Grandes Ligas relajan restricciones en protocolos por COVID-19 para jugadores y staff totalmente vacunados

NEW YORK -- Todos los jugadores y miembros del staff totalmente vacunados pueden dejar de usar cubrebocas (máscaras) en dugouts, bullpens y clubhouses en el más reciente cambio que Grandes Ligas (MLB) en los protocolos por el COVID-19.

Además jugadores y miembros del staff totalmente vacunados pueden salir a restaurantes sin restricciones y asistir a eventos deportivos como espectadores en sitios con protocolos de seguridad aprobados por instancias gubernamentales, indicaron la oficina del comisionado y la asociación de peloteros en un memo enviado la noche del miercóles.

Los dispositivos de rastreo de Kinexon y las pruebas de monitoreo se eliminarán y los responsables de que se cumplan las normas ya no tendrán que acompañar a los equipos en sus giras.

El distanciamiento social y los requerimientos del uso de cubrebocas se eliminaron para los autobuses de los equipos en los que viajen jugadores y miembros del staff totalmente vacunados, quienes pueden reanudar su llegada a los clubhouses más de cinco horas antes de los juegos.

Jugadores y miembros del staff no vacunados y parcialmente vacunados aún deben usar cubrebocas, pero no se considerará una violación a los protocolos que se las retiren brevemente para comer o beber, antes de entrar o al salir de las duchas o por indicación de los doctores y preparadores físicos.

El distanciamiento social en el clubhouse fue eliminado para todos los equipos que llegaron al 85 por ciento de vacunación entre individuos del Grupo 1 como jugadores, managers, coaches y preparadores físicos. Hasta el pasado viernes, 22 de los 30 equipos habían alcanzado el 85 por ciento de vacunación dentro del Grupo 1.

Las restricciones para que miembros de los equipos cenen juntos también fueron eliminadas, con la excepción de individuos no vacunados, quienes deben usar cubrebocas mientras no coman o beban.

Jugadores y miembros del staff totalmente vacunados también pueden reanudar sus viajes sin pruebas de PCR cuando se reúnan con el equipo, a menos de que muestren síntomas de COVID-19 o se sepa que estuvieron expuestos al virus. Familiares no vacunados o parcialmente vacunados pueden estar con jugadores y miembros del staff totalmente vacunados en giras y jugadores y miembros del staff pueden usar las albercas de los hoteles con distanciamiento social y centros de entrenamiento, aunque con el uso de cubrebocas si esos centros de entrenamiento están abiertos al público.

La cuarentena de cinco días fue eliminada para agentes libres y jugadores seleccionados al roster de 40 peloteros de un equipo que no estuvieron previamente en el programa de pruebas del COVID-19.

Los Seattle Mariners informaron el jueves que regresarán al 100 por ciento de asistencia en el T-Mobile Park el 2 de julio, con lo que se convirtieron en el equipo 29 de 30 que abre su parque con máxima asistencia.

Sólo los Texas Rangers comenzaron la actual temporada al 100 por ciento de capacidad en su parque, luego de que no se permitió el acceso a los aficionados durante la temporada corta de 2020 por la pandemia por el coronavirus.

Otros equipos que han anunciado la apertura total de sus parques durante la actual temporada son Atlanta (7 de mayo), Arizona (25 de mayo), Boston (29 de mayo), Kansas City (31 de mayo), Baltimore (1 de junio), Cincinnati y Cleveland (2 de junio), Philadelphia (4 de junio), Detroit (8 de junio), los Chicago Cubs y Washington (11 de junio), Philadelphia (12 de junio), St. Louis (14 de junio), Los Angeles Dodgers (16 de junio), Los Angeles Angels y San Diego (17 de junio), los New York Yankees (18 de junio), los New York Mets (21 de junio), los Chicago White Sox, Houston, Milwaukee y San Francisco (25 de junio), Colorado (28 de junio), Oakland (29 de junio), Pittsburgh (1 de julio) y Minnesota y Tampa Bay (5 de julio).

Sólo Toronto no volverá a su capacidad normal. Los Blue Jays no han jugado en Toronto desde 2019, debido a las restricciones del gobierno canadiense por el coronavirus. La temporada pasada jugaron en el parque de su sucursal Triple A en Buffalo, New York, donde terminaron marca de 17-9 y comenzaron el actual calendario con registro de 10-11 en su estadio del campamento de primavera en Dunedin, Florida, donde jugaron hasta el 24 de mayo antes de volver a Buffalo, donde jugarán, al menos, hasta el 21 de julio.