Víctor González: 'Mi papá me ayudó desde el cielo a ganar la Serie Mundial'

play
David Faitelson: "Los mexicanos solo fueron parte de un equipo que apuntaló una gran temporada" (2:09)

Faitelson destaca los peloteros que fueron fundamentales para el título de los Dodgers. (2:09)

Tras ganar el juego 6 de la Serie Mundial ante Tampa Bay, el pitcher mexicano de los Dodgers reveló la razón de su llanto

MÉXICO -- Una de las imágenes más recordadas de la Serie Mundial 2020 será la del abrazo entre los mexicanos, Víctor Gónzalez y Julio Urías, rompiendo en llanto tras coronarse campeones de las Grandes Ligas con los Dodgers.

Apenas unas horas después de lograr el título, el lanzador nayarita de los Dodgers, Víctor González, reveló a ESPN la razón de su llanto tras romper la sequía de 32 años sin campeonatos para el equipo angelino.

“Por mi papá (Guillermo), yo lloraba porque lo único que me pasaba por la mente es que no le iba a poder decir que su hijo es campeón mundial, creo que eso me hizo llorar bastante porque yo sé que mi mamá está muy orgullosa de mí porque tiene un hijo que es campeón del mundo, pero cuando me salían las lágrimas lo primero que pensé fue en mi papá”, expresó Gónzalez en entrevista por videollamada.

“Todos dicen que ellos nos ven de allá en el cielo, entonces creo que si él me estuvo viendo desde allá está feliz por eso, pero me hubiera gustado poder agarrar mi teléfono y decirle, ‘¿sabes qué?, tienes un hijo que es campeón de las Grandes Ligas'".

¿Tú crees que él te vio desde el cielo?

“Yo creo que sí, creo que él y Dios siempre me han llevado por el buen camino. Ayer (martes) que salí con los tres ponches dije: ‘gracias, gracias por ayudarme’. Siempre escribo en la loma sus iniciales, una cruz y volteé a ver su nombre y lo único que dije fue: ‘ayúdame’”, dijo el lanzador de los Dodgers.

A sus 24 años, Víctor González se apuntó la victoria en el sexto juego y definitivo de la Serie Mundial al lanzar 1.1 innings de forma perfecta, con tres ponches, al tiempo que su compatriota, Julio Urías, logró el salvamento con 2.1 entradas en las que tampoco permitió hits ni dio bases por bolas, a cambio de cuatro chocolates.

Julio todo el playoff (2020) estuvo muy concentrado, hizo su trabajo muy bien, ya tiene mucha experiencia, ya estuvo en Serie Mundial, ya jugó Playoffs, entonces creo que esto de los Playoffs para él fue algo fácil porque tiraba la bola y se veía muy enfocado, como si no hubiera nadie ahí en el home, tiraba la bola. Gracias a Dios pude compartir con él esto, es algo emocionante poder estar con él ya que nunca estuvimos en Ligas Menores y nunca jugamos juntos, y ahora que pudimos estar juntos y en Grandes Ligas poder disfrutar esto, disfrutarlo con él porque pasamos los dos juntos una operación y ahora estamos disfrutando un campeonato de Grandes Ligas”, agregó González, quien en su primer año en Grandes Ligas tuvo registro de 1.33 carreras limpias en temporada regular y 2.70 de ERA en la postemporada, con cuatro triunfos y ninguna derrota, incluyendo la victoria en el Juego 6 de la Serie Mundial contra los Rays.