Puig: 'El que pensaba que esto iba a terminar 4-0 está loco'

LOS ÁNGELES -- Dodgers de Los Ángeles saben que estuvieron a tres outs de tomar su avión este jueves y viajar con ventaja de 2-0 a Houston para enfrentar a los Astros.

Pero aseguran que desde el principio ellos conocían la dificultad de vencer a un equipo tan explosivo como los Astros y que tampoco están sorprendidos por la manera en que reaccionaron al final del Juego 2.

Los Astros remontaron en la novena para llevar el juego a innings extras y al final ganaron 7-6 en 11 entradas para igualar la Serie Mundial 1-1, en un partido que incluyó ocho cuadrangulares entre ambos equipos.

''Nadie dijo que iba a ser fácil'', afirmó el jardinero cubano de los Dodgers, Yasiel Puig. ''Nos enfrentamos a los dos mejores lanzadores que ellos tienen y tienen también buenos lanzadores preparados para nosotros en casa''.

''El que pensaba que esto iba a terminar 4-0 está loco porque por eso somos los dos mejores equipos del béisbol americano y por eso estamos en la Serie Mundial''.

Los Dodgers llegaron a la última entrada con la ventaja 3-2 y con su cerrador, el estelar Kenley Jansen, apenas un inning después de que el bullpen ya había recibido anotación por vez primera en 28 entradas en blanco en postemporada.

Ahí fue cuando comenzó la espectacular remontada y fiesta de batazos de ambos equipos.

Jansen recibió el primer cuadrangular, el de Marwin González; siguió Josh Fields, quien fue vapuleado con jonrones en turnos consecutivos de José Altuve y Carlos Correa, y al final George Springer botó la bola sobre Brandon McCarthy, el noveno lanzador que utilizaron los Dodgers este miércoles por la noche.

En el inter hasta Brandon Morrow, quien había estado casi perfecto en la postemporada, recibió una carrera; la segunda de los Astros, en el octavo capítulo.

''El bullpen hizo lo mejor que pudo. Nosotros tenemos entera confianza en nuestro bullpen'', dijo Puig. ''Ellos nos trajeron hasta acá. Han hecho un trabajo espectacular. Pero nadie es infalible. Hoy se confundieron de pitcheos y los muchachos de Houston aprovecharon''.

Los ocho cuadrangulares combinados, incluidos los de Joc Peterson, Corey Seager, Puig y Charlie Culberson implantaron marca para un partido de Serie Mundial, que en esta ocasión comenzó a 93 grados Fahrenheit.

Los Dodgers rechazaron por completo que el clima tuviera algo que ver.

''No es cuestión de que la bola esté corriendo'', consideró Puig. ''Todos los que pegaron jonrones, los dieron bastante largos y le pegaron bien a la pelota. Se quedaron los pitcheos ahí, los pitchers cometieron errores y los muchachos aprovecharon''.

Su compañero Culberson, quien entró únicamente a batear en la décimo primera entrada y la sacó del parque, coincidió con el cubano.

''Hubo bateo de contacto fuerte'', señaló. ''Esos batazos en cualquier lugar y cualquier clima se hubiera ido''.

Los Dodgers viajan este jueves a mediodía a Houston a tratar de conseguir triunfos que los acerquen al campeonato que se ha esquivado desde 1988.

''Enfrentamos a sus dos mejores lanzadores'', mencionó Culberson. ''Ahora tenemos que ir a allá a tratar de robarles partidos en casa, como ellos hicieron esta noche con nosotros. Esta serie entre los dos mejores equipos está igualada''.

El tercer partido de la serie será este viernes en el Minute Maid Park de Houston.

Los Dodgers mandarán a la loma al estelar japonés Yu Darvish (2-0, 1.59 en actuales playoffs), para enfrentar a Lance McCullers Jr (0-0, 2.08).