¿Quién será el próximo gran bateador designado de la República Dominicana en MLB?

Los dominicanos cuentan con el talento necesario para establecer a un nuevo gran bateador designado en MLB. ESPN

Nelson Cruz se ha establecido como el mejor designado de la MLB durante las últimas temporadas, pero con sus últimos años como jugador activo cada vez más cerca, queda preguntarse quién podrá ocupar el puesto del próximo gran bateador designado dominicano de Grandes Ligas

La posición de bateador designado ha sido una llena de controversia en las Grandes Ligas, debido a su naturaleza. Un jugador cuya función es batear, pero no jugar defensa, es visto con malos ojos por muchos tradicionalistas del béisbol, mientras que otros con una versión distinta, inclina a la ofensiva, apuntan que la posición aporta un bate de respeto a la alineación, mientras que protege a los lanzadores de exponerse a ser golpeados o lesionarse al tomar turnos al bate.

Sin importar la posición que se tenga sobre el debate del bateador designado, no hay duda de que, desde su aparición en la Liga Americana en 1973, ha tenido un impacto tremendo en la forma en que se juega béisbol y ha ayudado a prolongar la carrera de algunos de los mejores bateadores que ha visto el deporte.

La República Dominicana ha tenido a tres de los designados más productivos de la liga, incluido a David Ortiz, quien es considerado por muchos como el mejor en la posición, incluso superando al legendario Edgar Martínez, primero que ocupando el puesto durante la mayor parte de su carrera entró al Salón de la Fama.

Así como Ortiz, Nelson Cruz está realizando hazañas espectaculares en la posición, estableciéndose como el mejor bateador designado de Grandes Ligas de la actualidad, a pesar de tener 40 años. Mientras que otro que se encuentra fuera, Edwin Encarnación, aprovechó la posición para conectar más de 400 cuadrangulares y remolcar más de 1,200 vueltas.

Sin embargo, con Encarnación fuera de las Grandes Ligas por ahora y con la carrera de Nelson Cruz acercándose a su final, resulta importante preguntarse quién ocupará la posición del próximo gran bateador designado de la República Dominicana en MLB.

Múltiples jugadores tienen la capacidad ofensiva para hacerlo o al menos han demostrado tener las herramientas necesarias para ser productivos en la posición, mientras que otros, quienes se mantienen jugando defensa en primera base o en alguno de los jardines, podrían hacer la transición hacia la posición según vaya avanzando su carrera.

Gary Sánchez, por ejemplo, podría ser uno de esos hombres. Reconocido por su capacidad ofensiva, más que por sus destrezas defensivas, el bate del receptor de New York Yankees es uno de los más temidos y respetados. En el caso de que sus problemas defensivos continúen presentándose, las posibilidades de que sea utilizado con más frecuencia como un bateador designado aumentan de manera significativa.

El Rodillo”, Ronald Guzmán, se ha desempeñado como primera base en prácticamente toda su carrera con Texas Rangers. Dado el hecho de que la primera base no es una posición asegurada para él con el equipo, por lo que existe una posibilidad de que empiece a ver más tiempo como designado, pero su producción ofensiva debe de subir.

Yermín Mercedes ha tenido un inicio de carrera sensacional, convirtiéndose en el primer jugador desde el año 1900 hasta la fecha en iniciar su carrera como titular con ocho hits consecutivos. En un equipo donde todas las posiciones están ocupadas por sólidos titulares, Mercedes ha sido colocado como bateador designado y ha aprovechado sus oportunidades. Del mismo modo lo ha hecho en el béisbol invernal dominicano, en donde es miembro de Tigres del Licey.

Dos estrellas establecidas que eventualmente podrían pasar a ocupar la posición son Eloy Jiménez, jardinero izquierdo de Chicago White Sox y Juan Soto, considerado por muchos como uno de los mejores bateadores de MLB. En el caso de Jiménez, ya él se encuentra en la Liga Americana, por lo que el cambio no sería demasiado difícil, pero Soto, como miembro de Washington Nationals, está en la Liga Nacional y, salvo que se establezca el bateador designado universal, no le sería posible hacer la transición hacia la posición, salvo que decida ir a un equipo de la Liga Americana, una vez termine su contrato de novato.