¿Es el histórico comienzo del "Yerminator" sostenible a largo plazo?

Yermín Mercedes busca superar el inicio histórico de su compatriota Arístides Aquino. ESPN

Yermín Mercedes ha hecho historia en su primer mes como titular en las Grandes Ligas y muchas señales apuntan a que su éxito puede sostenerse en el tiempo, a diferencia de otro dominicano con inicio histórico, Arístides Aquino, “The Punisher”

Yermín Mercedes ha iniciado su carrera en las Grandes Ligas con un paso histórico que podría llevarlo a tener una de las mejores temporadas de debut de la historia reciente. El bateador designado de Chicago White Sox es líder de MLB en hits (32) y en promedio de bateo (.432), mientras que ha disparado cuatro jonrones y remolcado 15 carreras en sus 20 partidos del 2021.

Todo esto se da en medio de un mes histórico en el que el “Yerminator” inició su temporada con ocho hits consecutivos, logro que no había sido presenciado en la llamada “Era Moderna” del béisbol profesional de los Estados Unidos.

Inmediatamente, las comparaciones de su explosivo inicio con uno de sus compatriotas no se hicieron esperar en el país. Muchos ven el arranque de Yermín Mercedes a través de lo que hizo Arístides Aquino en su primer mes de campaña, al imponer el récord vigente de cuadrangulares para novatos en la Liga Nacional.

El jardinero de Cincinnati Reds despachó 14 vuelacercas en sus primeros 29 partidos del 2019 (todos en el mes de agosto), mientras bateó para un astronómico promedio de .320, con un porcentaje de embasarse (OBP) de .391 y un slugging (SLG) de .767, buenos para un OPS de 1.158. Luego del histórico arranque, Aquino simplemente desapareció y tan solo ha jugado un total de 60 partidos desde aquel mágico mes de agosto.

A diferencia de Mercedes, Aquino siempre ha sido un bateador de mucho poder y poco contacto. En sus nueve temporadas en las menores ha despachado 124 jonrones y remolcado 442 vueltas. La principal característica de “The Punisher” como bateador es esa, lo cual, a largo plazo se ha vuelto su mayor debilidad ya que no pudo sostener el éxito por el que tuvo un gran inicio de carrera con los Reds.

Mercedes, por el contrario, no es un bateador de tanto poder, pero sí de contacto y lo ha demostrado en todos los niveles. Durante sus ocho años en las ligas menores, Mercedes jugó en 617 partidos y tuvo 2,396 apariciones al plato. Conectó un total de 643 hits en 2,128 turnos oficiales, para un promedio de .302, junto a un OPS de .857, 83 cuadrangulares y 390 carreras impulsadas.

Resulta importante destacar que no con esto se quiere decir que Yermín Mercedes bateará por encima de .400 al finalizar la temporada, pero es la muestra que indica que, a largo plazo, mantenerse haciendo contactos le puede dar más éxito a Mercedes de lo que ha tenido Aquino hasta el momento.

La forma en que ambos jugadores se aproximan a sus turnos también es importante. Aquino, al ser bateador de poder es más propenso a poncharse, lo cual se demuestra con 84 ponches y 23 bases por bolas en 90 juegos en su carrera. Mientras que Mercedes apunta a que tomará más tiempo para llegar a dicha cifra, al cumular seis transferencias y once ponches en 21 encuentros.

En pocas palabras, Lo hecho por Arístides Aquino y Yermín Mercedes tendrá un lugar imborrable en la historia de las Grandes Ligas, pero si en estos momentos alguien tiene las herramientas para ser exitoso a largo plazo, su nombre es el "Yerminator".