habiéndose recuperado de haberse sometido a cirugía Tommy John el año pasado. Estuvieron trabajando en su rehabilitación todo el año pasado y tuvieron la oportunidad de lanzar al final de la temporada, el último mes o los últimos dos meses. He estado un poco preocupado porque ellos comenzaron su preparación, la tuvieron que detener, y ahora arrancaron de nuevo. Para esos muchachos que se sometieron Tommy John, en mi mente, si estuvieran bateando, estaría preocupado por lo que sucedería si se lastiman un músculo oblicuo, o un tendón isquiotibial. Si alguien se lesiona y tiene que ser colocado en la lista de lesionados por seis u ocho semanas, probablemente ese sería el fin de su temporada.

Gabe Kapler, San Francisco Giants: Creo que tener un bateador designado les dará a los dirigentes la oportunidad de ser creativos y de mantener a sus equipos más seguros, permitiéndoles a los jugadores descansar por un día. Sé especialmente que para los equipos que tienen jugadores con problemas de lesiones, será bueno tener ese espacio disponible en la alineación.

Dave Martinez, Washington Nationals: Será raro. Obviamente, jugué en ambos lados, tanto en la Liga Nacional como en la Americana. De hecho, estuve bateando en la alineación delante de lanzadores durante muchos años. Creo que le quita un poco al juego, pero te da un bateador adicional. Siempre pensé que teníamos una ventaja como equipo porque nuestros lanzadores pueden batear un poco, así que ya no tendremos esa ventaja. Pero creo que nuestro equipo está diseñado para tener un DH, lo cual es bastante bueno. Pero definitivamente va a ser diferente. La estrategia será diferente para mí porque no tendrás que hacer esos dobles cambios y hacer movimientos de esa naturaleza. Creo que verás un poco más de bateo en el béisbol porque tendrán a un bateador adicional, teniendo el DH, así que veremos qué pasa, pero soy gran fanático de la Liga Nacional y me gusta la parte estratégica del juego.

Todos los DH son un poco diferentes y se preparan de manera diferente. Uno de los mejores bateadores designados de todos los tiempos, y jugué pelota invernal con él, fue Edgar Martínez. Era fenomenal. Entre entradas tomaba un montón de swings diferentes en la jaula, tratando de mantener el bate adentro, haciendo todo tipo de cosas para mantenerse preparado. A algunos les gusta correr bicicleta para mantenerse sueltos, algunos batean un poco ,y otros se sientan a observar al lanzador durante todo el juego hasta que le toque su turno. Son una especie diferente, definitivamente. A esos muchachos se les paga por batear. [Big] Papi es uno de ellos. Se les paga por batear, y saben lo que quieren hacer en el plato cuando van a batear. Y cuando tienes un buen bateador designado, es una bendición.

¿Qué impacto tendrán en tu equipo los cambios del calendario de interliga de este año?

Snitker: ¡Jugaremos en contra de muchos equipos buenos! Estaba hablando con uno de nuestros muchachos el otro día, y me puse a pensar, OK, de inicio, nos toca enfrentar a Jacob deGrom. Ya sabes... ¡buena suerte! Luego agregas al Este de la Liga Americana, con todos los buenos equipos que hay ahí, será realmente difícil. Pero sabes qué, puede ser un cliché, pero tienes que tomar las cosas un día y un juego a la vez. No puedes mirar mucho hacia adelante, ni mirar mucho hacia atrás. Si miras hacia adelante, te vuelves loco. No puedes hacer eso.

Girardi: El hecho de que estaremos jugando solamente en la costa este, creo que físicamente será más fácil para los jugadores. Se podría decir que es sólo un calendario de 60 juegos, pero si te pones a pensar en los peloteros, que generalmente requieren unas cuatro semanas de partidos para estar en forma de jugar todos los días, no van a tener eso. Y si encima de eso empezamos a hablar de tener que viajar y cambiar zonas horarias, eso sería más difícil. En realidad, me gusta que sea así. Creo que es una muy buena idea porque podemos viajar en tren o en autobús a muchas áreas o entrenar en muchas áreas donde no necesitas ir a aeropuertos. Es más seguro y creo que es lo más inteligente.

Jugar en contra del Este de la Liga Americana puede ser muy difícil, como lo experimenté durante muchos años. Además, estamos en una división muy difícil encima de eso, así que habrá mucho drama y muchos equipos peleando por pocos puestos [en la postemporada].

Mattingly: El Este de la Liga Americana es una división difícil y tendremos que jugar en contra de esos equipos. Jugamos en contra de los Rays todos los años, así que no hace una gran diferencia para nosotros; tienen muy buen equipo y [Kevin] Cash hace tremendo trabajo. Jugamos en contra del Este de la Liga Americana hace un par de años, tuvimos que jugar en contra de Boston en casa y fuera de casa, jugamos en contra de los Yankees... y así son las cosas. Tenemos un cuerpo de lanzadores joven pero talentoso. Nos sentimos cómodos con cualquiera de ellos en la lomita todos los días. Creo que no van a haber muchos juegos donde nuestros lanzadores no puedan limitar el daño y mantenernos en el juego.

Counsell: Desde nuestra perspectiva, jugaremos seis veces en contra de los Mellizos, que son uno de los mejores equipos de la Liga Americana, y 40 partidos dentro de nuestra división. Para mí, hace que los juegos en tu división sean probablemente aún más importantes; adquieren mucho valor. Esos juegos en contra de nuestros rivales divisionales, compitiendo por el banderín, comprenden un porcentaje mayor del calendario, por lo que todos serán juegos muy importantes.

Y creo que este era el año para expandir los playoffs. No creo que, en una temporada regular de 162 juegos, los playoffs deberían expandirse, porque no quieres ver clasificar a equipos que realmente no merecen estar ahí. Este año, debemos expandir los playoffs porque no sabes qué sucederá en una temporada de 60 juegos.

Black: Va a ser algo diferente. Parte de la belleza de una temporada larga es jugar en contra de otros equipos y viajar a diferentes partes de nuestro país y permitirles a los fanáticos en las ciudades de la costa este ver a peloteros del calibre de Nolan Arenado, Trevor Story, Charlie Blackmon, ese tipo de jugadores. Siempre ha sido divertido para mí viajar por nuestro país y exhibir a nuestro equipo. Echaré de menos eso. Creo que los jugadores lo extrañarán.

Lovullo: Es más fácil para nosotros prepararnos sabiendo que no vamos a pasar mucho tiempo jugando en contra de otros equipos fuera de la División Oeste. Todos nos vamos a ver muchas veces. Y eso es típico de la pelota que se juega en los meses de agosto y septiembre, donde juegas partidos principalmente dentro de tu división.

Shelton: Después de haber sido parte de la División Central de la Liga Americana los últimos dos años [como coach de los Mellizos], conozco un poco a los equipos de esa división. La otra cosa que debemos tener en cuenta es que los equipos se calientan. Hay equipos que pudieron haber terminado el año en cuarto lugar en la división, pero durante dos o tres semanas, fueron el mejor equipo en el béisbol. Creo que el hecho de que estaremos jugando mucho más entre nosotros y que tengamos acceso a tanta información hará que las cosas más difíciles. Definitivamente verás más paridad.

Martinez: Va a ser difícil ... vamos a toparnos con equipos muy buenos; va a ser muy divertido y habrá un poco de drama. Pero nuestro trabajo es sólo salir a divertirnos y preocuparnos por nosotros mismos. No nos podemos preocupar por nada más.