Yasiel Puig niega acusaciones en demanda por agresión sexual

En un comunicado emitido en su cuenta de Twitter, el jardinero y agente libre Yasiel Puig negó las acusaciones en una demanda que indican que agredió sexualmente a una mujer en 2018 y dijo que los señalamientos le han impedido continuar con su carrera en Grandes Ligas.

“Hablo ahora para defender mi nombre contra falsas y maliciosas acusaciones de ubna mujer que dice que la agredí en 2018”, dijo Puig en el comunicado. “Estas acusaciones son totalmente falsas, la evidencia prueba que son falsas y ansío que todos los hechos y la verdad salgan a la luz”.

La mujer, identificada en documentos de la corte federal sólo como Jane Roe, demandó a Puig en octubre pasado al decir que el ex jardinero de Los Angeles Dodgers la siguió a un baño del Staples Center luego de un juego de Los Angeles Lakers el 31 de octubre de 2018 y la “inmovilizó con un brazo” para evitar que se alejara, la tocó y se masturbó en frente de ella”.

La mujer no presentó una denuncia con la policía. Puig no ha sido acusado formalmente de ningún crimen y previamente negó las acusaciones en una presentación judicial.

“El hecho es que tuve sexo consensuado con una mujer que conocí en un juego de los Lakers, luego de que me lo propuso. Después, hablamos sobre salir, pero dijo que no quería que su prometida se enterara”, dijo Puig en el comunicado emitido por sus abogados.

Taylor Rayfield, abogado que representa a la mujer, envió un comunicado a ESPN.

“El simple hecho del asunto es que nuestra cliente nunca tuvo actividad sexual consensuada con el Sr. Puig, no en el Club Chairman del Staples Center ni en otro lugar”, dijo Rayfield.

En un comunicado propio, publicado por Rayfield, la mujer señaló, “Soy una lesbiana declarada y orgullosa y lo he sido durante toda mi vida adulta. Mi prometida femenina y yo disfrutábamos un juego de los Lakers en el Staples Center cuando ocurrió este ataque”.

Agregó que la noción de que ella dejaría a su prometida para un encuentro sexual en el baño con alguien a quien apenas conoció “es denigrante y ridículo”.

Puig dijo que la mujer y él intercambiaron mensajes luego de su encuentro y planearon reunirse, pero nunca lo hicieron.

Los abogados de Puig con base en Los Angeles, Alan Jackson y Caleb Mason, también dijeron en el comunicado que los mensajes de texto entre Puig y la mujer ayudan a confirmar el relato del beisbolista.

“El 2 de noviembre de 2018, dos días después del encuentro, cuando el Sr. Puig escribió para preguntarle (a la mujer) cuándo podría verse otra vez, ella contestó, ‘¡Lo estoy resolviendo! No me olvidé de ti’”.

Los abogados de Puig señalan que la mujer envió al beisbolista mensajes con emojis de corazón y que, el 23 de noviembre de 2018, varias semanas después del juego de los Lakers, ella le envió mensajes a Puig para preguntarle cuándo regresaría a la ciudad.

ESPN revisó el intercambio de mensajes entre Puig y la mujer, que se hicieron públicos como prueba presentada como parte de la demanda federal de la mujer.

Ella sí envió los mensajes de texto a los que el equipo legal de Puig hace referencia, pero que fueron después de que Puig le había enviado varios mensajes en un aparente intento de reunirse en privado.

Rayfield dijo que la mujer envió esos mensajes sólo porque “tenía temor de un posible ataque o retribución de Puig” y en un intento por “desescalar el comportamiento de Puig al darle respuestas cortas”.

En el comunicado de Puig, sus abogados no incluyeron un mensaje de texto que el cubano envió a la mujer horas después del juego de los Lakers y en él, Puig escribió: “Privado entre yo y yo (sic) todo lo que pase nadie tiene que saberlo”, de acuerdo a la transcripción de los mensajes de texto en los documentos de la corte.

En marzo, ESPN reportó que varios equipos habían analizado las acusaciones, así como la caída en el desempeño de Puig, para decidir cuándo considerar contratarlo como agente libre.

“Nadie quiere ese dolor de cabeza”, dijo un directivo a ESPN.

Puig dijo el martes que inicialmente decidió guardar silencio sobre las acusaciones por consejo de sus abogados y que habla hasta ahora por los retrasos en el sistema legal y en un caso civil que ha manchado su imagen injustamente en los círculos del beisbol.

“Con una mera acusación sin bases, el mundo de los deportes me ha dado la espalda sin siquiera escuchar mi versión”, dijo Puig en el comunicado.

“Todo lo que pido es que me den la oportunidad de probar que esas acusaciones son falsas y mientras, jugar el deporte que amo tanto”, finalizó el Puig.