Para los dominicanos llegó la hora de volver a demostrar su estatus como potencia mundial del béisbol

La Selección de Béisbol de la República Dominicana enfrentará a Venezuela y Países Bajos por el último cupo a Juegos Olímpicos. ESPN

La Selección Dominicana de Béisbol enfrentará a Venezuela y a Países Bajos en busca de su primer viaje a Juegos Olímpicos desde Barcelona 1992

La República Dominicana es reconocida como una de las mayores productoras de talento para el béisbol de las Grandes Ligas. La cantidad y la calidad de figuras que el país caribeño ha producido para MLB desde 1956, cuando el primer dominicano llegó al béisbol profesional de los Estados Unidos ha dejado una huella imborrable dentro de la historia del deporte del bate y la pelota.

Los dominicanos ya han demostrado su capacidad dentro de torneos internacionales. Campeones invictos del Clásico Mundial de Béisbol y máximos ganadores de la Serie del Caribe con sus 21 coronas, el país ha demostrado la calidad de su material humano, no solo a nivel de Grandes Ligas, sino en algunas de las competiciones más relevantes del deporte a nivel internacional.

El repechaje olímpico es el próximo gran evento que podría volver a colocar el nombre de la República Dominicana en la élite del béisbol internacional. La importancia histórica de tener la posibilidad de competir por un cupo olímpico y el sueño de regresar a unos juegos por primera vez en casi 30 años, ponen al país en un puesto privilegiado al que pocos tienen accesos.

El reto no será sencillo, Venezuela y Países Bajos son dos contrincantes de cuidado, los cuales se han ganado su puesto en el repechaje por mérito propio y sin que se le haya regalado ningún tipo de oportunidad. Los dominicanos y venezolanos tienen una relación competitiva que se pone de manifiesto año a año en la Serie del Caribe y en la propia MLB. La rivalidad entre caribeños y los Países Bajos es menos prolongada a nivel histórico, pero ha tenido un peso significativo, en especial desde que Holanda descalificara a los dominicanos en el Clásico Mundial de Béisbol de 2009.

Es por ello que a pesar de todas las dificultas que han enfrentado los dominicanos desde la conformación del equipo hasta el viaje a México, los partidos disputados en la ruta, las victorias, la derrota frente a Estados Unidos en el preolímpico, así como el mal papel que se realizó durante el torneo Premier 12 de 2019, a la selección nacional le ha llegado el momento de volver a demostrar su condición de potencia mundial del béisbol.