Kyle Higashioka se ganó puesto como receptor personal del as Gerrit Cole en Yankees

play
Yankees e Indians protagonizan una de las series más atractivas de la historia entre pitcheo contra bateo (1:58)

New York Yankees y Cleveland Indians inician un duelo inusual este martes en la Serie de Comodines de la Liga Americana. (1:58)

CLEVELAND -- Nunca podrás trabajar más que Gerrit Cole, pero tienes que hacer el intento. Ese es el consejo principal que el venezolano Robinson Chirinos y el puertorriqueño Martín Maldonado, ambos ex receptores de Cole con los Houston Astros, le darían a Kyle Higashioka. Higashioka es el cátcher suplente que se ganó el puesto como receptor personal del as de los New York Yankees por encima del titular Gary Sánchez.

Cole apoyó públicamente a Sánchez toda la temporada, elogiándolo por ejecutar su plan de ataque cada partido y por comprender los matices del diverso cuerpo de lanzadores del equipo. No obstante, Higashioka se ganó el puesto de receptor de Cole en el primer partido en contra de los Cleveland Indians a fuerza de puros resultados. Y, como dijo el mánager Aaron Boone de cara a los playoffs, "el rendimiento importa; los resultados importan".

El derecho, de 30 años, terminó su primera temporada regular con los Yankees con marca de 7-3 y una sólida efectividad global de 2.84, pero tuvo foja de 3-1 con una ínfima efectividad de 1.00 en sus últimas cuatro aperturas, con 34 ponches en 24 entradas, todo con el respaldo Higashioka detrás del plato.

En febrero de 2018, durante su primer entrenamiento primaveral al mando de los Yankees, Boone dijo que estaba en contra del concepto del "receptor personal". Pero eso fue en aquel entonces. Ahora, Higashioka será el receptor de Cole para su primera apertura de postemporada con los Yankees.

"No es algo que necesariamente me encanta; habiendo dicho eso, no me importa", dijo Boone al explicar su inclinación de poner a Cole y a "Higgy" juntos antes del anuncio del lunes. "Si tienes a un receptor, que es claramente suplente y sólo juega una vez cada cuatro días o una vez cada cinco días y tienen buen ritmo con un lanzador ... Obviamente, es lo que he estado haciendo aquí con Higgy y con Cole. A largo plazo, es algo que trataría de evitar, pero si las cosas están yendo bien, no estoy en contra de seguir haciéndolo".

Sería demasiado simple decir que la batería con Sánchez no funcionará en última instancia para Cole. Cole tuvo marca de 4-2 con efectividad de 3.91 en ocho juegos con Sánchez detrás del plato, con 60 ponches en 46 entradas. Fueron buenos números, pero no tan buenos como los de Cole con Higashioka, con quien permitió sólo 3 carreras limpias en 27 entradas lanzadas, ponchando a 34 bateadores y limitándolos a un promedio de bateo de apenas .147.

El lunes, Cole explicó por qué cree que le está yendo tan bien lanzándole a Higashioka: "Probablemente porque ambos somos oriundos del sur de California. Tenemos muchos de los mismos intereses, y la capacidad de Kyle para comunicarse, puede pensar de una forma realmente creativa, es bueno al recibir lanzamientos, buen comunicador al pedir ciertos lanzamientos. Así que hemos trabajado bien juntos. Eso es todo lo que tengo que decir al respecto".

Los veteranos receptores Maldonado y Chirinos se ganaron el respeto de Cole a fuerza de trabajo arduo, habiéndose combinado para ser su cátcher titular en 41 de sus últimas 50 aperturas desde el 1 de agosto de 2018 hasta finales de la postemporada de 2019. Ambos consideran que trabajar con lanzadores como Cole exige elevar tus habilidades mentales y prestar máxima atención a los detalles, particularmente al mantener meticulosas notas mentales sobre qué lanzamientos usar en contra de ciertos bateadores, así como sobre las tendencias del contrario.

Incluidos los partidos de postemporada, Cole registró una marca de 17-3 con efectividad de 2.40 en 25 aperturas con Maldonado detrás del plato, y de 10-2 con efectividad de 2.55 en 16 aperturas con Chirinos como cátcher.

"Gerrit Cole es el tipo de lanzador que busca reportes más detallados; va más allá de lo normal", explicó Maldonado en entrevista telefónica con ESPN. "Es un lanzador que sabe la diferencia de un bateador en un conteo en específico en la casa y en la ruta. Tú tienes que demostrarles confianza preparándote igual que ellos".

Chirinos por su parte confía en que Sánchez podrá adquirir la experiencia y el conocimiento necesarios para tener éxito al ser el receptor de un lanzador como Cole.

play
2:47

Con los playoffs de la MLB listos en la Americana ¿Quién es el favorito?

Guillermo Celis analiza las posibilidades de cada uno de los equipos.

"Gary es un muchacho muy talentoso que no lo ha catchado mucho a él. La comunicación es la clave. Por ejemplo, preguntarle dónde te gusta que ponga el guante adentro cuando tira la recta. Eso fue algo que él me lo tuvo que decir varias veces. De la única manera es preguntándole a él", dijo Chirinos. "Gerrit es un hombre muy inteligente. Sabe lo que él tiene que hacer y la única manera de nosotros hacer buen trabajo es aprender cómo piensa y saber lo que a él le gusta y qué quiere. Tienes que estar ahí para él.".

La posición de cátcher puede que sea la más exigente en el béisbol, tanto física como mentalmente, pero el aspecto mental es mucho más importante que contar con habilidades físicas formidables. No se trata simplemente de mover los dedos para sugerir lanzamientos con señales específicas, hay que atacar a cada bateador con un plan detallado. Los receptores no sólo deben estar al tanto de todos los aspectos de ese plan, sino que también deben ser capaces de evaluarlo y modificarlo sobre la marcha, especialmente al recibir a un lanzador estelar como Cole.

"Lo importante es desarrollar el tipo de relación en la que el pitcher confía en tu evaluación de los pitcheos que están funcionando ese día, a veces por encima de su propia opinión", destacó Maldonado. "La relación de nosotros llegó a ser tan grande que a veces antes del juego, por ejemplo, él me decía a este bateador yo no le quiero tirar curva porque la batea bien y yo iba donde él y le decía 'caballo, la curva tuya es diferente a los demás, tu curva es 86, 87 millas con un spin rate bastante grande, con un buen movimiento, tú la localizas bien. No todas las curvas son iguales y yo creo que no debe eliminarse ese pitcheo con ese bateador'. Y me decía, 'vamos a tirarle curva también'. Confiaba en mí porque siempre le presentaba evidencia".

Chirinos tuvo una experiencia un poco similar a la de Sánchez cuando Maldonado llegó en canje a Houston y comenzó a ser el receptor de Cole de forma regular. Fue distinto para Chirinos porque el entonces mánager de los Astros, AJ Hinch, un ex cátcher de Grandes Ligas, siempre dividía la carga de trabajo, y no utilizaba a un solo receptor titular de la manera que lo han hecho los Yankees.

No obstante, el talentoso y veterano cátcher venezolano, actualmente con los New York Mets, admite que puede ser doloroso darte cuenta de que el as del equipo se desempeña mejor o se siente más cómodo con alguien más detrás del plato. Chirinos confía en que será una buena lección para Sánchez, la cual lo podría ayudar a madurar y adquirir la experiencia y el conocimiento necesarios para tener éxito al ser el receptor de Cole.

Para Chirinos, lo más importante a la hora de ser el receptor de un individuo tan intelectual como Cole es desarrollar un amplio conocimiento de sus capacidades y fortalezas y debilidades, en particular cuando se trata de localizar lanzamientos o de lanzar un pitcheo específico para strike.

"Por ejemplo, cuando yo empecé a catcharle, él me dijo que necesitaba lanzar más adentro, más consistentemente adentro. Él creía que yo no estaba haciendo un trabajo fuerte adentro, y yo le dije que yo estaba de acuerdo", dijo el venezolano. "Con el stuff que tiene Gerrit, y catchándole donde quería, iba a ser mucho más difícil si lanzaba adentro consistente. Eso lo que hizo fue que los bateadores se sintieran más incomodos y de ahí hicimos una tremenda conexión".

El rasgo más importante para un receptor es la capacidad de ayudar mentalmente a su lanzador. Más que cualquier otra cosa, más allá del talento, la preparación física o la capacidad de analizar los informes de los equipos contrarios, el rol principal de un cátcher es concentrarse en las fortalezas del pelotero que tiene enfrente a 60 pies y seis pulgadas de distancia.

play
3:09

VIDEO: Revive lo mejor de la temporada 2020 de la MLB.

El 2020 nos regaló una de las temporadas más sorprendentes en la historia de Las Mayores, te traemos las 5 mejores camino a los playoff.

Los receptores deben optimizar la comunicación con su abridor durante el partido para ayudarlo a rendir al máximo. También pueden influir en el rendimiento de un lanzador al ajustar la estrategia cuando se dan cuenta de que un pitcher está teniendo problemas con su mecánica o de que ha perdido el comando de uno de sus pitcheos principales.

"Esa es la clave, que ellos puedan ver en ti el compromiso y la responsabilidad como receptor de que estás preparado para ayudarlos a ellos. Como receptor nuestro trabajo es servir y tratar de ayudar a los lanzadores a tener éxito, y las acciones dicen más que mil palabras", añadió Chirinos. "Que ellos vean que tú estás trabajando y buscando opciones para ayudarlos en la lomita es la clave para que ellos puedan confiar en ti. Gerrit es un hombre que le gusta hablar en el juego y hace muy buenos ajustes, dependiendo de las cosas que estén pasando y cómo ve a los bateadores. Esa comunicación es clave durante el juego, buscar qué cosas lo pueden ayudar".

La mayor ventaja de Sánchez siempre ha sido su bate. Los Yankees aprendieron a tolerar sus fallas defensivas a cambio de un talento excepcional en el plato. En su temporada como novato en 2017, Sánchez permitió 16 bolas pasadas (del inglés, 'passed balls'), empatado para la mayor cantidad en Grandes Ligas, pero más que compensó con su bate, con un promedio de bateo de .278, con 33 cuadrangulares.

Después de liderar las mayores una vez más en 2018 con 18 passed balls en 89 partidos, la mayor cantidad en Grandes Ligas, Sánchez fue ampliamente criticado por sus habilidades al bloquear lanzamientos. Mientras lidiaba con una lesión en la ingle, Sánchez terminó la temporada 2018 bateando para sólo .186 con 18 jonrones. Se consideró que su defensa había mejorado mucho la temporada pasada, durante la cual fue el receptor abridor de la Liga Americana en el Juego de Estrellas. Sánchez terminó la temporada bateando para .232 con 34 cuadrangulares, pero sus 15 errores de fildeo fueron la mayor suma entre los receptores.

La diferencia esta temporada 2020 es que el bate de Sánchez no ha compensado sus problemas defensivos. Las cinco passed balls de Sánchez son la segunda mayor cantidad en el béisbol. Según las estadísticas avanzadas, Statcast lo ubica en el puesto 54 entre los 61 receptores en Grandes Ligas en carreras anotadas al no enmarcar lanzamientos para strike. Pero peor aún, Sánchez ha bateado para apenas .147 / .253 / .365 con 10 jonrones esta campaña.

Los problemas de Sánchez en el plato finalmente llevaron a Boone a enviarlo a la banca en su esfuerzo por ayudarlo a recuperar su swing. Sánchez también ha estado trabajando con el coordinador de receptores, Tanner Swanson, en una nueva técnica de recibir con una sola rodilla para mejorar su encuadre en los lanzamientos bajos.

Una de las cosas más difíciles en el béisbol es llamar un partido, y hacerlo efectivamente. Requiere estudiar a cada bateador para discernir el mejor plan de ataque. Y, hasta ahora, Higashioka parece haberse ajustado mejor al ser el receptor de Cole. Cuando se trata de pitchers como Cole, Maldonado y Chirinos indicaron que hay que dedicar tanto tiempo como lo hacen ellos al evaluar su arsenal y la efectividad de sus lanzamientos.

"Gerrit y yo siempre estábamos hablando de juegos anteriores, de catcheo, de qué debimos y no debimos haber llamado o lanzado", destacó Maldonado. "Gerrit es muy inteligente. Si tú hablas con él de un juego, él se acuerda de todos los pitcheos que hizo. Es un lanzador que tiene un plus stuff, unos pitcheos muy buenos y además es muy inteligente y una persona que se prepara al máximo. Y tú tienes que hacer lo mismo".

Pero, eso será en el futuro. Esta postemporada presenta un desafío inmediato para los Yankees, que tenían tomar una decisión importante antes de iniciar la serie en Cleveland: ¿Quién sería el receptor de Cole en el primer partido? Boone hizo pública su decisión el lunes cuando anunció que sería Higashioka. En el caso de Sánchez, probablemente no lo ayudó el hecho de que no tiene buenos números de por vida en Progressive Field, yéndose de 19-3 con nueve ponches y un solo cuadrangular.

"Espero que nuestro equipo siempre comprenda que, en última instancia, nuestro éxito como equipo es lo primero", dijo Boone antes de tomar su decisión. "Nos preocupamos por quiénes son [nuestros jugadores] y por sus carreras. Estamos constantemente tratando de lograr ese equilibrio. Habrá que tomar decisiones difíciles, decisiones con las que los peloteros no estarán de acuerdo, y eso está bien. Espero que siempre podamos lograr ese equilibrio... el equipo es lo primero, sin importar las decisiones que tengamos que tomar".