Peloteros dominicanos han tenido una trágica relación con accidentes de tránsito

La República Dominicana ha sido testigo de trágicos accidentes donde han estado involucrados peloteros. ESPN

Oneil Cruz, prospecto de Pittsburgh Pirates, se ha visto involucrado en un accidente de tránsito que ha costado la vida de tres personas; una historia que se repite con frecuencia en República Dominicana

La República Dominicana ha sido por años una de las mayores productoras de talento joven para Grandes Ligas. Es, por mucho, la líder en peloteros latinoamericanos que han llegado a MLB, alcanzando más de 800 desde 1956.

Algunos de los nombres más importantes del deporte provienen de la República Dominicana y el talento existente en el país es gratamente apreciado por los equipos. Sin embargo, con los años algunos equipos se han visto reacios a otorgar permisos para que esos peloteros puedan participar de la liga de béisbol invernal del país, el torneo más importante que se juega en tierra dominicana. Esto es en parte a los peligros que se han convertido en realidad con algunos peloteros, debido a trágicos accidentes de tránsito que han causado pérdidas irremediables.

No resulta sorpresa que la deficiente estructura vial del país sea considerada una de las más peligrosas en el mundo, según varias publicaciones de renombre que apuntaban a ese hecho. Es por ello que conducir en el país, puede convertirse en una odisea, en la cual varios peloteros han visto truncadas sus vidas y sus carreras.

El caso más reciente es el del prospecto de Pittsburgh Pirates y campocorto de los Gigantes del Cibao, Oneil Cruz, quien se encuentra siendo acusado por las autoridades dominicanas de haber provocado un accidente de tránsito que le costó la vida a tres personas que transitaban en una motocicleta. El joven de 21 años se encuentra siendo procesado en los tribunales dominicanos y de ser encontrado culpable, podría enfrentarse hasta a cinco años de prisión.

Otro caso similar fue el del lanzador Ambiorix Burgos, quien fue acusado por atropellar a dos mujeres en el 2008 y arrebatarles la vida. Tuvo que pasar tiempo en prisión y dicha tragedia fue una de las más chocantes en la historia del béisbol dominicano.

Sin embargo, ha habido otros casos donde peloteros conocidos en el país y en las Grandes Ligas sufrieron aparatosos accidentes y perdieron su vida.

Tres de los momentos más dolorosos de la historia deportiva reciente de la República Dominicana fueron los accidentes de Yordano Ventura, lanzador de Kansas City Royals y uno de los talentos dominicanos más brillantes del béisbol, así como Andy Marte, pelotero de varias temporadas en Grandes Ligas y en LIDOM, quienes perdieron la vida el mismo día en accidentes distintos, hace poco más de tres años.

En 2014, el país sufrió la irreparable pérdida de Oscar Taveras, jardinero de St. Louis Cardinals, en un aparatoso accidente de tránsito, cuando su vehículo se deslizó por la lluvia y chocó contra un árbol.

Finalmente, el caso de D’Angelo Jiménez, quien era un pelotero con un brillante futuro junto a New York Yankees y Tigres del Licey, sufrió un accidente en el año 2000 que por poco termina con su vida. Sufrió importantes lesiones y problemas visuales a causa de lo sucedido, teniendo esto una importante repercusión en su carrera como pelotero profesional.

Desgraciadamente, estos incidentes podrían seguir ocurriendo en el futuro inmediato y por lo pronto, no parece que se esté gestando una solución. Las autoridades dominicanas deben iniciar programas en conjunto con los peloteros para concientizar a los jóvenes sobre los peligros a los que se exponen, mismos en los que podría participar la MLB como forma de incentivar a que los atletas sean más responsables y cuidadosos cuando están al volante.