Blue Jays cierran estancia en Buffalo con derrota; ponen la mira en regreso al Rogers Centre de Toronto

BUFFALO, N.Y. -- Para la ciudad de Buffalo, fue divertido mientras duró.

Luego de no ser sede de un juego de Grandes Ligas (MLB) desde los días como puesto de avanzada de la Liga Federal en 1915, Buffalo aprovechó al máximo su oportunidad al albergar a los Toronto Blue Jays en dos temporadas como consecuencia de la pandemia por el coronavirus.

Todo concluyó la noche del miércoles, en un duelo en el que JD Martinez y Hunter Renfroe conectaron jonrones consecutivos para ayudar a los Boston Red Sox a ganar un duelo que asemejó un derby de cuadrangulares al vencer 7-4 a Toronto en el último juego de MLB que se jugará en la ciudad en el futuro próximo.

A la mitad de la tercera entrada, peloteros y coaches de Toronto salieron del dugout para saludar a los aficionados en el Sahlen Field.

Los Blue Jays regresarán a Toronto el 30 e Julio, luego de que el gobierno canadiense les dio una excepción ante la prohibición de viajes en la frontera con Estados Unidos. Los Blue Jays no han jugado en el Rigers Centre desde 2019 por protocolos por la pandemia. Comenzaron la actual temporada con sus juegos como locales en el parque que usan en el campamento de primavera en Dunedin, Florida, antes de cambiar la sede a Buffalo cuando un mejor clima lo permitió.

“Fue una buena experiencia aquí”, dijo Charlie Montoyo, manager de los Blue Jays. “Nunca olvidaremos que este fue el lugar en el que calificamos a Playofs el año pasado. La afición ha sido grandiosa. Fue una gran idea (pensar en los aficionados)”.

Aunque hubo muchas noches, especialmente ante los Red Sox y los New York Yankees este año, en las que los Blue Jays quizá se hayan sentido como el equipo visitante en Buffalo, al considerar la cantidad de aficionados que esos clubes llevaron a las gradas.

La noche del miércoles 21 de julio no fue diferente. La red Sox Nation fue ruidosa en las gradas, al tiempo que Enrique Hernandez, Rafael Devers y Michael Chavis también se volaron la barda por Boston y esto fue luego de que los patirrojos conectaron seis vuelcarcas en la victoria de 13-4 del lunes sobre Toronto.

Fue la primera vez que los Red Sox pegaron al menos cinco jonrones en juegos consecutivos ante un mismo rival desde que lo hicieron en junio de 1977 ante los Yankees.

Antes del juego del miércoles, Mark Shapiro, presidente de los Blue Jays, presentó un cheque por $25,000 a la Buffalo Bisons Foundation en agradecimiento por el apoyo que la sucursal de ligas menores le dio al de las Mayores.

Buffalo regresó el favor, pues grupos que rebasaron la cantidad de 10,000 personas asistieron a seis de los últimos ocho juegos de Toronto en su casa provisional, con 14,607 aficionados para el duelo del miércoles.