San Diego es el equipo más divertido de MLB

play
Manny Machado: ¿Por qué no divertirnos jugando béisbol? (2:43)

La estrella de los Padres de San Diego se refirió al buen momento de su equipo y a las recientes críticas en torno a su compañero Fernando Tatis Jr. (2:43)

Los Angeles Dodgers y los New York Yankees, los únicos clubes que pagarán más de 100 millones de dólares en jugadores en una temporada recortada por coronavirus, comandan sus respectivas divisiones, al igual que los Oakland Athletics, el equipo más barato con el mejor desempeño en las Grandes Ligas del béisbol estadounidense.

Pero ni Los Angeles (18-8), New York (16-8), Oakland (17-8) ni ninguno de los otros lideres divisionales ni los que detentan los puestos comodines para los playoffs de octubre son más divertidos actualmente que los San Diego Padres de la Liga Nacional.

Contagiado del espíritu libre y juvenil del torpedero dominicano Fernando Tatis Jr, San Diego ha ganado 14 de sus primeros 26 partidos de una campaña recortada a 60 encuentros y ocupa la primera plaza wild card para los playoffs del viejo circuito, con medio juego sobre los Arizona Diamondbacks (13-12) y una ventaja holgada sobre los Philadelphia Phillies (9-10), que están en el noveno puesto.

Horas antes de que se jugara el primer partido del año, Grandes Ligas (MLB) y la Asociación de Peloteros (MLBPA) se pusieron de acuerdo para ampliar a 16 clubes (ocho por liga) el grupo de clasificados a postemporada. Los dos primeros de cada división y los dos mejores terceros lugares del resto de cada circuito avanzarán a una primera ronda de series al mejor de tres encuentros.

San Diego (14-12), que técnicamente está empatado en segundo lugar con los Colorado Rockies (13-11) en la División Oeste, no juega un encuentro de playoffs desde el 2006, cuando Tatis tenía siete años de edad.
Con apenas 110 juegos en las ligas mayores, Tatis Jr (.317, 34 jonrones y 22 robos) se ha convertido en una de los peloteros más excitantes del juego y uno de los rostros más visibles de la industria.

La televisión, los medios digitales y las redes sociales están llenas de imágenes del chico bateando jonrones kilométricos, haciendo jugadas espectaculares en la posición seis y robando bases con movimientos parecidos a los de "Neo", el célebre personaje de la película "Matrix", para evitar el toque del jugador defensivo.

Pero los Padres son mucho más que Tatis Jr. San Diego va segundo de todo el béisbol en carreras anotadas (133), jonrones (45) y bases robadas (26) y su pitcheo es sexto de la Liga Nacional en ponches (217) y menor promedio de la oposición (.238).

El miércoles fue un gran ejemplo del tipo de juego que están llevando los Padres al campo esta temporada.

Tatis Jr, quien encabeza las ligas mayores en el 2020 con 25 anotadas, 12 jonrones y seis robos, y el curazoleño Jurickson Profar sacaron la pelota del parque en la tercera entrada y el estelar antesalista dominicano Manny Machado conectó cuadrangular con las bases llenas en el cierre de la décima para disolver una desventaja y decidir un triunfo 6-3 sobre los Texas Rangers.

Los Padres han ganado tres partidos consecutivos en gran estilo, apoyados en jonrones con las bases llenas. El de Tatis Jr el lunes causó controversia por haber sido conectado en conteo de 3-0 con su equipo ganando con holgura en la octava entrada, mientras que el jardinero Wil Myers bateó uno el martes.

San Diego es el primer equipo que pega tres jonrones con bases llenas seguidos desde los Chicago White Sox (del 23 al 25 de junio) en el 2006 y el quinto de la historia que lo hace. El último que consiguió algo parecido en la Liga Nacional fue Cleveland Spiders en junio de 1895... hace 125 años.

Machado, quien firmó un contrato de 10 años y $300 millones de dólares como agente libre, tiene dos jonrones con bases llenas esta temporada y 11 en su carrera, la mayor cantidad del béisbol desde que debutó en 2012. También tiene seis jonrones para terminar partidos, incluyendo dos con las bases llenas.

El mismo Machado fue una de los protagonistas de la jornada del martes, cuando recorrió 100 pies para atrapar un elevado, de espalda al plato, en la esquina del jardín derecho. El batazo de Joey Gallo al zurdo Adrián Morejón en la segunda entrada fue anotado como elevado al tercera base.

El jardinero central Trent Grisham cuenta con ocho extrabases y 18 boletos y lidera a todos los jugadores de su posición en carreras salvadas por la defensa y WAR defensivo.

Los números generales del estelar abridor Chris Paddack (2-2, 4.26) se estropearon cuando permitió seis carreras en tres innings contra los Dodgers el 13 de agosto, pero en su última aparición dejó a Texas en una vuelta en seis episodios. El dominicano Dinelson Lamet (2-1, 1.59) ha sido uno de los mejores lanzadores del torneo y el zurdo Drew Pomeranz (0.00 y 12K en 9IP) ha sido imbateable saliendo desde el bullpen.

San Diego, que tiene foja de 7-4 en casa y un 78.6% de probabilidades de alcanzar la postemporada (de acuerdo a las proyecciones que usa ESPN), no solamente es uno de los equipos más exitosos, sino también el más divertido actualmente de las ligas mayores.