LVBP 2021: Caribes de Anzoátegui se coronan en la temporada más compleja de la historia

Caribes de Anzoátegui, campeones por cuarta vez en su historia. Suministrada LVBP

Expresar que la temporada 2020-2021 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) es hasta la fecha, la más compleja, difícil y complicada en su historia no es ninguna exageración. Cuando en el año 2019 se pensaba que para la LVBP nada podría ser peor o más cuesta arriba de superar, la 2020-2021 lo fue pero todo inició un año antes.

Transcurría el mes de agosto del 2019, cuando la administración del para entonces presidente de EEUU, Donald Trump, estableció unas medidas ejecutivas al gobierno venezolano, generando efectos colaterales que la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

La Confederación de Béisbol Profesional de El Caribe y las ligas que la conforman (Ligas de México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela), forman parte del Béisbol Organizado (sistema de Grandes Ligas que incluye las Ligas Menores) a través del Winter Leagues Agreement, que no es más que el convenio laboral entre la Major League Baseball y las Ligas Caribeñas y del Pacífico Mexicano, que permite a los peloteros, criollos y extranjeros que forman parte de los equipos de las Ligas Mayores o Menores, jugar en éstas Ligas Invernales del área, lo que es apenas uno de los muchos aspectos importantes que conforman dicho acuerdo. Éste convenio se establece, gracias a una Licencia que aprueba la Oficina de Control de Activos Extranjeros de los Estados Unidos de Norteamérica (OFAC por sus siglas en Inglés (Office of Foreign Assets Control)), que responde al Departamento del Tesoro de Estados Unidos (entidad que entre otras cosas, dirige las finanzas federales de la gran nación).

En ese momento de alta tensión entre los gobiernos de Estados Unidos y Venezuela, la Major League Baseball no quiso tener inconvenientes con las leyes de su país (USA) y decidió excluir a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional del Winter Leagues Agreement, con la temporada 2019-2020 a la vuelta de la esquina.

Sin ésta licencia, ninguno de los ocho equipos que conforman la LVBP podían utilizar ningún pelotero, técnico, trainer o personal alguno ligado a la MLB. Es así como la zafra 2019-2020 de la pelota rentada de Venezuela, inició el día 5 de noviembre y no a principios del mes de octubre, tal y como es costumbre, precisamente por ésta medida, campaña en la que los ocho clubes se conformaron exclusivamente con peloteros y técnicos agentes libres y de Ligas Independientes.

Aunque el campeonato 2019-2020 salió adelante a partir del 5 de noviembre, la LVBP continuó trabajando para recuperar la Licencia que le regresara a formar parte del Winter Leagues Agreement. La MLB expresó que la vía, era adquirir los servicios de abogados en Estados Unidos para resolver el caso y así fue. En Diciembre del 2019, la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y seis de sus ocho equipos que la conforman recuperaron la Licencia, regresaron al Winter Leagues Agreement, que une a la Major League Baseball y a la Confederación de Béisbol Profesional de El Caribe junto a las ligas que la conforman.

A excepción de Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes (quienes fueron los equipos que no recibieron la Licencia, al quedar fuera del ordenamiento jurídico), todas las novenas recibieron la incorporación de los peloteros criollos e importados, pertenecientes al sistema de Grandes Ligas (jugadores de rosters de 40 y de ligas menores) a finales de Diciembre 2019 y principios de Enero 2020.

Cumplido el calendario de la temporada 2019-2020, los directivos de la LVBP se enfocaron en recuperar las licencias de Tigres de Aragua y de Navegantes del Magallanes. Sin embargo, para marzo del 2020 estalló mundialmente el Covid-19.

Fue transcurriendo el año y las principales ligas profesionales de las diferentes disciplinas deportivas del mundo, se fueron adaptando al nuevo estilo de vida en el planeta exigido por la pandemia, bajo extremas medidas de logística y bioseguridad.

Es así como entre los meses de julio y agosto, la Major League Baseball constituye un addendum (anexo) al Winter Leagues Agreemet, que establece los protocolos de seguridad de salud y que exige cumplir a las Ligas Invernales de El Caribe y el Pacífico Mexicano para la temporada 2020-2021.

Aún se mantenía el veto de la OFAC en Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes, y aunque se trabajaba permanentemente en éste asunto, la LVBP y sus ocho equipos, paralelamente se esforzaban por organizar la siguiente temporada, a pesar de la condición país, que incluía notables carencias de gasolina, transporte y servicio eléctrico. Para el momento se efectuaban algunos vuelos comerciales pero no había garantía por vía aérea para cumplir a cabalidad los traslados de los equipos a lo largo de toda la temporada.

El reto era lograr cumplir con los protocolos de Bioseguridad exigidos, tanto por la Major League Baseball, como por el gobierno. Ya que si no se cumplía con la ordenanza nacional, también se podía caer la temporada.

La pandemia exigió y obligó desarrollar la temporada bajo el formato burbuja, utilizando así los parques de la Zona Central y Centro Occidental del país, el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto (casa de Cardenales de Lara), Estadio José Bernardo Pérez de Valencia (casa de Navegantes del Magallanes), Estadio José Pérez Colmenares de Maracay (Casa de Tigres de Aragua), Estadio Universitarios de Caracas (Casa de Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira), y el nuevo Estadio Fórum de La Guaira.

Cardenales de Lara compartió su sede con Águilas del Zulia, Navegantes de Magallanes compartió su casa con Bravos de Margarita, Tigres de Aragua su hogar con Caribes de Anzoátegui y finalmente, como ha sido siempre, Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira conviven en el mismo recinto, el Estadio Universitario de la capital, tal y como ha sido en todas las temporadas. El nuevo Estadio del Litoral (La Guaira) se empleó como aforo alternativo.

Una vez establecido éste sistema de juego, que eliminó de la logística juegos en las ciudades de Maracaibo (en donde radican las Águilas del Zulia), Puerto La Cruz (base permanente de Caribes de Anzoátegui), e Isla de Margarita (base de Bravos de Margarita), entonces se procedió a retomar un formato de temporada, el cual se utilizó hasta la campaña 2006-2007, el de las Divisiones Occidental y Oriental. Cada División estuvo conformada por cuatro equipos. Los equipos de la misma zona se enfrentaron 8 veces, mientras que realizaron solo 4 encuentros contra los rivales de la otra división. Las novenas que culminaron en los dos primeros lugares, clasificaron a las semifinales de series directas, luego los dos equipos ganadores de la primera instancia de post temporada, clasificaron a la final.

DIVISIÓN OCCIDENTAL

Cardenales de Lara
Navegantes del Magallanes
Bravos de Margarita
Águilas del Zulia

DIVISIÓN ORIENTAL
Caribes de Anzoátegui
Tigres de Aragua
Tiburones de La Guaira
Leones del Caracas

Se jugó una temporada regular corta, de apenas 40 juegos por equipo y sin público, el cual solo se permitió a partir de finales del mes de Diciembre, a un máximo del 30% de la capacidad de los aforos. Todos estos ajustes llevaron demasiado tiempo para lograr establecerlos y cumplir con el objetivo de realizar la temporada de Béisbol, la cual se logró tras una total coordinación de los entes gubernamentales y paralelamente con la OFAC y la Major League Baseball.

Como Tigres de Aragua y Navegantes del Magallanes continuaban sin la licencia, vetados y limitados de contar con peloteros y técnicos de la MLB, ya que son fundaciones y ambos equipos tienen representación de las gobernaciones estadales en sus juntas directivas, esa condición los coloca ante la OFAC como escuadras que no son autónomas, ya que mantienen lazos con las gobernaciones de sus respectivas ciudades y son benéficas por el Estado venezolano. Entonces la LVBP estableció que ambas novenas contaran con 6 peloteros importados, mientras que los otros seis conjuntos que si cuentan con peloteros del Béisbol Organizado, solo contaron con tres peloteros foráneos.

Se tiene la opinión generalizada, incluso al día de hoy, de que se esperó hasta el mes de Noviembre para contar con la aprobación de la OFAC, para la realización de la temporada 2020-2021 de la LVBP. Hay que recordar que dicha licencia fue aprobada en Noviembre del 2019 y se mantenía totalmente vigente, para la Liga y para seis de los ocho equipos.

Lo que sucedió fue que la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y los ocho equipos que la conforman, esperaron sabiamente hasta el último momento para informar que absolutamente todos los aspectos necesarios para la realización de la temporada, seguridad, gasolina, servicio eléctrico, contratación de los peloteros criollos e importados, traslados, hospedajes, medidas de logística y Bioseguridad en general estaban cubiertos y con la debida aprobación por parte de los entes gubernamentales de Venezuela, de la OFAC y de la MLB. No era que necesariamente se requería de una aprobación para echar a andar la campaña, no, era trabajar todos en la misma página y ajustar o corregir lo que fuera necesario porque incluso no existían para el momento ni las vacunas contra el Covid-19, por lo que toda medida en torno a la pandemia a nivel mundial, se efectuaba bajo ensayo y error. La Liga Venezolana de Béisbol Profesional decidió trabajar paso a paso, firme y seguro hasta tener el control de todo y entonces sí, dar luz verde para la temporada 2020-2021.

Con solo 15 días de entrenamiento para los equipos, por todo lo anteriormente mencionado, la Temporada Regular de la LVBP 2020-2021 inició el 27 de Noviembre del 2020 y culminó el 10 de Enero del 2021. El Bicampeón Cardenales de Lara buscaba convertirse en otro conjunto tricampeón den Venezuela, mientras que Caribes de Anzoátegui intentaba recobrar la hegemonía que en los últimos años le arrebataron Tigres de Aragua, Águilas del Zulia y Cardenales de Lara.

LEONES DEL CARACAS

Ofensivamente fueron cuartos en Cuadrangulares con 25 pero últimos en Promedio de Bateo con .286. El receptor Jhonny Pereda fue el novato del año, al culminar con .338 de Average con el madero. Con .333 y .323 de ritmo ofensivo, los infielders Ronny Cedeño y Wilfredo Tovar batearon mucho pero el eje ofensivo recayó en los bates de los Patrulleros José Rondón y Alexander Palma, con 7 y 5 Jonrones, 31 y 27 remolcadas con 23 carreras anotadas para cada uno respectivamente.

En cuanto al pitcheo, los melenudos fueron penúltimos con 5.89 de Efectividad. Utilizaron nueve abridores y solo uno permitió menos de cuatro carreras por juego (Aliangel López) y tres en total menos de 5 (Alsis Herrera y Yoimer Camacho. Los abridores culminaros con 7.01 de Efectividad y los relevistas con 5.16.

Hay destacar que Leones del Caracas fue junto a Tigres de Aragua, los equipos que se vieron más afectados por la cantidad de sus jugadores que se infectaron del Cavid, al punto que detuvieron obligatoriamente su accionar durante algunos días por medidas de Bioseguridad.

Los Melenudos culminaron en el último lugar de la División Oriental con registro de 15 ganados y 25 perdidos, a 9 juegos del primer lugar, con el peor registro de la liga y quedaron eliminados.

TIBURONES DE LA GUAIRA

Con .291 de Average colectivo, un buen ritmo ofensivo en cualquier liga de Béisbol, Tiburones de La Guaira fue penúltimo en bateo. Careció de poder porque con 19 jonrones fue el segundo peor equipo de la liga en ese departamento. El jardinero y bateador zurdo Danry Vásquez fue prácticamente el llanero solitario de esa ofensiva, en la que además de él, hasta seis peloteros batearon sobre .300 de Average pero es que Vásquez despachó 8 Dobles, 5 Jonrones con 36 CA, 28 CI y astronómico Average de .414.

Tiburones culminó sexto en pitcheo colectivo con 5.84 de Efectividad, que pudo haber sido mejor porque sus abridores trabajaron para 4.32 carreras permitidas por juego, mientras que el relevo aceptó 7.15. Víctor Díaz (2.89 Efe), Jorgan Cavaneiro (3.56), Anthony Escobar (3.63), Gustavo Armas y Rudy Acosta (ambos con 3.86), comandaron a los abridores pero por estar tan inefectivo el bullpen, sólo Díaz trabajó exclusivamente en calidad de abridor.

Con 16 Ganados y 24 perdidos, Tiburones de La Guaira culminó en el tercer lugar de la División Oriental, a 8 juegos de la punta y también quedó eliminado.

TIGRES DE ARAGUA

Al igual que Leones del Caracas, varios de sus jugadores se contagiaron del Covid y pararon su accionar durante unos días por medidas de Bioseguridad.

Con .294 de Average fueron el cuarto equipo de mejor bateo pero fue el último en cuadrangulares con 14. Con 8 2B, 5 Hr´s, 29 CA, 28 CA y .402 de Average, el infielder-utility Hernán Pérez se cargó al hombro a los rayados, al punto que éste desempeño, le valió para acreditarse con el premio al Jugador Más Valioso de la Temporada.

El buen desempeño de los Tigres se vio amparado en su pitcheo, el tercero mejor de la Liga con 4.55 de Efectividad, en el que sus relevistas fueron los protagonistas, a razón de 4.25 de Efectividad, mientras que los abridores registraron 5.07 carreras permitidas por juego. Entre los abridores Osmer Morales y el dominicano Logas Durán fueron los mejores con 3.24 y 3.41 de Efectividad. Jhondaniel Medina (0.00 de Efectividad con 5 Holds en 17.2 Innings lanzados), Ronald Belisario (1.53 EFE y 5 Salvados), con Rómulo Sánchez y Ángel Padrón (1.72 y 2.08 de Efectividad respectivamente) comandaron el relevo.

A pesar de terminar con record negativo de 17 Ganados y 20 Perdidos, los Tigres de Aragua

CARIBES DE ANZOÁTEGUI

Con 30 Cuadrangulares la tribu lideró éste departamento ofensivo y culminó en Average con .302. El grande liga Willians Astudillo comandó la ofensiva con 7 Dobles y Jonrones, 27 Carreras Anotadas, 25 Carreras Impulsadas y .379 de Average. El ex grande liga Luis Sardiñas fue el Líder en Dobles conectados de la Liga con 12, además de gran apoyo de Tomás Telis, Niuman Romero, Jesús Sucre, Rafael "Balita" Ortega y Oswaldo Arcia.

El pitcheo de Caribes también estuvo a buen nivel, con 4.56 de Efectividad le alcanzó para ser cuartos en la Liga, especialmente gracias a sus abridores, quienes solo permitieron 3.76 carreras por juego pero el relevo culminó con 5.16 de Efectividad, a pesar de que Liarvis Breto e Iván Medina, comandaron la LVBP con 30 Juegos Salvados y 8 HOLDS respectivamente. El zurdo Wilfredo Ledezma, Davíd Martínez y Andrés Machado guiaron al cuerpo de abridores con extraordinarios trabajos.

Los aborígenes se apoderaron del primer lugar de la división Oriental con 24 Ganados y 16 Perdidos, rumbo a la Post Temporada.

ÁGUILAS DEL ZULIA

Las Águilas fueron quintas en Cuadrangulares con 21 y sextas en bateo con .292 de Average. El novato del año de la temporada 2019-2020, Ángel Reyes cargó con la ofensiva rapaz (12 Dobles, 4Hr´s, 19 Anotadas, 25 Remolcadas y .349 de Average. También destacaron el infielder Alí Castillo, quien culminó Líder Bate de la Liga con astronómico .430 de Average y en hits conectados con 58, ofensiva en la que también rindieron Osleivis Basabe, Alex Romero, José Briceño y Humberto Arteaga.

A ésta ofensiva, lamentablemente el pitcheo no les ayudó. Fueron últimas con 6.40 de Efectividad, con 5.88 los abridores y 6.69 los relevistas, aunque Silvino Bracho comandó la LVBP en Juegos Salvados, lo que le valió ser designado como el Cerrador del Año y el Regreso del Año.

Las Águilas del Zulia culminaron en el último lugar de la División Occidental, con 19 ganados y 21 Perdidos, quedando eliminadas.

BRAVOS DE MARGARITA

Los Bravos de Margarita fueron los más bravos a la hora de batear con .303 de Average y despacharon 25 Cuadrangulares, al igual que los Leones, empatados como cuartos en ese departamento ofensivo.

El ex grande liga y Guardabosques Ramón Flores fue Líder en Carreras Anotadas de la Liga con 31. Redondeó su números con 7 Dobles, 5 Jonrones, 28 Impulsadas y .323 de Average, números que le valieron para ser reconocido como el Productor del año. Los receptores Dennis Ortega (7 2B, 7 Hr´s, 29 CA, 31 CI y .356 Ave.) y Davíd Rodríguez (9 2B, 5 Hr´s, 26 CA, 23 CI y .383 Ave.) le acompañaron para comandar ésta gran ofensiva.

Los insulares fueron quintos en Efectividad colectiva con 4.62 carreras permitidas por juego. El abridor Henry Centeno comandó la LVBP en Innings lanzados con 39 y 2 tercios.

A un ritmo muy parejo trabajaron abridores y relevistas, con 4.56 y 4.67 carreras permitidas por juego respectivamente. Henry Centeno con (2-0, 1.24 WHIP y 2.04 EFE) y Melvi Acosta con (|2-2, 1.65 WHIP y 3.77 ERA) guiaron a la rotación de abridores, mientras que Carlos Navas con (2-1, 0.67 WHIP, 0.75 ERA y 5 Juegos Salvados) comandó a los relevistas.

En lo que fue claramente la División más fuerte de la temporada (Occidental), al terminar su accionar y dejar registro igualado en victorias y derrotas con 20, Bravos de Margarita, que fue un gran equipo, terminó en el tercer lugar y lamentablemente quedó eliminado.

NAVEGANTES DEL MAGALLANES

A pesar de no haber contado con jugadores que forman parte del Béisbol Organizado, razón por la cual solo pudieron estructurarse con jugadores agentes libres y de ligas independientes, el Magallanes jugó un gran Béisbol, fue uno de los principales animadores y se clasificó a la Semifinal con balance de 21 Ganados y 16 Perdidos en la división Occidental.

Fue el quinto equipo en Average colectivo con .293 y sus con 29 Jonrones fueron segundos en la LVBP. Gran aporte el de los importados Welington Dotel (Dominicano, .385 Ave.), Leonardo Reginato (Brasileño, .383 Ave.), Reynaldo Rodríguez (Colombiano, 20 CA, 25 CI y .349 Ave.), Cade Gota (Norteamericano, .323 Ave.), Marc Flores (Mexico-Americano, 5 Hr´s) y el cubano Yordan Manduley, pero la voz cantante la llevó el jardinero venezolano Alberth Martínez con 6 Dobles, 8 Cuadrangulares y 25 Carreras Impulsadas y Anotadas. Martínez lideró la liga con sus 8 matracazos, mientras que el infielder Engelb Vielma fue el Líder en Triples con 3.

Con 4.01 de Efectividad fue el segundo mejor pitcheo de la LVBP. Sus abridores fueron efectivos con 4.32 pero el cuerpo de relevista estuvo mucho mejor con 3.71. Brandon Quintero, Anthony Vizcaya y Jorge Rondón comandaron el Bullpen. La rotación de abridores fue sustentada por la gran labor de Eric Leal, quien fue designado como el pitcher del año de la LVBP al liderar los departamentos de WHIP 1.11 y Efectividad 1.31, con 5 Ganados y 1 Perdido. Lo acompañó el abridor Wilfredo Boscán (2-1, con 1.21 WHIP y 2.87 ERA).

CARDENALES DE LARA

Los Pájaros Rojos fueron el cuarto mejor equipo ofensivo de la Liga con .289 de Average y sus 50 Cuadrangulares despachados, lo ubicaron junto a Caribes de Anzoátegui como los segundos máximos jonroneros del torneo. Con el madero destacaron el ex grande liga Gorkys Hernández (9 2B, 4 Hr´s, 27 CA, 18 CI y.324 AVE), el cubano Yordanys Linares (8 2B, 4 Hr´s, 19 CA, 29 CI y .320 AVE), el grande liga Ildemaro Vargas, el Jardinero ex liga mayorista Marcos Tábata y el ex Big Leaguer Carlos Rivero (4 2B, 5 Hr´s, 20 CA, 24 CI y .296 AVE).

Con 3.43 de Efectividad, los crepusculares contaron con el mejor pitcheo de la LVBP, siendo la única novena que permitió menos de 5 carreras por juego. Sus abridores trabajaron para 4.05 de Efectividad, comandados por Néstor Molina con 1.16 de WHIP y 2.90 de Efectividad, y Raúl Rivero (2-0, 1.30 WHIP y 3.38 ERA). Los relevistas Yapson Gómez, Ricardo Gómez, Vicente Campos, Pedro Rodríguez y Jesús Sánchez, estuvieron sencillamente extraordinarios. Los primeros dos permitieron menos de 2 carreras por juego y los siguientes tres, menos de 3 carreras.

Es el mismo equipo que ha ganado los últimos dos campeonatos y deja un claro aviso en la Ronda Regular, al liderar la División Occidental, la más fuerte, con 25 Triunfos y 15 Descalabros, siendo además, el mejor registro de las dos Divisiones.

Como balance, la Temporada Regular 2019-2020 arroja que la ofensiva fue la protagonista, al dominar al pitcheo. Además, con éste nuevo formato, Águilas del Zulia (19-21) y Bravos de Margarita (20-20), ambas novenas de la División Occidental, se vieron notablemente perjudicados con la modalidad de las divisiones, ya que solo el primer lugar de la División Oriental (Caribes de Anzoátegui) culminó con mejor registro. Los otros tres equipos, Tigres de Aragua, Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas, culminaron con 17-20. 16-24 y 15-25 respectivamente. Es decir, que de haber sido una única División, Águilas y Bravos abrían clasificado, mientras Tigres, Tiburones y Leones habrían sido los eliminados.

SEMIFINAL A: LARA VS. ARAGUA

Fue una serie muy cerrada que se extendió al máximo de 7 encuentros.

Los Tigres contaron con hasta ocho paleadores que batearon sobre .300 de Average en la serie, destacando que Ramón Cabrera, el Pollito Henry Rodríguez y Hernán Pérez jonronearon pero no pudieron superar el pitcheo de los Pájaros Rojos.

Guillermo Moscoso y el Dominicano Logan Duran, realizaron dos aperturas cada uno pero lograron solo una victoria por cabeza. El resto de los escopeteros fueron descifrados por la férrea ofensiva larense. Ildemaro Vargas conectó 14 imparables y bateó .438 de Average, siendo la bujía de una ofensiva en la que Gorkys Hernández y Carlos Rivero jonronearon dos veces, mientras que el cubano Yrdanys Linares y René Reyes también la sacaron, para apoyar el buen pitcheo de los abridores Willian Pérez y Raúl Rivero, así como del relevista Jesús Sánchez.

Los Cardenales de Lara celebraron su quinta clasificación consecutiva a la Serie Final.

SEMIFINAL B: ANZOÁTEGUI VS. MAGALLANES

Esta serie también fue muy reñida y se tuvo que decidir en un séptimo y último encuentro. Con 3 Cuadrangulares del Guardabosques Danry Vásquez y del Antesalista Renato Núñez, más 1 del infielder Brasileño Leonardo Reginatto, Magallanes complicó al Sub-campeón Caribes de Anzoátegui pero con 5 Jonrones, despachados por los Jardineros grande ligas Rafael Balita Ortega (2), Oswaldo Arcia (2) y Willians Astudillo (1), además de 7 de sus paleadores transitar toda la Semifinal sobre .300 de Average, al final la Tribu logró imponerse.

Los aborígenes ganan la Semifinal a Magallanes y son nuevamente finalistas.

GRAN FINAL: ANZOÁTEGUI VS. LARA

Por tercera vez, Cardenales de Lara y Caribes de Anzoátegui se enfrentaron en una final, siendo ésta la segunda de manera consecutiva entre ambos equipos. Se enfrentaban dos muy buenas ofensivas pero Cardenales contaba con el mejor pitcheo y Caribes tenía la desventaja de que sus juegos de local no fueron en su casa, el Estadio Alfonso Chico Carrasquel de la Ciudad de Puerto La Cruz.

Carlos Rivero por Cardenales y Oswaldo Arcia por Caribes fueron los únicos en conectar Cuadrangular pero tanto la buena ofensiva como el buen pitcheo, lo entregó fue Caribes de Anzoátegui al barrer en 4 juegos, con dos blanqueos (el primer juego 6 carreras por 0, y el segundo 1 carrera por 0) en Barquisimeto, casa de los Pájaros Rojos. Los juegos 3 y 4 en Valencia, los ganó la Tribu con marcadores abultados (6 a 9 el tercer juego y 7 a 8 el cuarto y último encuentro.

Alí Castillo, Luis Sardiñas, Jesús Sucre, Oswaldo Arcia, Willians Astudillo y Niuman Romero batearon sobre .300 de Average en la serie final. Mientras Cardenales conectó para .234 de Average, Caribes lo hizo para .331 de Promedio Ofensivo y es que nueve lanzadores de los aborígenes con un mínimo de 1 Inning lanzado en la fase definitoria, fueron absolutamente indescifrables con 0.00 de Efectividad, ahí se incluye a los abridores Guillermo Moscoso, Davíd Martínez y Andrés Machado, con 3, 4.2 y 5 Innings lanzados en sus aperturas respectivamente.

Los Caribes de Anzoátegui barrieron y es el nuevo campeón de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, Temporada 2020-2021.