MLB playoffs 2020: cazatalentos que no solo miran estadísticas impulsan el éxito de los Tampa Bay Rays

SAN DIEGO - Química es una palabra de la que a menudo se burlan muchos analistas de béisbol porque no hay forma de cuantificar lo que realmente significa o lo que ofrece. Pero cuando hablas con los jugadores de las Grandes Ligas que han ganado una Serie Mundial, es una palabra que suelen mencionar aquellos a quienes más afecta: los que comparten el camerino.

En un camerino bañado en champán el año pasado, Max Scherzer fue uno de varios jugadores de los Nationals que se apresuró a elogiar a Gerardo Parra, que había sido contratado por el club a mediados de mayo cuando el equipo estaba luchando mucho, lo que indica que su personalidad unificadora es una de las principales razones del cambio de rumbo de los Nationals después de la llegada de Parra.

"Nos trajo tanta alegría", dijo Scherzer. "Nos recordó a todos que nos relajáramos y nos divirtiéramos jugando a este juego".

Los Tampa Bay Rays se encuentran entre los más pequeños de los clubes de mercado pequeño, sin embargo, están a punto de ganar su segundo viaje a la Serie Mundial. Hace mucho que adoptan su fórmula, principalmente porque no pueden cubrir muchos defectos con una chequera. Sí, los análisis juegan un papel importante en el éxito de los Rays, algo que se ve por su gran cantidad de cambios defensivos alrededor del diamante y su popularización del uso frecuente del 'opener' en el montículo de lanzadores. Pero su éxito también se basa en lo que sucede cuando los jugadores están todos juntos, que es prácticamente todos los días durante horas.

"Cuando adquirimos un jugador, hay tanto trabajo que puede hacer en el campo, pero también hay mucho en la personalidad y el carácter", dijo el gerente Kevin Cash. "Ahí es donde los cazatalentos entran en juego y el boca a boca entra en juego. Al conocer y tener relaciones durante el juego, puedes encontrar información bastante crucial sobre cómo es su personalidad. Sabemos que tenemos suficiente información sobre cómo esos jugadores pueden lucir en el campo, pero ¿cómo encajan en el camerino? "

Casi por necesidad, los Rays siempre han sido un imán para los descartados. En el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Astros, la alineación inicial de Tampa Bay contó con siete jugadores que habían sido adquiridos mediante intercambios. Solo Brandon Lowe y Kevin Kiermaier fueron selecciones originales del draft de los Rays.

En el transcurso de los últimos cinco años, las nóminas del equipo de los Rays se ubicaron en el puesto 28 en MLB dos veces (incluida esta temporada), en el 29 en una y en el 30 en otras dos ocasiones. Su nómina prorrateada de jugadores esta temporada fue de $28 millones, casi $100 millones menos que la de los Yankees ($113 millones), a quienes eliminaron en la Serie Divisional de la Liga Americana. Sin embargo, las 40 victorias de los Rays en 60 juegos fueron superadas solo por las 43 victorias de los Dodgers y su nómina de $105 millones.

El talento es una necesidad obvia para que Tampa Bay haga lo que ha hecho durante los últimos doce años, que incluye ocho temporadas ganadoras, pero es esa cultura dentro de la casa club la que resuena tanto con los más afectados, los jugadores.

"Creo que lo que nos hace bien es la mentalidad, lo fácil que es venir aquí y jugar", dijo Tyler Glasnow, adquirido de Pittsburgh junto con el Todos Estrellas en el 2019 Austin Meadows a cambio de Chris Archer durante la temporada 2018. "Creo que muchos de los jugadores aquí no son necesariamente tipos cuyas organizaciones se hayan rendido, esa no es la palabra correcta para eso, pero aquí se les ha dado una oportunidad y todos salen y juegan con todo su corazón. Creo pueden hacer lo que quieran con las alineaciones porque todos están muy de acuerdo con ganar. Es una tormenta perfecta, supongo".

Las raíces del éxito de los Rays se remontan a cuando la franquicia contrató a alguien que nunca había sido entrenador de Grandes Ligas, el nómada Joe Maddon en 2006. Inmediatamente incorporó una contracultura de perspectiva.

"Joe comenzó ese tipo de pensamiento cuando yo estuve allí", dijo el veterano zurdo David Price, miembro de los Rays de 2008 a 2014. "Lo primero que nos dijo a todos fue que fuéramos nosotros mismos. Si querías tatuajes o piercings, adelante y cómpralos. Me encantó allí. La cultura es absolutamente importante dentro del camerino, al cien por cien, y no me importa lo que digan los demás al respecto. Se necesita química para ganar, no hay forma de evitarlo. Eso los jugadores lo saben. Estoy muy feliz por lo que están haciendo. Una pequeña parte de mí todavía está en Tampa ".

El sistema de los Rays no funcionaría si hubiera fracturas dentro de la organización. Aquí es donde sobresalen los Rays: Ellos supervisan todos los niveles de los sistemas de ligas menores, así como el nivel de las ligas mayores. Un área que es una fortaleza obvia es algo que el legendario gerente general de los Reales y Bravos, John Schuerholz, me dijo hace años: "Debes supervisar tu propio sistema mejor que nadie, reconocer lo que tienes antes de que alguien más vea algo que quizás tú no veas".

Esta podría ser la razón por la que los Rays rara vez se arrepienten de haber cambiado a alguien de su sistema y, a menudo, hacen que los fanáticos de otras organizaciones se pregunten por qué algunos jugadores de sus clubes favoritos parecen sobresalir una vez que usan el uniforme de los Rays. No tienen que buscar más que algunos de los grandes contribuyentes actuales que adquirieron mediante intercambios, jugadores como Randy Arozarena (Cardinals), Glasnow y Meadows (Pirates), Ji-Man Choi (Brewers), Manuel Margot (Padres), Willy Adames (Tigers), Mike Zunino (Mariners), Nick Anderson (Marlins) y Peter Fairbanks (Rangers).

"Creen en el uso de cazatalentos más de lo que la gente piensa", dijo un ejecutivo de oficina central de un equipo rival. "Tienen un tremendo departamento de cazatalentos profesionales, internacionales y aficionados. Es la única forma en que pueden hacer lo que hacen".

Es por eso que la broma corriente en algunos círculos de béisbol es que, si los Rays están llamando por un posible intercambio, no conteste el teléfono. Los Rays hacen una seria diligencia debida, buscando bajo la superficie para encontrar jugadores que se ajusten a su perfil.

"Nuestros cazatalentos, miran nuestros rosters, hay mucha gente que tal vez no pasó por el sistema", dijo Cash. "Eso es un mérito para nuestro departamento [de investigación y desarrollo] y nuestros cazatalentos. Es una colaboración. La cantidad de comunicación y discusión que tenemos desde el desarrollo de jugadores hasta los cazatalentos, la oficina central y el cuerpo técnico. Hay una conversación constante con ideas que se intercambian y son respetadas desde todos los ángulos ".

Incluso alguien como el nuevo héroe de culto Mike Brosseau, cuyo cuadrangular en la parte baja de la octava entrada ante el cerrador de los Yankees Aroldis Chapman en el Juego 5 de la SDLA impulsó a los Rays por encima de sus odiados rivales divisionales. Brosseau fue un agente libre que no fue seleccionado en el draft desde Oakland (Michigan) University, siendo ignorado por cada equipo por 40 rondas en el draft del 2016.

"Mike Brosseau es un ejemplo perfecto de por qué sentimos que nuestra organización es tan especial", dijo Cash. "Nuestra búsqueda para reconocerlo. El desarrollo de nuestro jugador presionando y diciendo: 'Tráiganlo aquí, va a aprovecharlo al máximo'".

Sin embargo, aquí estaba Brosseau, el héroe de los playoffs más inverosímil que nunca, vistiendo la capa de Superman después de un turno al bate de 10 lanzamientos contra Chapman, uno de los cerradores más dominantes del juego.

"Saben bien lo que hacemos y nos ponen en el escenario para hacerlo", dijo Brosseau. "Tenemos muchos muchachos que pueden haber sido pasados por alto en sus carreras. Puedes recorrer el listado de jugadores y probablemente hay muchos que han sido pasados por alto. Cuando pones ese tipo de combinación, todos tienen un chip en su hombro, todos vienen al parque listos para jugar y querer que este equipo avance y haga su parte para asegurarse de que eso suceda, es una combinación peligrosa ".