Charlie Montoyo da crédito a sus jugadores por pase a Playoffs de Blue Jays

BUFFALO -- Los jóvenes e intrépidos Toronto Blue Jays clasificaron a la Postemporada por primera vez desde 2016, tras vencer con 4-1 a los New York Yankees el jueves por la noche.

“Me siento muy orgulloso de mi equipo por todo lo que hemos superado todo el año, jugando partidos difíciles, dándole la vuelta al marcador y ganando. Ha sido un año muy difícil que hace este momento mucho más especial”, dijo el puertorriqueño Charlie Montoyo, manager de los Blue Jays, tras la victoria.

“Estos muchachos estuvieron fantásticos todo el año y superaron circunstancias muy difíciles con la pandemia y pese a no tener estadio dónde jugar, nunca se quejaron y siempre hicieron todo lo que pedí de ellos. Además, llegar a este momento requirió ganarles tres de cuatro partidos en esta serie en contra de los Yankees y eso no es algo fácil”, agregó.

El as coreano Hyun-Jin Ryu tuvo una excepcional salida ante los Yankees, quienes perdieron cinco de los siete partidos que jugaron en el Sahlen Field, la casa alterna de los Blue Jays en 2020. El zurdo permitió cinco hits y blanqueó a los Bombarderos del Bronx en siete entradas.

Fue un momento importante y apropiado para Ryu, quien el invierno pasado firmó el contrato más lucrativo en agencia libre para un lanzador en la historia de los Blue Jays.

Ryu también abrió el primer partido de la campaña en Sahlen Field, el primer juego de Grandes Ligas en Buffalo desde 1915. El estadio de la sucursal de Triple A de Toronto desde 2013, se convirtió en la sede de los Blue Jays cuando Canadá prohibió el cruce de la frontera desde Estados Unidos por la pandemia del coronavirus.

Además, también fue apropiado que un jugador de 22 años, el shortstop Bo Bichette, y dos de 21 años, el primera base dominicano Vladimir Guerrero Jr. y el receptor mexicano Alejandro Kirk, hayan sido las estrellas ofensivas del equipo.

Guerrero abrió el marcador en la segunda entrada con jonrón en solitario, su octavo de la temporada. Un doble remolcador de Bichette amplió la ventaja a 2-0 y otro doble impulsor de dos carreras de Kirk les dio la ventaja decisiva en la pizarra.

La edad promedio de los bateadores de los Blue Jays esta temporada es de 25.9 años, el grupo más joven en Grandes Ligas por amplio margen, por encima de Baltimore (26.3) y San Diego y Seattle (26.6). en la actual temporada, Toronto ha registrado 36 cuadrangulares y 133 carreras impulsadas por jugadores de 25 años o menos, la mayor cantidad en las Mayores.

Si bien no hubo una celebración tradicional con champán dado que MLB emitió estrictas pautas debido a la pandemia del coronavirus, los Blue Jays se pusieron su indumentaria de Postemporada, la cual leía “Respect Toronto” (Respeten a Toronto) y saltaron al terreno a tomarse fotografías y a vitorear, incluso sin aficionados en las gradas.

Montoyo destacó que todo lo logrado fue gracias a la perseverancia de sus jugadores durante una difícil temporada.

“Después de todo lo que pasamos sin tener parque, ustedes merecen esta victoria”, dijo Montoyo a sus peloteros en el vestidor. “Disfruten ahora, que la presión se fue ahora. Ahora la presión es para otros equipos, para nosotros no”.

“No es fácil llegar a este momento, y (sólo) un año y medio después que uno llega a (Grandes Ligas) y son tres años corridos que tres boricuas llegan a Playoffs y por eso me siento bien orgulloso”, añadió el piloto boricua en charla por separado con ESPN Digital y en la que mostró un collage de fotos que le regaló el inmortal puertorriqueño Roberto Alomar como celebración por su clasificación.

Montoyo también habló sobre la posibilidad de convertirse en el tercer dirigente de raíces puertorriqueñas en ganar una Serie Mundial después de Alex Cora con los Boston Red Sox en 2018 y Dave Martínez con los Washington Nationals la campaña pasada.

“Por lo menos llegué a Playoffs y ahora es un paso a la vez”, señaló el manager de la novena canadiense.

Esta será la primera vez en la historia de la franquicia que los Blue Jays harán una aparición en Postemporada después de terminar con marca por debajo de .500 la campaña anterior, cuando Toronto termino con récord de 67-95 (.414).