La primera parte de "Lance" el documental de ESPN en frases

Armstrong reconoció en el documental que se dopó durante toda su carrera, antes y después del cáncer. Getty Images

Lance Armstrong fue sancionado de por vida por su relación con el dopaje y despojado de los siete Tours de Francia que consiguió. Prometió “contar su verdad” y estas fueron sus frases más relevantes.

El dopaje: Hay varias formas de definir al dopaje. La más fácil es decir que es romper las reglas. ¿Nos inyectábamos vitaminas y cosas así a una corta edad? Sí, pero no eran ilegales. Siempre me dio curiosidad. Siempre pregunté, entendí y lo decidí por mi cuenta. Nadie me dijo, "no preguntes. Te pasará esto". Nunca habría hecho eso. Aprendí sobre lo que consumía y elegí hacerlo.

Falsificó documentos para correr Triatlón: En muchas carreras en Texas, en el sudoeste debes tener una edad mínima para competir en una triatlón. Debías tener 16, así que falsificamos mi certificado. Entré y les gané a todos. Falsifiqué el certificado, competí ilegalmente y les gané a todos.

Primer dopaje: En cuanto a cruzar la línea de haber admitido o haber dado un positivo en un test, fue a los 21 años. Mi primera temporada profesional. Es esa época en el deporte, era cortisona o sus precursores. Drogas que estimulan la producción de cortisona en el cuerpo.

La EPO: Los rumores sobre la EPO comenzaron en el 93. La gente le tenía miedo. Se decía que la gente moría al consumirla. Luego, en el 93 gané el campeonato mundial, vestí la camiseta arco iris en el 94 y me ganaron todos los días del año. Ya habíamos incursionado con dopaje de bajo octanaje, cortisona, lo que hubiera, pero la EPO fue otro nivel. Los beneficios en el rendimiento fueron tan buenos que el deporte pasó del dopaje de bajo octanaje de siempre, a este combustible de alto octanaje para cohetes. Y esa fue la decisión que debimos tomar.

La EPO estaba omnipresente. Y aún así nos negamos a usarla. Nadie del equipo Motorola del 94 pegó ese salto. Fue un año sin victorias. En el 95, fue aún peor. La consumían todos.

¿Cree que tuvo cáncer por el dopaje? No conozco esa respuesta. Y no quiero decir no, porque no sé si es correcto. No sé cuál es la respuesta pero no diría que no. Solo te diré que la única vez en mi vida que ingerí hormona de crecimiento fue en la temporada 1996. Y relaciono hormonas de crecimiento, en las células. Cuando algo bueno necesita crecer, lo hace. ¿No sería lógico decir si hay algo malo también podría crecer?

Fundación Armstrong: Cuando me diagnosticaron cáncer, vi mi situación. Pensé, hay que hacer algo para ayudar. Teníamos expectativas muy modestas. Íbamos a hacer una carrera anual en Austin, tratar de recaudar fondos, encontrar a quién darle el dinero y listo.

Lo que piensa de su historia: Los últimos cinco años han hecho que me detenga y trate de entenderme no solo a mí mismo. Sino lo que esta historia significó para otros, lo que significó para el mundo. Y...pensar en eso es abrumador. Nunca supe que la historia fuera tan grande. Sabía que era grande, pero no sabía que fuera tan grande. Si compitiera hoy, podría decir con quiénes estaría a la par. Estaría a la par de Michael Phelps, LeBron James y veo dónde están ellos. Solo ahora caigo en cuenta, "Ahí es donde estabas". En realidad no lo extraño. Si me hubiera quedado, no habría sido bueno para mi familia.

¿Después de enfrentar a la muerte, fue difícil tomar EPO? No. No será una respuesta bien aceptada, pero en muchos sentidos la EPO es una droga segura. Con ciertos recaudos, que se tome de forma correcta, con ayuda profesional, que se consuma en cantidades convencionales. Hay cosas peores que puedes poner en tu cuerpo.

La temporada de 1998: Me sentí frustrado y renuncié. Mi esposa de entonces y un grupo de amigos, me decían, no puedes irte así. “Tienes que terminar la temporada, termínala y podrás retirarte”. Cuando regresé a fines del verano, me propuse algo: terminar todas las carreras que empezara. Y empecé a ganar todo. Gané el Tour de Luxemburgo, una carrera en Alemania, clasifiqué cuarto en La Vuelta a España.

La segunda parte de este documental será el miércoles 24 de junio a las 22 H (COL) por ESPN 2.