Joey Votto, de los Cincinnati Reds, se reincorpora tras superar el COVID-19

play
Raisel Iglesias está sorprendido por haber sido cambiado por los Reds a los Angels (1:47)

Pero que está dispuesto a darlo todo por su nuevo equipo, ya que se siente muy cómodo. (1:47)

El primera base de los Cincinnati Reds, Joey Votto, regresó al campamento el domingo después de quedarse fuera por COVID-19, pero aún no se sabe cuándo podría volver a jugar.

Votto, de 37 años, abandonó al equipo después de una prueba positiva el 10 de marzo y ha estado aislado desde entonces. Después de ser liberado por las Grandes Ligas, regresó al complejo de entrenamiento de primavera de los Reds en Goodyear, Arizona, pero permanecerá en la lista de lesionados hasta que vuelva a estar en forma.

"Me siento bien", dijo el seis veces All-Star. "Estoy contento de estar de regreso y estoy ansioso por ponerme el uniforme y unirme al equipo. Extraño jugar a la pelota, extraño ser parte del grupo".

Votto, quien se negó a hablar sobre su experiencia con el virus, no pudo decir cuánto tiempo le tomará estar listo para jugar o si estará en la alineación cuando los Reds abran la temporada el 1 de abril contra los St. Louis Cardinals.

Antes de la prueba positiva, jugó en cuatro partidos de entrenamiento de primavera, bateando de 9-4. La temporada pasada promedió .226 en 54 juegos, con 11 jonrones y 22 carreras impulsadas.

"Estoy ansioso por sentirme listo con el bate, por supuesto, sentirme peligroso, como mencioné antes, y asegurarme de estar sano, fuerte y capaz de jugar con la mayor frecuencia posible", dijo. "Ese es el objetivo, y sentí que iba en esa dirección, así que tengo que llegar allí y más allá".

Cincinnati espera que Votto continúe el éxito en el plato que mostró al final de la temporada pasada. "Realmente había tenido un buen campamento hasta que perdió este tiempo", dijo el gerente general Nick Krall. "Así que estamos emocionados de tenerlo de regreso y eso solo agrega otra amenaza ofensiva a nuestra alineación".