José Altuve y Carlos Correa repiten la historia para Astros en postemporada

HOUSTON -- José Altuve sabía que llegaría el momento de lavar su error y llegó una hora después.

Altuve pegó cuadrangular de dos carreras para empatar de manera momentánea el partido y una entrada después siguió Carlos Correa para conectar el suyo y darle a los Houston Astros una ventaja que ya no perderían.

Así ha sido buena parte de la historia de estos Astros en sus cinco viajes consecutivos a la Serie de Campeonato de la Liga Americana, que este viernes resultó en el triunfo 5-4 sobre los Boston Red Sox.

Altuve todavía aseguró el partido con elevado de sacrificio para que otra de los miembros de la generación más importante de los Astros y del béisbol en los últimos tiempos, Yuli Gurriel, anotara la carrera que sea definitiva.

“Dos swings cambiaron el curso del juego”, consideró el manager de los Red Sox, Álex Cora. “En general, tuvimos buenos turnos al bate de principio a fin. Simplemente, ellos nos vencieron”.

Para los Astros, esa última carrera marcada sobre el séptimo relevista de ocho que utilizaron los Red Sox, Hirokazu Sawamura, se convirtió en el triunfo al final de la noche, porque todavía Enrique Hernández se encargó de pegar cuadrangular en el último inning para dejar las cifras definitivas en la pizarra.

El relevo de los Astros había lucido casi impecable desde que tuvieron que brincar por el abridor Framber Valdez en el tercer capítulo, hasta que Hernández pegó en esa novena entrada su segundo jonrón del día.

Pero en este momento, parecería que nada, ni nadie, detiene al boricua Hernández, quien se quedó a un triple de convertirse en apenas el segundo pelotero de la historia en Grandes Ligas que conectar un ciclo en postemporada.

Luce como qué en el mejor de los casos, los rivales sólo tienen que tratar de que Hernández no salga de sus parámetros y estalle como hizo otra vez en este Juego 1. El jardinero central de Boston batea para .500 en estos playoffs y ha producido ocho carreras en seis partidos de la actual postemporada.

Además, a la defensa ha realizado cualquier cantidad de jugadas que de otra manera se hubieran convertido en carreras.

Pero fue insuficiente, ya que esa columna vertebral que tantas veces ha enderezado a Houston durante esta histórica racha.

Altuve llegó a 20 jonrones en postemporada; algo que sólo han logrado él y otros tres peloteros en la historia. Más importante aún, 11 de esos cuadrangulares han sido para empatar o darle ventaja a su equipo.

Correa, quien también con el guante orquestó par de doble matanzas, llegó a 55 carreras producidas en playoffs, que representa la sexta mayor cifra en la historia de las Mayores; una más que Albert Pujos.

“Para mí, sólo ser mencionado en el mismo renglón que Albert ya es una motivación”, dijo Correa. “En realidad sólo quiero ayudar a mi equipo. De nada sirven los jonrones, carreras producidas o cualquier otra estadística, si no llegamos a la meta”.

Por lo pronto, estos Astros ya están 1-0 arriba en la Serie de Campeonato, a sabiendas que el ganador del primer juego ha avanzado en 61 por ciento de las ocasiones al Clásico de Otoño.

Este sábado disputarán el segundo y último partido de la serie, antes de viajar el domingo a Boston. Mandarán a la loma a Luis García (0-0, 16.88 en los actuales playoffs) para enfrentar al mejor abridor actual de los Red Sox, Nathan Eovaldi (1-0, 2.61).

“Estoy contento de tener la oportunidad de abrir el Juego 2”, dijo García. “Voy a tener la oportunidad de ayudar a mi equipo a que gane el juego y que vayamos a Boston en ventaja”.