Dodgers califican como 'demasiado severa' la suspensión a Joe Kelly

Los Angeles Dodgers expresaron su predecible molestia con la duración de la suspensión de ocho juegos impuesta 7222020a Joe Kelly tras los erráticos lanzamientos del pitcher y por el conato de bronca que desataron sus provocaciones en el Minute Maid Park de Houston la noche del martes.

Dave Roberts, manager de los Dodgers, quien fue suspendido para el segundo y último juego de la serie ante los Houston Astros, calificó la sanción como “demasiado agresiva” y dijo que está “completamente de acuerdo” con la decisión de Kelly de apelar el castigo.

Por su lado, el jardinero A.J. Pollock dijo que el castigo fue “muy, muy duro”.

“No creo que nadie esté feliz por eso. No es nuestra decisión, obviamente es del comisionado, pero no creo que nadie esté feliz por ella. Simplemente no creo que deje una buena sensación de nuestro lado”, agregó Pollock.

Kelly lanzó una recta a 96 millas en cuenta de 3-0 detrás de la cabeza del tercera base de los Astros, Alex Bregman. Más adelante, lanzó dos curvas que movieron a Carlos Correa. Tras poncharlo, Kelly hizo gestos a Correa e intercambió gritos con el shortstop de Houston, lo que hizo que ambos dugouts se vaciaran

La suspensión de ocho juegos significan un 13 por ciento de la temporada de 60 juegos, equivalente a una suspensión de 22 partidos en una campaña normal de 162. En los últimos 10 años, ningún pelotero ha sido sancionado con una suspensión de más de 20 juegos por una violación que no estuviera relacionada a sustancias para mejorar el rendimiento, drogas recreativas, abuso de sustancias, violencia doméstica o, en el caso de Juan Carlos Oviedo, fraude por identidad.

“Es un combo, una combinación de cosas que llevaron a esa suspensión tan dura”, reiteró Roberts.

Esas razones incluyeron: una mala relación entre Dodgers y Astros por el escándalo de robo de señales de Astros; una suspensión previa a Kelly, cuando lo sancionaron con seis juegos por golpear a Tyler Austin, infielder de los New York Yankees, y provocar una pelea; el récord de Liga Nacional de 1,048 pelotazos a bateadores en 2019 y las circunstancias por la pandemia del coronavirus, que golpeó al clubhouse de los Miami Marlins.

“Hay muchos jugadores que se enojaron por la severidad del castigo”, reiteró Roberts al notar que Kelly nunca admitió lanzarle a Bregman a propósito.

“Cuando un pitchers está en la loma, pasan cosas. Nadie fue golpeado y me parece que (las Grandes Ligas) intentan encontrar algo de intención y es algo difícil de encontrar”, señaló Pollock. “Este deporte se ha cuidado a sí mismo por muchos años. Uno espera que los equipos sean tratados con igualdad. No sé si (el comsionado Robert Manfred) lo hace así.

“Personalmente, la mayoría de los jugadores de beisbol que son realmente beisbolistas, dirían que (la sanción) es escandalosa. Esa es mi opinión por mi experiencia.No me pareció adecuada, particularmente por lo que pasó con los Astros.