Craig Counsell, manager de Brewers, expresa molestia y confusión por 'terrible marcación' durante derrota ante Marlins

Craig Counsell, manager de los Milwaukee Brewers, expresó su molestia por una marcación por obstrucción (interferencia) de su pitcher en la derrota del miércoles por 6-2 ante los Miami Marlins.

Con un out y corredores en primera y tercera y la pizarra sin anotaciones en la segunda entrada, Isan Diaz bateó una rola lenta entre la loma y primera base. Zack Godley, abridor de los Brewers, corrió hacia la línea de primera base para fildear la pelota y se la lanzó a Daniel Vogelbach, quien la esperaba en la almohadilla.

Diaz quedó out por amplio margen, pero el umpire de primera base, Marty Foster, marcó obstrucción de Godley.

“Fue una decisión terrible”, lamentó Counsell tras el juego. “No tengo idea de lo que Marty intentaba compensar allí (o) lo que vio. Es aún peor ver la repetición y pensar en lo que quizá vio.

“Mala decisión”, agregó.

En vivo y en la repetición, no pareció haber mucha interacción entre Godley y Diaz en la jugada, pero Foster dijo que no se necesita contacto para marcar interferencia, sólo que el corredor sea forzado a tomar una dirección ligeramente distinta en su camino a la almohadilla.

“Un jugador sin la pelota, sin hacer una jugada con la pelota, que esté en el camino a la base del corredor, le impide avanzar o lo obstaculiza y (Diaz) en realidad, se mueve a la derecha para esquivar a Godley”, dijo Foster en su reporte a medios. “Esa es una clara obstrucción. No tiene que haber contacto. Sólo impeder y obstaculizar (el avance) y eso es lo que sucedió”.

La acción llevó a que los Marlins anotaran su segunda carrera en la entrada, en la que Godley tuvo problemas con su control luego de la marcación, lo que fue evidente con dos wild pitches. La acción extendió la entrada y quizá haya cambiado el curso del juego.

“Eso no tuvo nada que ver con la jugada”, dijo Kolten Wong, segunda base de los Brewers. “Era una rola de rutina. No debió marcarse nada. No tuvo sentido. Una jugada como esa definitivamente cambia el juego”.

Counsell admitió que la marcación de obstrucción le costó una carrera a su equipo, pero que no consideraba que le hubiera costado el juego a su equipo. Godley quedó tan confundido como todos.

“No tenía idea de que me estaba marcando algo. No me di cuenta de que la marcación era para mí. Estaba sorprendido por lo que estaba pasando”, señaló.

Incluso después de que Foster vio las repeticiones, se mantuvo firme en su decisión al enfatizar el derecho del corredor de tener vía libre a la base, sin importar dónde se establece su camino.

“Como sucedió, el corredor definitivamente se movió a la derecha. Mientras esa jugada sucede, así es la regla”, recalcó el umpire.

Counsell no estuvo de acuerdo.

“Simplemente no pasó. La jugada ya había terminado”, concluyó el piloto.