Buster Posey: el arquitecto detrás del éxito de postemporada de San Francisco Giants

Buster Posey guía a los Giants del 2021 por el camino que recorrió hacia la Serie Mundial en tres ocasiones. ESPN

El jugador de mayor tiempo dentro del conjunto de los Giants ha sido el pelotero de más impacto en sus viajes de postemporada

Los San Francisco Giants, de forma sorpresiva, fueron la mejor escuadra de la temporada regular al contar con múltiples contribuciones de varios jugadores a lo largo de la campaña, en especial de sus lanzadores abridores. Sin embargo, dentro de todo el éxito que el equipo ha alcanzado en 2021, hay un jugador que se mantiene destacando y que por más de una década ha sido la insignia del conjunto.

El receptor Buster Posey, quien debutó con los Giants en 2009, es el jugador que mayor tiempo tiene en el equipo y fue parte importante durante los títulos de Serie Mundial de los años 2010, 2012 y 2014. El líder del conjunto es el agente estabilizante entre la veteranía y la juventud, combinación que ha sido una de las claves que llevó a la escuadra a pasar de completamente desapercibidos, a la posibilidad de disputar su primera Serie de Campeonato en siete años.

En medio de todo lo bueno y lo malo que ha pasado en San Francisco, se encuentra Buster Posey, el gran arquitecto del éxito de postemporada de los Giants. Esto se desprende del trabajo que ha realizado en ambos lados de la pelota.

Posey no solo es el jugador de mayor trayectoria en el equipo, sino también uno de los bateadores más finos de Serie Divisional de MLB. En cinco series de este tipo, tiene un promedio de bateo de .319 con un porcentaje de embasarse (OBP) de .390 y un slugging (SLG) de .472, buenos para un OPS de .862.

No solo es el hecho de que ha sido un gran bateador de Serie Divisional, sino que los lanzadores han triunfado con él como receptor. En 167 entradas de labor en dicha etapa (sin contar el primer partido de 2021 contra Los Angeles Dodgers), en las que Posey ha jugado con el equipo, sus lanzadores han tenido una efectividad colectiva de 2.73 y un promedio de bases por bolas e imparables por entrada lanzada (WHI) de 0.988.

Eso apunta, no solo al gran talento de pitcheo con el que han contado los Giants, sino a la importancia de contar con un receptor de la calidad de Buster Posey para manejar a cada uno de ellos, sin importar que se trate de lanzadores novatos o veteranos.

Sin Buster Posey, los Giants no hubiesen podido ganar tres Series Mundiales en espacio de cuatro años, así como tampoco podrían estar metidos en competencia en 2021. El estadounidense se mantiene como el gran arquitecto de San Francisco.