A trece años del ponche tres mil de Pedro Martínez, los dominicanos esperan a su próximo gran lanzador

Pedro Martínez es considerado como el lanzador dominicano más dominante en la historia de las Grandes Ligas. Al Bello - Getty Images

Un día como hoy, en el año 2007, Pedro Martínez alcanzaba la mítica suma de 3,000 ponches. Trece años después, la República Dominicana sigue a la espera de su próximo gran lanzador

Un día como hoy, pero en el año 2007, Pedro Martínez alcanzaba una hazaña nunca antes lograda por ningún lanzador latinoamericano, ponchar a tres mil bateadores. El dominicano, considerado por muchos como el mejor pitcher dominicano de la historia, se mantiene como el único latinoamericano que ha superado dicha barrera, siendo miembro del exclusivo grupo de 18 serpentineros que ha podido hacerlo.

El miembro del Salón de la Fama de Cooperstown culminó su carrera con 219 victorias y 100 derrotas en 476 partidos. Trabajó a lo largo de 2,827.1 entradas y obtuvo un promedio de carreras limpias permitidas de 2.93, terminando con 3,154 ponches para ocupar el decimotercer puesto histórico en dicha categoría, a lo largo de 18 temporadas en MLB, donde militó con Los Angeles Dodgers, Montreal Expos, Boston Red Sox, New York Mets y Philadelphia Phillies.

Pedro Martínez tuvo uno de los picos de carrera más dominantes en la historia del béisbol, ganando múltiples premios Cy Young y ayudando a Boston Red Sox a romper la sequía de 86 años sin un campeonato en 2004. Sus méritos lo colocan, tal y como fue dicho con anterioridad, como el mejor lanzador dominicano en la historia de las Grandes Ligas.

Sin embargo, desde que Martínez se retirara en el año 2009, la República Dominicana no ha podido llenar el vacío que su salida del béisbol ha dejado y continúa a la espera de que el próximo gran lanzador aparezca. Varios dominicanos han tenido grandes momentos desde esa fecha, buenas temporadas y participaciones destacadas en equipos que han sido exitosos, pero nadie ha podido replicar el éxito de “Pedro El Grande”.

Sin embargo, la espera pudiese estar llegando a su fin, ya que la República Dominicana cuenta con lanzadores de calidad que se han podido establecer en las Grandes Ligas. Además, en lo que ha sido llamada “la época dorada” de la producción de prospectos nativos del país, las posibilidades que el próximo gran pitcher dominicano esté por llegar, aumentan de manera considerable.

Jugadores establecidos del calibre de Luis Severino, Luis Castillo, Frankie Montás, a pesar de la suspensión que recibió por violar el protocolo de sustancias de MLB, Sandy Alcántara, así como otros buenos lanzadores, han mostrado el potencial y el talento para convertirse en los próximos ases dominicanos. Sin embargo, prospectos que recién debutaron en las Grandes Ligas, como Cristian Javier, Sixto Sánchez o Deivi García, por mencionar tres ejemplos, podrían evolucionar su juego para convertirse en el referente entre los lanzadores latinos, en especial dominicanos.

A trece años del ponche número 3,000 de Pedro Martínez, los dominicanos celebran su hazaña a la espera de su próximo gran lanzador.