Chicago Cubs tienen su mejor inicio de temporada regular en 50 años

CLEVELAND -- Los pantalones acampanados estaban de moda y Richard Nixon estaba en la Casa Blanca la última vez que los Chicago Cubs iniciaron una temporada así de encendidos.

Su manager novato no acepta crédito por el explosivo inicio del equipo.

“Tengo un buen equipo. Eso es todo. Tenemos Buenos jugadores”, dijo David Ross.

Kyle Hendricks lanzó siete sólidas entradas en su primera aparición ante Cleveland desde el Juego 7 de la Serie Mundial 2016 y Anthony Rizzo pegó un jonrón para guiar a los Cubs a vencer 7-2 a los Cleveland Indians e igualar su mejor arranque de temporada en 50 años.

Hendricks (3-1) no tuvo muchos problemas ante los Indians, que llegaron al duelo con promedio al bat de .192, el peor en las Mayores. El abridor permitió una carrera y siete hits, lanzó 18 strikes consecutivos en un momento del juego y dominó a todo el lineup de los Indians, a excepción de Franmil Reyes, quien tuvo tres imparables.

Los Cubs tienen marca de 12-3 en su primera campaña bajo el mando de Ross, récord que tuvieron en 1970 luego de 15 juegos.

“No hay nada de qué quejarse porque el talento allí está, el carácter, el compromiso, el enfoque, la energía, el trabajo están allí”, destacó Ross. “No es fácil, especialmente con el ambiente en el que lidiamos ahora. Realmente tengo buenos jugadores.

“Sólo los pongo en el lineup y comienzo a animarlos. Realmente son muy buenos”, agregó.

Rizzo pegó jonrón en la tercera entrada en lanzamiento de Carlos Carrasco (2-2), David Bote empujó dos carreras y Kris Bryant conectó un cuadrangular de 430 pies para ayudar a los Cubs a barrer la serie de dos juegos.

Hendricks no había enfrentado a los Indians desde el 2 de noviembre de 2016, cuando abrió el dramático Juego 7 en el que los Cubs vencieron a Cleveland en extra innings para ganar su primer título de Serie Mundial desde 1908. El derecho es tan eficiente ahora como lo era hace cuatro años.

“Sólo estoy feliz por la posición en la que estamos ahora”, dijo Hendricks. “Uno nunca sabe por qué las cosas hacen click en cierto momento. Extrañamos tanto al beisbol por tanto tiempo, que eso nos animó y los jugadores realmente están emocionados de estar juntos y de jugar otra vez”.