Luis Rojas saca a los NY Mets a flote en otra accidentada temporada

play
Luis Rojas confía en la profundidad de los Mets (2:25)

El mánager de los Mets le dijo a Enrique Rojas que confía en que algún otro elemento de su equipo podrá compensar por la ausencia de un compañero, y se manifestó aliviado que el problema del hombro de Jacob deGrom no es nada grave. (2:25)

La suspensión del único dirigente dominicano en las Grandes Ligas es solo el último de los distintos episodios que ha tenido que enfrentar en rumbo a su primera temporada completa

Los New York Mets dominan la cima de la División Este de la Liga Nacional con 49 victorias y 42 derrotas, por encima de equipos como los Atlanta Braves y Washington Nationals.

En 2020, Luis Rojas llegó al cargo de dirigente, tal vez para muchos, de manera sorpresiva, aunque el trabajo estaba en curso. La situación de Carlos Beltrán abrió las puertas para que a sus 38 años, Rojas ocupara el puesto, aunque todo se hizo de manera apresurada para apagar un fuego que no había encendido.

Por eso el 2021 tiene un sabor diferente para el dominicano, con un equipo preparándose para lograr grandes cosas, aunque tampoco ha sido fácil.

Los problemas generados por Jared Porter a inicios del año, hizo que muchos se fijaran más en lo que pasaba en las oficinas que en el terreno de juego.

Con un nuevo dueño, Steve Cohen, ha tomado grandes decisiones en la organización incluyendo el terminar la relación con empleados claves (un vicepresidente ejecutivo y una vicepresidenta de recursos humanos), y aparenta que los Mets siguen en un proceso que nunca termina.

Pero mientras eso ocurre hay que darle todo el crédito a Luis Rojas, el hijo del ex jugador, manager y leyenda dominicana Felipe Rojas Alou, que ha hecho olvidar los problemas con el Covid-19 y las nevadas que les impidieron jugar al inicio de la temporada.

Aunque si hablamos de los Mets, hay que comenzar por las lesiones y por ello la temporada no ha sido nada fácil. A pesar del buen desempeño de Jacob deGrom siendo el mejor lanzador de todo el béisbol, ha estado envuelto en una constante amenaza de lesión con salidas recortadas y suspendidas, por molestias en el codo y en el antebrazo.

Recientemente anunciaron que no podrán contar con el relevista dominicano Dellin Betances por el resto de la temporada y además no han podido todavía poner en la lomita a Carlos Carrasco, aunque se espera que esté próximo a su regreso, ni con Noah Syndergaard, brazos que deben ser importantes para Rojas.

Tampoco contaron con J.D. Davis por gran parte de la temporada por una lesión en la mano y Francisco Lindor se encuentra actualmente en la lista de lesionados, por solo mencionar algunos nombre de relevancia.

De momento los Mets se han mantenido en la pelea gracias a una de los mejores cuerpos de lanzadores en las Grandes Ligas, a pesar de las lesiones, con una efectividad colectiva de 3.52 (quintos en todo el béisbol), aunque hay oportunidades de mejoras en cuanto a la ofensiva.

Así que mientras cumple su suspensión, hay que seguir dando todo el crédito a la gran labor que ha hecho Luis Rojas con los New York Mets, un equipo con todas las herramientas y a la vez todos los obstáculos del mundo. No se puede dejar pasar por alto lo que ha conseguido y quiere conseguir el único dirigente dominicano en las Grandes Ligas.