Julio Urías tumba par de récords para mexicanos al 'Toro' Valenzuela en postemporadas de MLB

El zurdo sinaloense Julio Urías hizo historia al convertirse en el primer pitcher nacido en México en ganar seis partidos en postemporadas de Grandes Ligas, al encaminar el domingo a Los Ángeles Dodgers a la Serie Mundial con una victoria de 4-3 sobre los Atlanta Braves.

El pitcher también se convirtió en el primer mexicano en ganar cuatro partidos en una misma postemporada y con ello le arrebató el par de marcas a Fernando “Toro” Valenzuela, quien en 1981 ganó tres juegos y en total sumó cinco en playoffs totales en su carrera.

Con su primer pitcheo en la Serie Mundial, Urías impondrá otro récord para mexicanos, pues se convertirá en el primero en todos los tiempos en aparecer en dos Clásicos de Otoño, pues hasta ahora comparte con otros 15 una sola aparición. A esta última lista se agregará el nayarita Víctor González si Dodgers lo mantiene en el roster.

Urías, de 24 años de edad, entró a los playoffs de 2020 con marca de 2-1 en seis series entre 2016 y 2019, y en esta postemporada atípica por el COVID-19 se ha llevado la victoria en los cuatro partidos en que ha lanzado en cada una de las series de la Liga Nacional, la de wild card (1), divisional (1) y campeonato (2).

El abridor y relevo ganó el primer juego de la serie de wild card de este año a los Milwaukee Brewers por 4-2 el 30 de septiembre, lanzando tres entradas en relevo.

Su segundo triunfo llegó el 8 de octubre contra los San Diego Padres en el tercer juego de la serie divisional con un tremendo relevo de cinco entradas. El pasado miércoles 14 de octubre abrió y ganó el tercer juego de la serie de campeonato ante los Braves lanzando cinco entradas con 101 pitcheos.

El domingo en la noche con relevo perfecto de tres episodios en blanco contra los Braves, se llevó su cuarta victoria de la postemporada, y colocó a los Dodgers en su tercera Serie Mundial en cuatro años.

Las seis victorias de Urías en 16 partidos --dos juegos iniciados-- repartidos en ocho series de postemporadas en cuatro años diferentes, dejaron atrás la marca de 5 de Fernando “Toro” Valenzuela, que logró en nueve encuentros --ocho juegos iniciados-- en seis series también en cuatro años diferentes.

En 1981, como novato, Valenzuela consiguió tres victorias en tres instancias de postemporada, al ganar un partido en cada una, en serie divisional, serie de campeonato y Serie Mundial.

El poblano Aurelio López (1984 --serie campeonato y Serie Mundial) y el sonorense Marco Estrada (2015 --serie divisional y serie campeonato) son los otros dos lanzadores nacidos en México que han ganado más de un partido en una misma postemporada. Estrada es el único otro mexicano que ha logrado llegar a tres victorias en postemporadas totales --agregó una en serie divisional 2016.

Urías pasa a la historia como el único pitcher nacido en México que gana un séptimo y decisivo juego en una ronda de postemporada de MLB, para dar el título a su equipo.

En 2016, Urías ganó el quinto y decisivo juego en la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Washington Nationals, para unirse a Valenzuela como los únicos en hacerlo en series a ganar tres de cinco, después de que el “Toro” lo hiciera en 1981 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra Montreal Expos.

Aurelio López ganó el juego del título de los Detroit Tigers en la Serie Mundial de 1984, pero fue en el quinto juego --al mejor de siete--, al ganar la serie 4-1 sobre los San Diego Padres.

En 2016, Roberto Osuna ganó el juego que dio el título de Serie Divisional de Liga Americana a Toronto Blue Jays, que barrió 3-0 --mejor de cinco-- a Texas Rangers y en 2019 ganó el sexto juego de la Serie de Campeonato de Liga Americana que coronó 4-2 --mejor de siete-- a Houston Astros sobre New York Yankees.

El sinaloense, nacido en Culiacán el 12 de agosto de 1996, se convirtió en el segundo pitcher de los Dodgers en sumar cuatro triunfos en una misma postemporada, después de que Burt Hooton lo consiguiera en 1981, ganando uno en serie divisional, dos en la serie de campeonato y uno en la Serie Mundial.

Además, es el tercer pitcher latino en la historia en sumar cuatro victorias en una misma postemporada, detrás de las cinco conseguidas por el venezolano Francisco Rodríguez con Anaheim Angels en 2005 y las cuatro del cubano Liván Hernández con los Florida Marlins en 1997.